Lo confirmó anoche el gobierno. La presión de la líder de la Coalición Cívica, Lilita Carrió y el reclamo de la UCR de morigerar el impacto de los tarifazos, obligó al Ejecutivo a volver sobre sus pasos. El miedo a la reacción social cuando comiencen a llegar las facturas a los hogares, condiciona la política tarifaria del gobierno en los sectores de energía, gas y agua. Pese al fracaso de la sesión legislativa, el tema abrió una brecha política.

El diputado salteño, Alfredo Olmedo. Foto: Prensa Cámara de Diputados.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

Los tarifazos planificados por el ministro de Energía y Minería y ex CEO de Shell, Juan José Aranguren, terminaron dividiendo a Cambiemos. Lilita Carrió llamó a encontrar una tercera posición en el tema y la UCR presentó una propuesta para dividir los pagos. Sin embargo, muchos de los intendentes y concejales radicales de la provincia de Buenos Aires reclaman que las tarifas se actualicen por el índice salarial. Esa es la misma propuesta del Frente Renovador de Sergio Massa y el bloque Argentina Federal de los gobernadores peronistas. La foto del miércoles dejó solos al presidente Mauricio Macri y los CEOs del Gabinete en defensa de los incrementos tarifarios, una verdadera transfusión de recursos a las compañías de electricidad, gas, agua y transporte.

Del mismo lado que el presidente y las principales figuras de su gabinete se ubicaron las empresas energéticas: señalaron que es “inviable” un congelamiento tarifario como reclamó el kirchnerismo.

Ayer, la oposición consiguió sentar a 128 diputados propios, uno menos que los 129 para sesionar. Fueron claves varios faltazos de legisladores de los tres sectores del PJ. El gobernador Juan Schiaretti le dio otra mano al presidente Mauricio Macri, dejando fuera de la sesión a su mujer, la diputada Alejandra Vigo. Un llamado de último momento, según una fuente del Ministerio del Interior, también alejó del recinto al ex intendente de Villa Dolores, Juan Manuel Pereyra (Concertación Forja). Pese a ello, la presencia del diputado salteño Alfredo Olmedo pudo haber permitido logra quórum a la oposición, pero el controvertido legislador luego de que se le acercara el cordobés Javier Pretto (PRO), se retiró e impidió que se conformara el quórum de 129. Olmedo fue tratado de “coimero” por los diputados presentes.

La diputada nacional, Alejandra Vigo. Foto Prensa Gobierno de Córdoba.

Igual, el quórum no se conformó por pocos instantes. Agustín Rossi y Graciela Camaño aseguraron que estaba llegando el diputado que faltaba y momentos después apareció el misionero Daniel Di Stefano, pero Olmedo ya no estaba y la sesión había sido levantada por el presidente de la Cámara Emilio Monzó.

En total, siete diputados cordobeses del PJ y FPV fueron los que intentaron conformar quórum. No estuvieron en la fallida sesión los nueve pertenecientes a Cambiemos (PRO, UCR y Coalición Cívica), la peronista Vigo y el radical K Pereyra.

“Hubo una maniobra absolutamente oscura. Lo han hecho en nombre de la transparencia y el cambio que pregonan. Esto es peor que el diputrucho”, gritó Graciela Camaño, con la sesión ya levantada.

Araceli Ferreyra, del Movimiento Evita, fue todavía más dura: lo llamó “el chanta vestido de amarillo” y dijo que ahora “además de esclavista y golpeador de mujeres, es responsable del tarifazo a los argentinos”.

A los bloques opositores les faltaron además los siguientes diputados:

-No estuvieron el ex gobernador de La Rioja Luis Beder Herrera (Bloque Justicialista) y el petrolero Alberto Roberti.

-Sólo hubo 2 de 6 santiagueños (Norma Abdala de Matarazzo y la ex gobernadora Claudia Ledesma).

-Faltaron tres del FpV-PJ: el metalúrgico Abel Furlán, la chaqueña Analía Rach Quiroga que está embarazada; y el santacruceño Juan Vázquez.

-Facundo Moyano (Frente Renovador) estuvo ausente porque viajó a Estados Unidos a realizar una maestría y pidió licencia hasta el 25 de junio.

-La peronista catamarqueña Silvana Ginocchio llegó tarde.

Los 128 diputados presentes pertenecían al PJ/FPV, Bloque Argentina Federal (peronismo dialoguista), Frente Renovador (Sergio Massa), Movimiento Evita, Libres del Sur, Socialistas de Santa Fe, FIT, Partido Intransigente, Peronismo de San Luis y monobloques justicialistas.

El bloque de Martín Lousteau no estuvo.

La iniciativa que intentaron tratar consistía en atar la suba de tarifas a la movilidad de los salarios. Planteaba la aplicación desde noviembre de 2017, cuando empezó la última temporada de tarifazos.

Las empresas, según esa iniciativa, deberían devolver lo que cobraron por encima de ese índice. y, además proponían una rebaja del IVA a los servicios públicos y a las Pymes y se creaba una tarifa social a partir de la cual los beneficiarios sólo pagarán el 20% del valor de la factura.

LA PROPUESTA DE LA UCR

El titular de la UCR, Alfredo Cornejo, le envío a Mauricio Macri una propuesta para acotar los efectos de los aumentos en la tarifa del gas, con el respaldo del bloque de diputados nacionales. El proyecto radical no toca los aumentos tarifarios, sino que los prorratea, llevando el 50% del valor de la factura en los meses de alto consumo a los mes meses de bajo consumo. El plan B de la misma propuesta es estirar los aumentos hasta fines de 2019, en lugar de concretarlos ahora.

EN CÓRDOBA

El kirchnerista bloque de Córdoba Podemos presentó en la Legislatura cordobesa un proyecto de ley que prohíbe los aumentos tarifarios de luz, gas, agua y cloacas y retrotrae las tarifas al 31 de diciembre de 2017. El planteo es similar a la iniciativa propuesta por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com