Durante el Congreso de Secretarios Generales de la UOM, que trata la posición del gremio frente al fracaso de la paritaria nacional, la delegación de Córdoba propuso bloquear los puertos para frenar las importaciones industriales. Las cámaras empresarias propusieron un 12% de incremento anual y el gremio quiere un mínimo de 17.000 pesos.

Las importaciones aumentaron 19% en 2017.
Municipalidad Río Cuarto-Gas

“La situación de los trabajadores metalúrgicos es complicada. Vemos que a este gobierno nacional no le interesa demasiado la industria y la producción y se nota por las importaciones, que entran libremente y hacen que caigan empresas en Argentina o que dejen de producir para comercializar lo que traen de afuera. Hay terminales automotrices que traen los autos completos de afuera, lo mismo con maquinas, locomotoras, con todo. No le podemos hacer ningún valor agregado. Si esta situación se consolida, tenemos poca fuerza para discutir salarialmente lo que corresponde”. El que habla desde Mar del Plata, es el secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica de Córdoba, Rubén Urbano, ciudad donde se realiza el Congreso de Secretarios Generales de la UOM. El gremio que conduce a nivel nacional Antonio Caló podría disponer hoy un paro de actividades en protesta por la propuesta de aumento salarial de las cámaras empresarias para 2018.

No es casual el planteo de Urbano: el país aumentó las importaciones de insumos industriales en el complejo automotriz, el principal sostén del trabajo metalúrgico, tanto en 2016 como en 2107. En los dos períodos, ese incremento fue casi del 40%, según los datos recabados por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA). No es este el único sector industrial donde esto sucedió. A su vez, la balanza comercial (exportaciones menos importaciones) finalizó 2017 con el déficit más alto de la la historia: 8.471 millones de dólares. La cuenta de compras en el exterior se incrementó un 19% en el año, contra 0,9% de las ventas.

Urbano precisó que “nos están pagando salarios de pobres, lo que estamos pidiendo nosotros es la canasta básica, esto es 17.000 pesos. El lunes pasado se fracasó en esa reunión de paritaria, pero el Congreso Nacional va a llevar adelante algún tipo de medida de fuerza. Eso lo vamos a definir hoy”.

Los empresarios mantuvieron la oferta de 12% anual, y la UOM insiste con 17 mil pesos de mínimo (al borde la línea de pobreza, con un mínimo actual que está por debajo de esa cifra) y 15% de suba anual con clausula de actualización.

El dirigente sindical afirmó que “era previsible el fracaso. Ante la debilidad de las posiciones del secretariado nacional la respuesta patronal se esperaba. Por eso la Delegación Córdoba de la UOM  llevó la postura de intensificar y profundizar la protesta y reclamar el cese de las  importaciones por parte del gobierno nacional, y postulando un plan de lucha que culminaría en la toma de los puertos de todo el país para bloquear el desembarco de importados. Pero tanto el Secretariado como el Consejo Directivo, equivocadamente ha rechazado nuestra posición”.

“Lamentablemente, los compañeros seguirán perdiendo su fuente de trabajo si la UOM no se pone al frente de esta lucha para parar estas medidas del gobierno nacional. Es una pena que no se hayan tomado medidas de fuerza al respecto”, dijo Urbano.

La seccional cordobesa tampoco descarta poner en marcha un plan de lucha de propio, para intentar destrabar la negociación salarial.

“Hay que frenar las importaciones de hecho y hacerle entender al gobierno nacional que es necesario defender la soberanía nacional, porque defender la industria es defender la soberanía nacional. La postura de Córdoba no ha sido aprobada y van a seguir entrando los productos de importación. Si esto sucede no habrá posibilidad de discutir salarios porque no habrá fuentes de trabajo”, concluyó el dirigente de la UOM.

LAS IMPORTACIONES SECTOR POR SECTOR

Los textiles terminados, calzado, juguetes y artículos deportivos y marroquinería sufrieron una dinámica de fuerte expansión de las importaciones en el año 2016 que continuó durante 2017, que si bien mantuvieron su crecimiento, lo hicieron a una tasa menor que el período anterior. El sector de textiles terminados fue aquel cuya variación acumulada fue la más alta de estos cuatro (+56,5%), seguido por el del calzado (+43,4%), el de juguetes y artículos deportivos (+34%) y, por último el de marroquinería (+26,9%).

Por el lado de la industria del mueble y el complejo automotriz mostraron un crecimiento de las importaciones durante el 2016, pero no de tanta envergadura como lo fue en el año 2017. Estos sectores han tenido un comportamiento similar entre sí, incrementando sus importaciones en 41,5% y 39,9% respectivamente (acumulado). Este último es el que impacta en el complejo metalmecánico donde se encuentran los afiliados de la UOM.

Los datos fueron dados a conocer en un estudio de CEPA (Centro de Economía Política Argentina).

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com