Ahora Leyendo
La reforma laboral avanza de hecho

La reforma laboral avanza de hecho

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. (Foto Prensa IDEA / Archivo).

Desde hace varios años, el gobierno nacional  viene alentado la reforma laboral en la Argentina. Hay que decir con todas las letras, que esta reforma laboral que se busca aprobar legalmente en el Congreso, es verdaderamente ruinosa para la clase trabajadora argentina.

VER MÁS ARTÍCULOS DE CARLOS CAFURE.

Enredacción-Te contamos
Publi-Web-Muni-2

No es una reforma para que se blanquee  el gran número de activos que inescrupulosos empleadores tienen trabajando, sin ser debidamente registrados y en clara infracción a los marcos legales vigentes.

No es una reforma para mejorar los convenios colectivos de trabajo ni para mejorar las condiciones dignas de trabajo, ni para nivelar hacia arriba los salarios. No es una reforma para  beneficiar al trabajador argentino. Se trata de una reforma, que buscará  flexibilizar el trabajo en nuestro país.

Intenta beneficiar a quienes no registran  a sus trabajadores (premiando a quienes incumplen la ley) y busca discutir Convenios Colectivos de Trabajo y salarios a la baja. Procura empeorar las condiciones de trabajo.

La reforma se propone avanzar sobre los derechos y conquistas obtenidos a lo largo de la historia por el movimiento obrero argentino, a través de dirigentes como Agustín Tosco, Atilio López, o René Salamanca, entre otros.

Se trata de una reforma que pretende llevarnos a la era de hielo en materia laboral, es decir, a una suerte de esclavitud moderna.

El gobierno nacional si bien no ha logrado aprobar está nefasta reforma en materia laboral, ha conseguido avanzar de hecho, por actividades, de forma sectorizada.

En ese sentido pudo flexibilizar las condiciones de muchos sectores, en los que por acción u omisión, algunos dirigentes que dicen ser sindicales, han consentido que la reforma laboral en su actividad sea un hecho.

¿Los trabajadores piensan seguir sosteniendo en los sindicatos a personas que en vez de trabajar para el bienestar de sus representados se dedican a trabajar para su propio bienestar? ¿Están dispuestos a seguir perdiendo sus derechos y conquistas históricas en manos de dirigentes sindicales funcionales y genuflexos al poder político?

Los trabajadores deben dejar de criticar a esos dirigentes, y deben comenzar exigirles que cumplan la función para la que fueron elegidos por su voto en las elecciones. Por suerte no son la mayoría. Hay muy buenos sindicalistas en la actualidad.

Ahora bien, el tema C.G.T también merece ser analizado. ¿Qué esperan los sindicatos de nuestro país para convocar urgente  a elecciones y designar a un conductor que esté a la altura de las circunstancias en la C.G.T.? ¿Hasta cuándo se va a seguir sosteniendo a los actuales dirigentes de la central obrera,  los cuales no defienden para nada a los trabajadores y a los jubilados, ni cumplen su función, habiendo transformado a esta importante central obrera en una cáscara vacía de contenido, de convicciones y de  acción gremial? ¿Cuántos trabajadores más tienen que perder el trabajo en el país por la inacción sindical de la C.G.T.? ¿Hasta cuando los jubilados van a seguir padeciendo la situación de indigencia en la que los tiene sumergido el gobierno actual, con jubilaciones de hambre, sin medicamentos, y con recortes en sus prestaciones?

Señores de la C.G.T.: “Si les queda algo de dignidad, den un paso al costado...”.

Es hora de defender enérgicamente a los trabajadores de este modelo anti obrero actual del gobierno nacional (que es acompañado por varios dirigentes políticos que dicen ser de la oposición en distintas provincias), y que busca eliminar los derechos y conquistas de quienes representan.

Hay algunos sindicalistas que deben empezar a preocuparse de cumplir su rol para con sus bases y dejar de andar sacándose fotos o expresando  abiertamente su apoyo a políticos de turno.

La militancia política del dirigente sindical se debe hacer puertas afuera del sindicato. Puertas adentro del sindicato,  los sindicalistas sólo deben hacer política gremial.

Ver también

* Carlos Emanuel Cafure es abogado laboralista y delegado Gremial del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba.

--

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.

--

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción