En un gran juego, “La Gloria” remontó una diferencia de quince puntos y logró llevarse una victoria del Carlos Cerutti por 88 a 86 sobre el local. El goleador del juego fue el extranjero de Instituto, Dwayne Davis con 30 puntos, mientras que en el local Donald Sims consiguió 25.

Piñero va frente a Logrippo. La Gloria dio vuelta un clásico para el infarto. Foto: La Liga Contenidos.
Luminarias Río Cuarto

A pesar de haber perdido por más de treinta puntos el sábado pasado en el Angél Sandrín, Atenas comenzaría el juego con una actitud distinta. Es que la intensidad defensiva aplicada tanto en la zona pintada, como en el juego de pick and roll dieron sus frutos y dejarían a Instituto con un goleo muy bajo en el primer tiempo. Pero el equipo dirigido por Facundo Muller salió del vestuario convencido de que todavía faltaba mucho por recorrer. El conjunto albirrojo logró descontar rápidamente el marcador a base de triples y buenas defensas, pareciéndose -ahora sí- al equipo que logró darle una paliza al “griego” 48 horas antes.

Las diferencias determinantes para que el visitante lograra la victoria fueron dos: la gran actitud ganadora que permitió mantener la intensidad defensiva, no dejando que Atenas pudiera seguir manejando la ventaja cómodamente; y la paciencia e inteligencia con la que Instituto movió la pelota para conseguir  tiros abiertos o bandejas fáciles, sumado a la gran efectividad desde afuera del perímetro para abrir la defensa rival.

VER LAS ESTADÍSTICAS DEL CLÁSICO.

EL CUARTO DE SIMS

El partido comenzó parejo, donde por un lado Instituto apostaba a las transiciones rápidas manejadas por Davis y Scala y por el otro costado, Atenas a través del pick central a Sims atacaría agresivamente el aro. Luego de los primeros cinco minutos del cuarto, vendría el momento de Sims, que anotaría 9 puntos  consecutivos para estirar la diferencia de su equipo a cinco.

El juego fuerte del local en la pintura permitió aprovechar la rapidez de sus perimetrales para agarrar desbalanceada a la defensa rival. Pero Davis y Whelan respectivamente, cargarían de foules rápidamente al griego y acortarían distancias a través de la línea de castigo. Las cosas saldrían del libreto, cuando Franco Barale (juvenil de Atenas) cerraría el cuarto con dos triples desde la esquina para terminar 24 a 15 arriba en el cuarto.

Clancy Jr. busca el aro y Meyinsse intenta evitarlo. Foto: La Liga Contenidos.

DEFENSA VERDE

Atenas tendría un muy buen arranque, ya que seguiría su alta intensidad defensiva sobre la penetración de los perimetrales, pero también no dejando carburar el pick and roll de Scala-Clancy. Esta estrategia daría sus frutos y en el costado ofensivo aparecería la figura de Nicolás Romano, que a partir de dos triples consecutivos, forzaría a Muller a pedir tiempo muerto y ordenar a su equipo. Pero el orden nunca llegó e Instituto mostró su desconcentración en defensa y su apuro por descontar, tomando tiros forzados.  Todo parecía fácil para Atenas, que a falta de un minuto y medio, a través de Juan Pablo Cantero y Donald Sims, que convertirían dos triples, sacaría la máxima de 15 puntos y se iría al vestuario 47 a 32.

ENCENDIDOS

La manera con la que Instituto salió a jugar el segundo tiempo, se vio reflejado en los 35 puntos que consiguió solo en este cuarto. Los primeros dos minutos serian del conjunto albirrojo, que clavaria un parcial de 8 a 0 con el tridente Scala-Davis-Clancy en su máximo esplendor.

Rápidamente llegaría la respuesta del “griego” con dos triples de Cantero, pero en la jugada siguiente Scala otra vez con su mano caliente acortaría distancias a solo tres puntos. A partir de allí comenzaría otro partido totalmente distinto a los primeros dos cuartos. Ambos equipos lucharían cada posesión como una final, donde la efectividad sería una constante y ningún equipo regalaría nada. Atenas luchó por terminar el cuarto arriba, pero un gran cierre de la “gloria” con dos volcadas de Clancy dejaría las cosas empardadas 67 a 67.

EL FACTOR “CHUZITO”

Las hinchadas de ambos equipos se harían presentes en el juego, inyectándole al ambiente un clima emocionante que cargó de nerviosismo a algunos jugadores. El cuarto entonces arrancaría cortado debido a la cantidad de foules por parte de Instituto, que lo sacarían de ritmo en ofensiva y de esta manera Atenas aprovecharía los puntos desde la línea para obtener una mínima distancia. De todas maneras el aro se destaparía, primero con un triple desde la esquina de Gastón Whelan- que se haría cargo de la base en este cuarto- y luego con la respuesta rápida de Romano con otro tiro de tres. A partir de allí las ofensivas serian manejadas por Davis (con 7 puntos consecutivos) en Instituto y Sims (con 5 puntos) en Atenas. Luego de que Instituto se escapara a cinco puntos de diferencia faltando tres minutos para el final del partido, Nicolás Casalánguida pediría un tiempo muerto. Su equipo respondería con cinco puntos consecutivos, pero la felicidad duraría poco, ya que una gran penetración con falta del “Chuzito” González le darían a la “Gloria” una ventaja importantísima para manejar los minutos finales. Donald Sims a falta de cinco segundos y sin tiempos muertos disponibles, tuvo la chance de empatar el partido en la última bola, pero otra vez González apareció para robarle el balón y sepultar todas las esperanzas del local. El partido se lo llevaría la gloria 88 a 86, luego de un partidazo de ambos equipos.

PUNTERO

Con estos resultados Instituto sigue en lo más alto del grupo B con cinco victorias y una sola derrota(5-1) mientras que Atenas se mantiene último en el grupo con una sola victoria y cinco derrotas (1-5).

El próximo rival de Instituto será Olímpico de Santiago del Estero y jugaran en Alta Córdoba el viernes a las 21 hs. Para Atenas el próximo encuentro será en condición de local este domingo a las 21:30 hs también frente a Olímpico.

Foto: La Liga Contenidos.

MULLER Y EL CORAZÓN ALBIRROJO

Facundo Muller, el DT de Instituto, en conferencia de prensa analizó la victoria de su equipo y la valentía de sus jugadores para revertir el marcador. “Hoy hubo dos partidos, en el cual hubo un tiempo para cada uno. El primer tiempo lo domino Atenas y el segundo nosotros. Pero lo que más remarco del partido, es el corazón del equipo, la entrega con la que jugaron para llevarse el partido aquí en el Cerutti. Pienso que nuestros guardias jugaron un partido extraordinario en el segundo tiempo, tanto Scala, Davis como Whelan fueron participes de que metamos 56 puntos en veinte minutos”.

Además se refirió a la defensa como factor clave en el segundo tiempo: “Defendimos muy bien, ya que Atenas en el primer tiempo convirtió 47 puntos y en el segundo solo 39 y eso para mí fue la clave para tener chances de ganar el partido. Hubo un detalle táctico en el final que fue determinante para llevarse el triunfo, que fue González defendiendo en la posición de Ala-pívot y Whelan defendiendo a Romano”.

NICOLÁS CASALÁNGUIDA: “NOS QUEDA UN SABOR AMARGO”

Por el otro lado, el DT de Atenas, Nicolás Casalánguida se refirió al sentimiento del equipo luego de una derrota muy dura por el desarrollo parejo del juego: “El sabor que nos queda es amargo, porque queríamos cambiar sensaciones ganando y no dominar el juego durante gran parte del mismo y quedarnos con las manos vacías en el final”.

Agregó que “hicimos un primer tiempo muy bueno, pero no alcanza hoy solo con eso. A lo largo del torneo hemos tenido segundos tiempos de muy baja intensidad, hemos regalado muchos puntos y eso es una responsabilidad nuestra”.

“Nosotros perdimos el partido y somos autocríticos, por eso confiamos en nosotros como equipo y sobre todo en las armas que tenemos para mejorar esta situación”, apuntó.

Sumate al equipo y ayúdanos a contar lo que el poder no quiere.

i.garciaiturriza@gmail.com

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com