Ahora Leyendo
La interminable crisis deportiva y económica del futbol cordobés

Lunes 28 de Septiembre de 2020

La interminable crisis deportiva y económica del futbol cordobés

El fútbol de Córdoba está en crisis y mucha gente lo ignora. mira para otro lado. Los clubes de la provincia navegan en la incertidumbre deportiva y económica. Muchos creen que jugadores y directivos son los responsables del “bajón” que se vive actualmente. Sin embargo, la definición es otra: todos somos culpables de este tobogán deportivo. Tenemos un solo club en Primera División, y tres en el Nacional B (Belgrano, Instituto y Estudiantes de Rio Cuarto, que puede luchar por un ascenso). Mientras que en el plano económico todo sigue en descenso y eso que la gente es lo mejor que tiene el fútbol cordobés.

Enredacción Socios

Veamos: la provincia cuenta con más de tres millones de habitantes y los socios de las tres instituciones capitalinas no alcanzan a superar los 80 mil socios. Talleres 35 mil, Belgrano 30 mil e Instituto menos de 10 mil. Y para muestra sobra un botón: Newells Old Boys y Central, en Rosario, juegan a estadio lleno.

Manula

Además, Santa Fe cuenta con cuatro equipos en Primera División (Central, Newell’s, Colón y Unión). A unos pocos kilómetros de distancia de la capital santafesina, en Paraná, Entre Ríos, al otro lado del túnel subfluvial, está Patronato. Y acá, en Córdoba, rezando para que Talleres ingrese a una Copa de Leche. O que Belgrano empate con tal o cual para poder aspirar a ingresar al reducido. O que Instituto gane un partido para no pelear el descenso. Y viva el fútbol de Córdoba que retrocede.

Una vergüenza que los dirigentes solo sueñen con vender jugadores y no puedan pensar en grande. ¿Cuándo un equipo de Córdoba peleará por dar una vuelta olímpica? Alguna vez lo hicieron Talleres y Racing de Nueva Italia. O el mismo Talleres, cuando dio la vuelta olímpica en el Kempes ganando la Conmebol. Nos cansamos de ver a otros equipos dar vueltas olímpicas en el Estadio Córdoba. Pero nadie dice nada. Todos mudos y cómplices de la nefasta actualidad. Alguna vez, como en otros años, pensemos en grande. Que lleguen River o Boca, pero aquí en Córdoba tenemos que ser una fortaleza. Basta de ser el pato de la boda.

El equipo de Talleres que ganó la CONMEBOL en 1998. (Foto: Gentileza La Voz).

¿Por qué la crisis? Esto arranca desde hace varios años. Cuando Talleres y Belgrano se fueron a la quiebra. Cuando Talleres navegó por varias temporadas por el Argentino A. Cuando Belgrano sufrió el descenso o cuando Armando Pérez, el presidente en aquel entonces, abandonó el club para hablar en porteño por un lugar en la AFA, como consecuencia de su amistad con Mauricio Macri.

Esta crisis también tiene que ver con la política. Muy pocas veces, el gobierno apoyó a los clubes, salvo con el Banco de Córdoba. En cambio, en Santiago del Estero, el Ejecutivo provincial apoya a Central Córdoba, y algo parecido sucede en Rio Cuarto con el intendente Juan Manuel Llamosas, que le da una mano a Estudiantes.

El equipo de Estudiantes de Río Cuarto. El celeste del Imperio pelea por el ascenso a Primera. (Foto: Gentileza La Voz).

También los clubes deberían hacerse respetar más en AFA. Por ejemplo, Independiente y Racing de Avellaneda le deben millones de dólares a Belgrano e Instituto por los derechos de formación de Renzo Saravia y Silvio Romero. Pero como hay que pagar un canon en la FIFA miran para otro lado. Tampoco nadie sabe en cuanto se transfirió Emiliano Rigoni y el juicio está en los tribunales de Córdoba. Y están implicados los Moyano y Armando Pérez. Todo mal.

En Talleres todavía no le pagaron el porcentaje al CIBI (Club Infantil Barrio Ituzaingó) por el pase de Emanuel “Bebelo” Reynoso, hoy en Boca. El volante, que todavía tiene un conflicto con la Justicia por un tiroteo en barrio Ituzaingó desde hace varios años. Todo mal...

Si esto no es una crisis, la crisis donde está. La política deportiva y social de los clubes de Córdoba es muy pobre, es casi nula. Y hay que seguir insistiendo con pensar en grande. Central Córdoba de Santiago del Estero pudo estar en una final de la Copa Argentina y los cordobeses lo miramos por televisión. Estamos en el horno. El único que nos puede salvar es Estudiantes, el equipo del Imperio, si logra ascender, porque su presidente Alicio Dagatti y el gobierno municipal piensan en grande. Acá soñamos con una copa o salvarnos del descenso en el Nacional B. Y pensar que Racing de Córdoba, en 1980, peleo por un título y si le ganaba a Rosario Central hubiese quedado en la historia grande del futbol argentino. Y ahora, Racing intenta ganar el Federal amateur...

Ver también

No pensemos más en “chiquito”, soñemos con un fútbol grande para ganarle a River o a Boca.

TALLERES QUIERE QUE SE SUSPENDA EL FÚTBOL

Andrés Fassi se reunirá con Marcelo Tinelli para pedirle que suspenda el fútbol hasta nuevo aviso a causa de la pandemia de coronavirus COVID-19. Talleres debería jugar el fin de semana con River y las perdidas serian cuantiosas, más de 20 millones de pesos (que es lo que el club se pierde de recaudar por la venta de entradas visitantes). Es una suma similar a que que perdió de ganar Godoy Cruz en Mendoza, en el partido con Boca de este sábado. Y todo, por un capricho de Tinelli, dueño de la superliga. A River, que este fin de semana no se presentó a jugar con Atlético Tucumán, no lo sancionarían porque cumplió con el protocolo que impulsaron el gobierno nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires, de que no se lleven adelante eventos deportivos a causa de la crisis desatada por el coronavirus COVID-19.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ. Con tu membresía, podrás participar de beneficios exclusivos para SOCIOS. Juntos podemos hacer más y mejor periodismo.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción