Ahora Leyendo
Lavagna le respondió a Macri y pide que empiece a renegociar la deuda externa

Lavagna le respondió a Macri y pide que empiece a renegociar la deuda externa

El ex-ministro de Economía, Roberto Lavagna, escribiendo la respuesta al presidente Mauricio Macri.

El precandidato la presidente, Roberto Lavagna respondió por carta la convocatoria del presidente Mauricio Macri para el acuerdo de gobernabilidad. Si bien no desestima la posibilidad de participar de la búsqueda de acuerdos, señala que debe "ser genuina", y demanda al gobierno que "dada la enorme deuda tomada en los últimos 3 años, un proceso serio de alargamiento de las fechas de vencimiento de lo adeudado con al FMI. Este hecho es reconocido por el propio organismo internacional y sería positivo que el gobierno, aprovechando sus relaciones con el FMI, sea quien de forma inmediata inicie un proceso que de sostenibilidad de la deuda".

Enredacción-Te contamos

Plantea que "la búsqueda de consensos es absolutamente central y tiene que ser genuina", y rebate cada uno de los 10 puntos propuestos por el oficialismo.

Publi-Web-Muni-2

Dice además que se necesita de "una búsqueda de consensos que permita realmente discutir despojados de la cuestión electoral, con la apertura suficiente para escuchar que el otro tiene ideas diferentes".

La respuesta del ex-ministro de Economía cuestiona los 10 puntos del oficialismo.

También le acerca el documento Consenso19, elaborado con sus aliados, para sumarlo al debate. En ese sentido, señala que "después de años de desencuentros entre los argentinos y de políticas que han provocado un enorme deterioro económico y social, así como un retroceso del país en el concierto de las naciones, un conjunto de organizaciones políticas, sociales, sindicales, empresariales y de personas, preocupadas por el futuro de la Nación y dispuestas a contribuir al propósito de una firme recuperación, elaboraron los siguientes Lineamientos Básicos para un Gobierno de Unidad Nacional, basado en preceptos profundamente humanísticos, apuntados al desarrollo integral para alcanzar un Estado con justicia y prosperidad".

La respuesta de Lavagna incluye el siguiente análisis de los puntos planteados por el gobierno nacional:

-1) Lograr y mantener el equilibrio fiscal tanto en la Nación como en las Provincias.

El equilibrio fiscal logrado por medio de un estancamiento y recesión económica que lleva ya ocho años, no es ni viable, ni sostenible en el tiempo. Solo una economía en marcha, que movilice los recursos ociosos hoy disponibles, puede alcanzar un equilibrio que sea además socialmente aceptable.

-2) Sostener un Banco Central independiente en el manejo de los instrumentos de  política monetaria y cambiaria, en función de su principal objetivo que es el combate a la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos.

El Banco Central no debe ser quien fije la política económica, por ende la política cambiaria, sino el que -con autonomía- opere el costado monetario del programa de gobierno sin desatender, como ocurre en todo el mundo, el objetivo del empleo.

-3) Promover una integración inteligente con el mundo, trabajando para el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones.

No hay crecimiento de exportaciones (excepto las primarias) cuando hay combinación de recesión y manipulación del tipo de cambio. Ambas cosas destruyen la capacidad de exportar.

-4) Respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión.

Esta ha sido siempre nuestra posición. De todas formas no debe obviarse que para que existan inversiones, además de seguridad jurídica, deben existir condiciones de demanda y por ende de rentabilidad probable, que justifiquen la inversión.

-5) Creación de empleo formal a través de una legislación laboral moderna, que se adapte a las nuevas realidades del mundo del trabajo sin poner en riesgo los derechos de los  trabajadores.

La legislación laboral no crea empleo por sí solo. Se crea empleo cuando la economía crece de manera estable y solo en ese contexto se ayuda con legislación y la aplicación judicial de la misma, de modo de lograr las imprescindibles mejoras de la productividad. No solo importan las nuevas realidades sino también las viejas necesidades y en ese sentido hay que tener presente que tenemos hoy como sociedad 7.000.000 de personas en condiciones laborales de desempleo abierto o encubierto y de bajísima productividad.

-6) Reducir la carga impositiva nacional, provincial y municipal, empezando por los impuestos más distorsivos.

Por nuestra parte considero útil darle contenido concreto al enunciado muchas veces expuesto. Para nosotros son esenciales la rebaja de impuestos indirectos en bienes de mayor necesidad, que son regresivos y el estímulo a la inversión con creación de empleo.

Ver también

-7) Consolidación del sistema previsional sostenible y equitativo que de seguridad a los  jubilados actúales futuros. 

Efectivamente este es un tema central que como sociedad debemos enfrentar, recordando que estos objetivos no son alcanzables en el marco de una economía que no crea empleo y donde la relación activos aportantes/pasivos no resulta sostenible.

-8) Consolidación de un sistema federal transparente que asegure transferencias a las provincias no sujetas a la discrecionalidad del Gobierno Nacional de turno. 

Efectivamente esa es la letra y el espíritu de la Constitución Nacional y los avances desde hace muchos años, no han estado a la altura de las necesidades de un federalismo genuino.

-9) Asegurar un sistema de estadísticas profesional confiable e independiente. 

Es importante dejar en claro que esas condiciones hoy existen y que se trata de mantenerlas. De lo contrario podría darse la interpretación que ello no es así y servir de excusa a argumentaciones de numerosos litigantes contra el país o sus empresas.

-10) Cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores. 

Ya todos hemos señalado la importancia de cumplir con las obligaciones, lo cual requerirá, dada la enorme deuda tomada en los últimos 3 años, un proceso serio de alargamiento de las fechas de vencimiento de lo adeudado con al FMI. Este hecho es reconocido por el propio organismo internacional y sería positivo que el gobierno, aprovechando sus relaciones con el FMI, sea quien de forma inmediata inicie un proceso que de sostenibilidad de la deuda. El acuerdo debe buscar, además, generar un compromiso entre la sociedad y el oficialismo y las alternativas políticas. Es la sociedad la que en medio de la actual situación de crisis económica demanda certezas.

Foto Principal: El ex-ministro de Economía, Roberto Lavagna, escribiendo la respuesta al presidente Mauricio Macri.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción