La Legislatura de Córdoba aprobará hoy un proyecto de ley que obliga a los productores agropecuarios a forestar el 1% de la superficie de sus campos. Cuestionamientos de bloques opositores y ambientalistas.

La Legislatura cordobesa aprobará hoy el proyecto oficial de la Ley Agroforestal.

El Proyecto de Ley Agroforestal que el gobernador Juan Schiaretti elevó a la Legislatura será considerado hoy y sería aprobado por la mayoría oficialista de Unión por Córodba (UPC) con el apoyo de la mayor parte del interbloque de Cambiemos (UCR, PRO y Frente Cívico).

La iniciativa tiene como objetivo la forestación obligatoria de al menos un uno por ciento de la superficie de los campos sembrados. Prevé que el  productor presente un plan forestal y cumpla con el mismo de manera gradual al cabo de 5 años. El no cumplimiento contempla sanciones que se aplicarán sobre el impuesto inmobiliario rural, con multas que pueden alcanzar hasta el 100 por ciento del valor del mismo. También intenta generar un marco para las inversiones en la industria forestal y bioenergética.

Es rechazada por ambientalistas y los bloques de Córdoba Podemos y el FIT. Los puntos centrales de la disidencia, son la falta de explicitación técnica de las especies exóticas o invasoras que no deberían ser sembradas y la protección del bosque nativo. El FIT plantea, además, que esta ley busca enmascarar el avance de la deforestación de bosque nativo y que al promover una industria forestal y bioenergética se producirá una alteración del equilibrio de los ecosistemas.

El problema de fondo es la deforestación de especies nativas que sufrió el territorio provincial. Se estima que en la actualidad queda apenas una porción de entre 3 y 5% de su superficie cubierta por bosque nativo.

Cuando el proyecto fue elevado para su tratamiento, Fabián López, ministro de Agua Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia, apuntó en su defensa, que “es una complementación del programa “Pintemos Córdoba Verde”, además de cumplir con políticas nacionales e internacionales a las que nuestro país se ha comprometido, como los objetivos de la Cumbre de París 2015. También este plan ayudará a que las diferentes cuencas puedan absorber y recuperar el balance hídrico que fue destruido precisamente por falta de este balance vegetal”.

“No sólo necesitamos hacer ascender las napas, sino también recuperar la capacidad de regulación de los bosques con especies exóticas o nativas, a los fines de proteger las cuencas. Este plan tiene un conjunto de ventajas ambientales. Es muy importante remarcar que esto no es optativo. El ponerse al lado de la protección de la cabecera de cuenca, de recuperar el paisaje, de evitar la erosión hídrica, no es una opción, sino una obligación”, enfatizó López.

El gobierno se plantea también el aspecto industrial, que permitirá la forestación con especias destinadas a la industria maderera y de producción de bioenergía.

Ayer, durante el plenario de las comisiones de Asuntos Ecológicos y de Agricultura, Ganadería y Recursos Renovables; de Asuntos Constitucionales, Justicia y Acuerdos; y de Promoción y Desarrollo de las Comunidades Regionales de la Legislatura de Córdoba, se discutió alrededor de las demandas de ambientalistas y partidos políticos opositores a la ley. En ese sentido, se produjeron dos avances: Se incluyó la definición de especies “no invasivas” aunque no se agregó un listado específico, y se prohíbe la implantación de especies exóticas en predios en los que exista bosque nativo.

LOS PRINCIPALES PUNTOS 

-Todos los predios destinados a la producción agropecuaria estarán obligados a reforestar al menos el uno por ciento de su superficie en un plazo de 10 años.

-Deberán presentar su plan de forestación antes del 30 de junio de 2018.

-La autoridad de aplicación es el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

-Habrá una multa equivalente al 100% de la liquidación total del impuesto inmobiliario rural del predio para quienes incumplan con la forestación.

-No se podrán implantar especies exóticas en predios donde haya bosque nativo.

-Estará prohibido incluir especies invasoras en las forestaciones.

KOPTA: “CON EXÓTICAS NO SE RESUELVE EL PROBLEMA”

El biólogo Federico Kopta aseguró ayer que la nueva ley agroforestal no indica qué “especies exóticas e invasoras en zonas con monte nativo no deben implantarse, lo que podría generar muchos más daños que beneficios. Con vegetación exótica no se resuelve el problema. Tenemos un imaginario en donde pensamos que si plantamos árboles hacemos el bien. Sin embargo, hay especies que son muy demandantes de agua mientas que otras son invasoras”, explicó el especialista en una entrevista que le realizó Cadena 3.

Agregó que algunas especies invaden zonas gracias al excremento de las aves: “Este tipo de especies puede ser muy agresiva y reemplazar a una nativa. Es necesario tener en cuenta que, si se van a utilizar este tipo de especies, se hagan con clones o híbridos estériles, para multiplicar sólo esas y evitar invasiones”.

El biólogo remarcó que “en 80 años la ciudad es posible que avance sobre forestaciones que se realicen ahora y se deba convivir con esos árboles. Y si esos árboles son peligrosos porque se desgajan o son muy combustibles, vamos a tener problemas cuando se caigan las ramas o se produzcan incendios de interfase”, explicó.

Consultado sobre las hectáreas que se forestarían, el biólogo estimó que el 1% es una cifra exigua: “Según estimaciones del Gobierno, serán 150 mil hectáreas en 10 años para lo que se necesitarían unos 30 millones de árboles. Sin embargo, no se aclara que hay campos que ya están forestados. Estamos hablando de aquellos campos que no han dejado nada”.

NEBREDA: “PROTEGER EL BOSQUE NATIVO”

La legisladora de Córdoba Podemos, Carmen Nebreda, dijo ayer que “es fundamental que podamos trabajar sobre el capítulo referido a la selección de especies forestales. Esto es importante para que en la práctica se prohíban las especies que no son ventajosas para el ecosistema de la Provincia, según cada región y sobre la base de criterios técnicos”.

También señaló que “esperamos que antes de que esta normativa sea tratada en el recinto, podamos incorporar restricciones que no permitan que esta ley avance sobre territorio donde el bosque nativo debe ser conservado. En este sentido, el ordenamiento territorial es un tema donde todavía la Legislatura está en deuda con los cordobeses”.

RECHAZO DEL FIT

Por su parte, el Legislador del Frente de Izquierda, Ezequiel Peressini afirmó que “en diciembre de 2016 y en simultáneo con el proyecto de Ley para modificar la Ley de Bosques el gobierno ingresó en la legislatura la Ley Agroforestal, con la que busca generar un negocio millonario con los ‘servicios ambientales’ y el gran negocio de la madera. La Ley Agroforestal es el complemento de la modificación de la Ley de Bosques, la Ley Nacional 25080 de Inversiones para Bosques Cultivados y el decreto provincial 1673 de 2009 que creó el Programa Provincial de Forestación hoy vigente, con los cuales subsidian las inversiones de quienes amplíen los bosques existentes”.

El Legislador agregó: “Con esta nueva ley obligan a los productores agropecuarios a forestar o reforestar el 1% de sus extensiones productivas, habilitan la incorporación de especies exóticas de alto valor comercial para fomentar el negocio de la madera, emprendimientos bioenergéticos, y la ganadería bajo sistema silvopastoril, entre otros. Estas actividades foresto industriales no contribuyen a la conservación y restauración de la biodiversidad o  a mejorar la receptación de carbono, infiltración de agua y evitar la erosión eólica, si no que generaran un gran negocio que profundiza el desastre ambiental en nuestra provincia. Las actividades agroforestales “pintan de verde el paisaje” para luego destruirlo, utilizan gran cantidad de agrotóxicos e inevitablemente compiten con la vegetación autóctona que por crecer más rápido es considerada “plaga” o “maleza” por los empresarios. Las especies introducidas consumen gran cantidad de agua destruyendo el equilibrio hídrico de las regiones.”

Finalmente, Peressini afirma que “esta Ley Agroforestal es el puntapié con el que (Juan) Schiaretti busca conquistar el consenso necesario para la aprobación de la repudiada modificación de la Ley de Bosques. No podemos confiar en un gobierno que lleva 17 años entregando el ambiente y los recursos naturales y en un Ministerio de Agricultura que es responsable de que nuestra provincia haya tenido las tasas de desmonte más altas del mundo, y que durante 2016 hayamos perdido 1600 hectáreas de invaluable bosque nativo. Hoy solo nos queda el 3%, y quieren reducirlo a la mitad y con esta nueva Ley Agroforestal buscan remplazarlo por cobertura arbórea exótica comercializable y avanzar en la modificación del uso del suelo reduciendo las aéreas protegidas, este es el motivo por el cual aprueban esta Ley antes de definir los mapas de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo.”

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com