El índice fue dado a conocer ayer por el INDEC. Con este valor, la inflación en los primeros siete meses del año llegó a 13,9%. La meta de 17% para 2017 ya es inalcanzable.

El aumento de las pre-pagas empujó el índice de precios al consumidor.
Municipalidad de Río Cuarto 3

Las mayores subas se anotaron en los rubros salud, con un avance de 3,3% por el aumento de las cuotas de la medicina prepaga; de 2,4% en Equipamiento y mantenimiento para el hogar, por el incremento de las expensas; y de 2,2% en los transportes.

En julio, en el área metropolitana -que comprende a la Ciudad de Buenos y Conurbano bonaerense- el IPC también fue de 1,7%, con lo que desde enero a la fecha refleja un incremento de 13,9%.

La suba promedio del 1,7% verificada a nivel nacional estuvo en línea con el incremento de 1,8% que informó la Dirección de Estadística del gobierno porteño, aunque un poco por debajo del 1,9 y hasta 2,1% que proyectaron las consultoras privadas.

Sí se aceleró respecto del 1,4% que se había registrado en junio, pero se mantuvo por debajo del 2%, como había acusado un año atrás.

En julio, el tipo de cambio subió 6,3%, un aumento del promedio de precios al consumidor del 1,7%% indica que ambos índices no estuvieron alineados; aunque prevalece en el mercado la duda acerca de si el traslado de ese efecto ocurrirá en agosto. El miércoles, la Cámara de Supermercados de Córdoba y el Centro de Almaceneros denunciaron que las listas de precios de los alimentos llegaban con un incremento promedio de 5%.

Mientras que en los últimos doce meses, el alza del Índice de Precios al Consumidor, empalmada con el índice de Gran Buenos Aires, se ubicó entre 21,5% y 21,9%, la mitad de la registrada un año antes; pero cuatro puntos más que la variación del tipo de cambio de pesos por dólar.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com