Ahora Leyendo
La leyenda de Scola se agiganta: se convirtió en el segundo máximo anotador de los mundiales

Lunes 28 de Septiembre de 2020

La leyenda de Scola se agiganta: se convirtió en el segundo máximo anotador de los mundiales

Luis Alberto Scola se ríe. Saluda con su mano derecha en alto el reconocimiento de todo el estadio, que se pone de pie para aplaudir una noche histórica en China. El capitán, que parece no tener fecha de vencimiento, tuvo una actuación memorable ante Nigeria al anotar 21 puntos y bajar 10 rebotes; que sirvieron no solo para asegurar la clasificación a la segunda fase, sino también para convertirse en el segundo máximo anotador de los Mundiales con 611 puntos.

Enredacción Socios

"Ahora no le doy importancia a eso, no es momento de hablar de esas cuestiones. No es que me dé lo mismo, pero son cosas que se valoran después. Sí entiendo que se logra algo así por estar mucho tiempo en un lugar y por poder estar a nivel. No sé si hay mucha diferencia entre segundo y tercero, pero bueno, es algo lindo", afirmó Luifa minutos después de la victoria por 94 a 81 sobre los africanos.

Manula

Scola había entrado al encuentro con 588 tantos anotados en sus 34 presentaciones en la Copa del Mundo, 15 de ellos en el debut del sábado frente a Corea. Con la cosecha ante los nigerianos, llegó a 611 y logró superar los 594 que tenía el australiano Andrew Gaze, quien ahora cayó al último lugar del podio. El líder (que parece inalcanzable) es la leyenda brasileña Oscar Schmidt con 906 unidades.

Top 5 de anotadores en Mundiales
Jugador Puntos Partidos
Oscar Schmidt (Brasil) 906 34
Luis Scola (Argentina) 611 35
Andrew Gaze (Australia) 594 29
Drazen Dalipagic (Yugoslavia) 563 35
Piculín Ortíz (Puerto Rico) 511 33

"Es muy difícil sostenerse durante 24 años en el máximo nivel internacional como lo hace Luis. Hay que entender que con 39 años le hizo 21 puntos a Nigeria, un rival durísimo y muy físico. Scola es una bestia. Siempre estaré agradecido a don Luis. Algún secreto debe tener". Las palabras de Sergio Hernández que dimensionan la proeza del capitán argentino.

El australiano Andrew Gaze que también está en China como comentarista para LiveBasketball.tv, fue uno de los primeros en felicitar a Scola por su logro: "Has sido un jugador fantástico durante muchos, muchos años. Es un día triste para mí, un gran día para ti. Por cierto, tu llevas cinco Copas del Mundo; yo, solo cuatro", agregó en tono de broma. "Eres un campeón. Te has dedicado al equipo nacional durante muchos años y no puedo estar más feliz por tí y tu logro".

SIGUE SUMANDO

Este nuevo hito no es el único con el que cuenta Luis Scola en los Mundiales. Sumando los torneos del nuevo milenio, Scola es el líder en puntos (573), minutos (909), tiros de campo convertidos (214), dobles convertidos (210), rebotes totales (215), defensivo (137) y ofensivos (78); y es el segundo en triunfos (25) y tiros libres anotados (141). La lista no termina ahí, además Ganó 25 de los 33 partidos que disputó en Mundiales con Argentina, Anotó la misma o más cantidad de puntos que 13 equipos en total en la historia de esta competencia, y logró 30 o más tantos en 6 de sus 33 partidos en Mundiales, 5 de ellos de forma consecutiva en 2010.

Esta es la quinta Copa del Mundo para el ex Ferro, algo que sólo se había visto en tres oportunidades: lo lograron dos boricuas como Jerome Mincy (1986, 1990, 1994, 1998, 2002) y Daniel Santiago, y el brasileño Marcelinho Machado (éstos últimos jugaron los torneos de 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014).

LOS CINCO MUNDIALES

Su figura comenzó a multiplicarse en la Copa del Mundo de 2002. En Indianápolis tuvo un gran mundial, pero con la camiseta número 11, ya que la casaca número 4 estaba en poder de Juan Ignacio Pepe Sánchez. En aquel histórico torneo (Subcampeón) y que comenzó con la historia de la Generación Dorada, Scola, con 22 años, sumó 83 puntos y tomó 30 rebotes, con 9 partidos disputados.

Promedios: 9,2 puntos (50% campo), 3,3 rebotes y 1,1 asistencias (18,4 minutos, 9 partidos).

Festejando en Indianápolis 2002. Foto: AP.

Después llevó su talento al Mundial 2006 en Japón, ya con la 4 en la espalda, cuando elevó su producción a 129 tantos y 63 rebotes, en 9 encuentros. Scola era una estrella absoluta en Europa, y en el Mundial estrenó su rol como titular en el equipo. Lo suyo, obviamente, fue pura consistencia. Terminó como el segundo máximo anotador detrás de Manu, con 8 de sus 9 presentaciones arriba de los 10 tantos.

Promedios: 14,3 puntos (53,6% campo), 7,0 rebotes, 1,6 asistencias (25 minutos, 9 partidos)

Ver también

Un Scola con tres temporadas en la NBA (Houston Rockets) llegó a Turquía 2010 como referente absoluto de aquel equipo de Sergio Hernández que no tenía a Manu Ginóbili ni a Andrés Nocioni (se lesionó en la previa y recibió la negativa de Philadelphia 76ers). En ese torneo estuvo incontenible, con tareas de 27 puntos de promedio por cotejo, para completar una Copa del Mundo con 244 tantos y 71 rebotes, en 9 partidos.

Promedios: 27,1 puntos (56,6% campo), 7,9 rebotes, 1,2 asistencias (35,8 minutos, 9 partidos)

En España 2014, volvió a dejar su marca con registros ofensivos de tres dígitos: 117 puntos y 51 rebotes, en 6 juegos disputados. La Selección llegó a ese mundial con Scola como pieza central. Ginóbili se había caído por lesión en la previa, y de los históricos quedaban Nocioni, Prigioni, Leo Gutiérrez y Walter Herrmann.

Promedios: 19,5 puntos (48,2% campo), 8,5 rebotes, 2,3 asistencias (32,5 minutos, 6 partidos)

En el mundial 2014. Foto: AFP.

Y aquí en China, con 39 años, ya acumula 38 puntos y 19 rebotes, en tan solo dos citas. Veremos hasta donde llega el capitán y referente de la selección post Generación Dorada. Lo concreto es que Luifa podría convertirse en el jugador con más partidos disputados del certamen. Necesita tres más (es decir, hasta llegar a unos hipotéticos cuartos de final) para igualar los 38 que jugó el mencionado Mincy. Una leyenda viva.

--
Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción