También estuvieron Ernesto Sanz y el vicegobernador de Buenos Aires, Daniel Salvador. Participó la diputada cordobesa, Brenda Austin.

Los dirigentes de la JR, Franja Morada y la FUA, ayer en conferencia de prensa. Atrás, delante del diputado Martín Lousteau, la diputada cordobesa Brenda Austin.

De doce senadores radicales, nueve van a votar por rechazar el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Si modificaran su postura, la iniciativa que llega con media sanción de Diputados, sería ley. Hasta anoche, los “celestes” reunían 37 votos contra 31 de “los verdes”. En ese contexto el voto de la UCR es determinante.

VER MÁS ARTÍCULOS DE GONZALO URRUTIA.

Resulta llamativo que la mayoría de los senadores de la UCR estén en contra del aborto. E radicalismo es un partido político que si bien tiene tres corrientes ideológicas en su formación, dos de ellas, la liberal y socialdemócrata son favorables, entre otros puntos al Estado laico y el aborto. Sin embargo, esta vez parece prevalecer el ala conservadora.

Los radicales que están a favor son Pamela Verasay (Mendoza), Luis Naidenoff (Formosa) y Eduardo Costa (Santa Cruz). Y los que están en contra son Silvia Elías de Pérez (Tucumán), Inés Brizuela y Doria (La Rioja), Julio Cobos (Mendoza), Mario Fiad (Jujuy), Silvia Giacoppo (Jujuy), Juan Carlos Marino (La Pampa), Julio Martínez (La Rioja), Ángel Rozas (Chaco) y María Belén Tapia (Santa Cruz).

Por eso, ayer representantes de la Juventud Radical, Franja Morada y la FUA dieron una conferencia de prensa para exigir a los legisladores del partido que acompañen el proyecto. Allí también estuvieron el ex-senador mendocino, Ernesto Sanz, el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, la diputada nacional Brenda Austin, y hasta el diputado Marcelo Lousteau (Evolución). Otros diputados que participaron fueron Fabio Quetglas, Alejandra Martínez, Lorena Matzen, Brenda Austin, Miguel Bazze, Karina Banfi, Alejandro Echegaray, Claudia Najul, Facundo Suárez Lastra, y Carla Carrizo.

Ojalá que los senadores del Bloque de la UCR escuchen a los jóvenes y a las mujeres de su partido. La Franja Morada y la JR nacional les piden que honren la historia de nuestro partido en la conquista de derechos y libertades y que voten” (Brenda Austin).

Los voceros fueron la titular de la Juventud Radical, Luciana Rached; el secretario general de la Franja Morada, Juan Pablo Cebrelli; el presidente de la Federación Universitaria Argentina (FUA), Bernardo Weber; y la dirigente Pamela Martín García, que exigieron al bloque que acompañe el proyecto aprobado en la Cámara de Diputados.

Rached afirmó que “la UCR es el partido político de los derechos humanos de ayer, de hoy y del futuro, y de la ampliación de derechos como la patria potestad compartida, el divorcio vincular, el artículo 14 bis (de la Constitución Nacional) y el sufragio universal”.

“Los abortos clandestinos existieron y existen. Las mujeres abortan desde siempre. La aprobación o rechazo de esta ley impactará en decenas de miles de mujeres, que anualmente sufren las consecuencias del aborto clandestino: infecciones y muertes. Tenemos que hablar de mejores políticas públicas, porque de esto se trata de una cuestión de salud pública que defienda a los más desamparados. Es una realidad, hay quienes sufren más que otros. (…) Nos queda ser responsables y legislar sobre una realidad. El 8 de agosto el radicalismo tiene la obligación de salvar esta ley”, pidió la dirigente de la JR.

Weber planteó que “la penalización absoluta que en los hechos existe en nuestro país no hizo más que contribuir a la prevalencia de abortos inseguros, a derroteros interminables para acceder a los servicios de salud, y al estigma tanto de la persona que requiere un aborto como al equipo de salud encargado de realizarlo”.

“La evidencia nos indica -continuó Weber- que la penalización del aborto fracasó, no hay menos abortos porque esté prohibido: si provoca muerte, enfermedades y estigmatización de las mujeres que se ven necesitadas de avanzar en experiencias clandestinas. Son muertes y enfermedades evitables”.

La evidencia nos indica que la penalización del aborto fracasó, no hay menos abortos porque esté prohibido: si provoca muerte, enfermedades y estigmatización de las mujeres que se ven necesitadas de avanzar en experiencias clandestinas. Son muertes y enfermedades evitables”.

Cebrelli apuntó que “la juventud ya no pide, sino exige, que Argentina se ponga a la vanguardia de la lucha por la igualdad de mujeres, hombres e identidades disidentes, que le sean reconocidos a las mujeres sus derechos, el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos, el derecho a no morir en la clandestinidad, el derecho a abortar en condiciones dignas”.

Por último, Martín García, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, señaló que “les exigimos a los senadores de la UCR que voten por la despenalización y legalización del aborto porque el derecho a decidir está en nuestros principios, en nuestra historia, en el compromiso de nuestras mujeres. No habrá ni olvido ni perdón para quienes voten en contra de la vida y la salud de las mujeres”.

gonzalo.urrutia@enredaccion.com.ar

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL de 63 pesos. La SUSCRIPCIÓN se solicita a partir del sexto artículo (los primeros cinco se pueden leer gratuitamente) y te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.