Ahora Leyendo
La lección de las derrotas en Córdoba y La Pampa apaciguó las rebeldías radicales

La lección de las derrotas en Córdoba y La Pampa apaciguó las rebeldías radicales

Pragmatismo puro también se encuentra en la UCR. El viejo partido de Leandro Alem e Hipolito Yrigoyen guardó en el placard las boinas blancas y sacó a relucir los globos amarillos en la Convención de Parque Norte. El debate sobre seguir o salir de Cambiemos, dio paso a la construcción de un planteo critico respecto de la política económica y social del gobierno y del lugar que el radicalismo tiene en el gobierno y en las listas. También se agregó el concepto de ampliar el acuerdo electoral a otras fuerzas políticas que, sin nombrarlas, serían el peronismo federal Roberto Lavagna, los socialistas y el Partido GEN de Margarita Stolbizer. Dicho de otro modo, la UCR no sólo quiere polarizar con Cristina Fernández de Kirchner, sino con el peronismo y el populismo y simplificar la confrontación en dos bloques claramente definidos.

Enredacción-Te contamos

Una de las razones que terminó de domar los rebeldes anímos de algunos sectores de la UCR fue la sucesión de golpes electorales que sufrieron en Córdoba y La Pampa, donde no sólo perdieron Cambiemos y el presidente Mauricio Macri, sino las fórmulas encabezadas por radicales. Con ese esquema, Ricardo Alfonsín, Federico Storani, y Juan Manuel Casella perdieron aliados con la velocidad de un trueno.

Tampoco están convencidos de que haya otra vía de desarrollo del espacio no peronista diferente a Cambiemos, con lo cual, su suerte está atada inexorablemente a la del presidente.

Es evidente que también tomaron cuenta de la lectura de las encuestas, que muestran a Lavagna sin plus para salir de la zona de los 10 puntos porcentuales. Una apuesta por fuera de Cambiemos, en ese marco, tendría más riesgos que posibilidades.

Otro dato, es la falta de candidatos propios capaces de modificar la aguja electoral. Los únicos que han mostrado alguna capacidad para marcar, son el diputado nacional Martín Lousteau y Alfonsín, pero ninguno llega a los dos dígitos.

Ver también

A favor cuentan con la extrema debilidad política del gobierno y el presidente Macri, producto de la crisis económica en curso. No hay demasiada capacidad de resistencia oficial a las demandas radicales, ni voceros calificados para desestimarlas. En ese territorio, disputará el mendocino Alfredo Cornejo los planteos radicales a la coalición. Quizá demasiado poco para lo mucho que está en juego.

Quizá una evidencia del papel que el núcleo del oficialismo le otorga a la UCR, al menos hasta el momento, esté en la foto que ilustra este artículo: ninguno. Macri, la gobernador María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta aparecen como el tridente del oficialismo frente a los Fernández. El resto, deberá acostumbrarse al segundo plano.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción