La recesión, la caída del consumo y la estabilización del dólar, parecen haber enfriado los precios. Octubre tuvo un IPC 1,1% menor que septiembre.

La inflación de octubre fue inferior a la de septiembre. Foto: Gentileza.

La inflación de octubre se muestra como en los cuentos del Negro Álvarez, cuando dice, “señor, una buena y una mala…” La buena es que la inflación perdió 1,1% en octubre respecto de septiembre y cerró en 5,4%. ¿Y la mala? La recesión, los despidos, la pérdida de poder adquisitivo y la caída del consumo, y el aumento de la pobreza. En los primeros 10 meses de 2018, el Índice de Precios al Consumidor acumula 39,5% y llegaría a diciembre con 47 a 48% de incremento. Mientras que medida entre octubre 2017 y octubre 2018 el aumento es de 45,9%. Los datos forman parte del informe del IPC (Índice de Precios al Consumidor) que brinda mensualmente el INDEC.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

Octubre 2018 es el tercer mes con más alta inflación de la administración del presidente Mauricio Macri. El primero es abril 2016 con 6,7% y el segundo, septiembre 2018 con 6,5%.

Pese a ello, la fuerte recesión, las elevadísimas tasas de interés por encima del 60%, y la retracción y estabilización del precio del dólar, parecen haber impactado en la dinámica inflacionaria. La llamada inflación núcleo -todos los bienes y servicios, menos los estacionales y los regulados por el Estado como los servicios públicos- cayó de 7,6% en septiembre a 4,5% en octubre. Este freno, en la medida que el dólar sostenga un comportamiento predecible y la recesión continúe como hasta ahora, preanuncia una reducción del índice de precios para noviembre y diciembre. Pese a ello, no hay que esperar un valor inferior a 47 por ciento.

En octubre , empujaron las tarifas de servicios, que se encuentran en la división “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” con 8,8%; seguidas de “Transporte” con 7,6%; “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, 7,9%; y “Otros bienes y servicios”, 6,2%. Salud también se ubicó por encima del nivel general, con 5,5%.

Fuente: INDEC.

Al observar los primeros 10 meses de 2018, el IPC acumula 39,5%. El tractor inflacionario de 2018, ha sido la actualización de las tarifas de transporte, que subieron 58,7%. El segundo lugar corresponde a “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, 43,7%; y el tercero a “Equipamiento y mantenimiento del Hogar”, 42,2%. También por encima del 39,5% figuran “Otros bienes y servicios”, 41,9%; y “Comunicación”, 40%. En lo que va de 2018 se nota la disminución de la incidencia de las tarifas de servicios públicos en el resultado inflacionario. Si bien no dejaron de aumentar (lo hicieron un 38,5%), estuvieron en línea con el nivel general de 39,5%.

Fuente: INDEC.

En términos interanuales, esto es octubre 2018 respecto de octubre 2017, la inflación sumó 45,9%. En este lapso de tiempo, el tema tarifario, dominado por la dolarización y la eliminación del peso de los subsidios estatales, aparece como el motor del IPC: “Transporte” creció 68,7%, casi 23% encima del índice general; y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” lo hizo con 65,2%, un 19,3% por arriba del nivel general. Los otros rubros que crecieron por encima de la inflación de los últimos doce meses, son “Equipamiento y mantenimiento del Hogar”, 47,7%; y “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, 46,4%. Es decir, la vitamina inflacionaria fueron las tarifas y, luego, la devaluación, que destapó la olla de los precios de alimentos.

Fuente: INDEC.

Medido por categorías, en octubre, los precios regulados (tarifas) saltaron un 7,4%; los estacionales un 6,2%; y el IPC Núcleo, 4,5%. Aquí es dónde se notan la acción del Estado (sobre los precios regulados); y el freno del IPC Núcleo a partir de la recesión más “la estabilidad relativa” del dólar, que incidieron en su desacelaración.

Al igual que en la medición por rubros, en los primeros 10 meses de 2018 se evidencia el impacto atenuado de los precios regulados (45,6%) y el impulso del IPC Núcleo (39,2%), que se alinea con el nivel general (39,5%).

Fuente: INDEC.

Por último, las categorías anualizadas (octubre 2018 versus octubre 2017) dejan en carne viva al corazón de la política económica oficial: el único item que supera al nivel general (45,9%) es el de los regulados, con un 61,1%, un diferencial de 15,2%. En el período de doce meses, el IPC Núcleo llega a 43,3%, esto es, 2,6% menos que el índice general.

Fuente: INDEC.

Lo peor, en cuanto a inflación, parece estar pasando. Es obvio, que si el gobierno no modifica su política tarifaria, la llama de la inflación seguirá activa porque continuará la transferencia de ingresos de la población y las empresas hacia las compañías prestatarias de servicios públicos. El segundo factor importante, es el dólar, que una vez más revela que en Argentina, si entrega certidumbre o se estabiliza, morigera los índices de precios. El problema, ahora y en el futuro cercano, es saber alrededor de qué valores se ordenará y lo que ha destruido a su paso.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.