Ahora Leyendo
La gira de Palacio de Miguel Ángel Pichetto

La gira de Palacio de Miguel Ángel Pichetto

El senador rionegrino, Miguel Ángel Pichetto, hizo ayer lo que mejor sabe hacer: encontrarse con los factores de poder. Sin actos al estilo peronista que encabezar, con la compañía del radical Mario Negri, el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio se entrevistó durante media hora con el gobernador Juan Schiaretti, y luego participó del ciclo de coyuntura de la Bolsa de Comercio de Córdoba, uno de los centros del poder empresarial cordobés. Lo hizo una semana después que el ministro de Economía de la Nación, Nicolás Dujovne.

Municipalidad Río Cuarto: 100 obras

Pichetto recaló en la capital mediterránea con dos frustraciones a cuestas. La primera, los peronistas-PRO de la provincia de Buenos Aires consiguieron apenas un lugar en las listas bonaerenses: Claudia Rucci, candidata a legisladora provincial. La hija del sindicalista metalúrgico asesinado en los ’70 fue compañera de fórmula de José Manuel De la Sota en 2015, cuando se enfrentó con Sergio Massa. La segunda, fue la derrota del PRO en Cipolletti, una de las principales ciudades rionegrinas y la única gobernada por esa fuerza en la provincia patagónica. El resultado abortó su viaje a la provincia que lo acogió en 1976, cuando la dictadura cívico-militar comenzaba con su programa de Terrorismo de Estado más modelo económico neoliberal.

Publi-Web-Muni-2

Mientras la Universidad Católica Argentina (UCA) daba a conocer las cifras de precariedad laboral de los trabajadores argentinos (más de la mitad en esa condición), Pichetto lanzó frente a los empresarios, una frase fuera de contexto para un hombre acostumbrado a no hacer olas donde o cuando no corresponde: "Hay que hacer más emprendedores y tiene que haber menos espíritu cartonero. Los planes sociales deben durar un tiempo, lo que dura el tiempo traumático de conseguir un nuevo trabajo". Y enseguida disparó: “Tengan cuidado cuando dicen que defienden a los pobres, porque lo que hacen es aumentar la estadística de la UCA”, señaló sobre la política social del kirchnerismo. "Ese discurso facilista puede ser letal".

Luego siguió diciendo que "(Mauricio) Macri va a ganar en octubre sin necesidad de ballotage" y explicó que saltó del justicialismo al macrismo “para apoyar el proyecto republicano".

"Se están consolidando un conjunto de cosas que permiten clarificar lo que sucedería si ganara la fórmula Fernández - Fernández. Nadie duda que el poder político está en la figura de la candidata a vicepresidenta (Cristina Fernández). Es importante que el poder real coincida con el poder de los votos. Ese dato descriptivo marca una anomalía en el Frente de Todos. Cristina puso a toda La Campora en las listas y marginó a los hombres de dialogo del PJ", disparó.

Más adelante afirmó que "no podemos volver atrás porque sería volver a la noche más oscura. Estoy en Juntos por el Cambio para ratificar el rumbo capitalista y la política internacional, además de la política de lucha contra el narcotráfico sin cuartel”.

Como para no confrontar con un interlocutor clave para el gobierno nacional, como el gobernador Juan Schiaretti, aseguró que “entiendo el principio de autonomía que tiene Córdoba. Siempre la Provincia ha defendido sus intereses con mucha convicción".

Por último. dejó otra frase de alto octanaje: "El número de los jueces lo debe resolver el Ejecutivo. La Corte debe acompañar los lineamientos generales del Gobierno, lo que no quiere decir tener una Corte adicta".

Miguel Ángel Pichetto durante su disertación en la Bolsa de Comercio de Córdoba.

Antes de concurrir al almuerzo de la Bolsa de Comercio estuvo poco más de media hora reunido con Schiaretti, en el despacho del gobernador. Ninguno de los interlocutores comentó oficialmente el contenido de la conversación.

Ver también

Según dijeron fuentes de Casa de Gobierno, ambos se pusieron al tanto de manera directa de las decisiones electorales que cada uno tomó en las últimas semanas, hablaron del chequeo que Schiaretti se realizaría por la tarde, y analizaron el escenario político, electoral y económico.

Pichetto también habría sondeado al mandatario cordobés sobre su posición respecto de las PASO, dado que el gobierno nacional impulsa suspenderlas para los casos en los que no haya competencia.

También, al recibirlo, es un gesto político de concordancia con Macri. Es el segundo en pocos días, ya que el anterior y más relevante, es la decisión de concurrir a las elecciones Primarias y las generales de octubre, con la lista corta de diputados nacionales, alejando al PJ de Córdoba de la fórmula Roberto Lavagna – Juan Manuel Urtubey y, por supuesto, de la de Alberto Fernández – Cristina Fernández.

En la Bolsa de Comercio contó que "al primero que le avisé de los compañeros de Alternativa Federal (del pase al macrismo) fue a Schiaretti. Es una figura de alto prestigio y trayectoria".

"No le pedí nada (a Schiaretti) porque respeto la decisión del peronismo de Córdoba de ir con boleta corta. Eso le da libertad de acción a los electores en el tramo presidencial”, puntualizó.

Sobre la ruptura de Alternativa Federal, señaló que “ya estaba quebrada” y analizó que tanto en las PASO como en las elecciones generales habrá "un escenario de alta polarización y van definir una tendencia. Será una gran encuesta".

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción