Ahora Leyendo
Indignación en el SPC por el grave corte que recibió en la cara una empleada penitenciaria

Indignación en el SPC por el grave corte que recibió en la cara una empleada penitenciaria

Paola Castro, una joven oficial, fue atacada de modo sorpresivo por una interna. Tuvo que ser intervenida quirúrgicamente en una clínica privada para que le suturaran una herida de casi seis centímetros.

Una joven oficial de 20 años fue herida en la tarde de ayer por una interna en la cárcel de mujeres de Bouwer.

La noticia causó indignación en las filas penitenciarias, debido a que se trató de un ataque inesperado, que provocó un severo corte en el rostro de la empleada penitenciaria.

Ocurrió durante el horario de recuento, a las 18. "La oficial lo único que hizo fue cumplir con el recuento de la tarde", contó una penitenciaria en diálogo con ENREDACCIÓN.

Se trata de una rutina que se hace siempre al mismo horario, para verificar que no haya "faltantes". Como había una interna que no se presentaba, la empleada "se fue a fijar a la celda y ahí recibió el ataque a traición", relató.

Paola Castro terminó con un profundo corte de unos 6 centímetros de longitud y unos 7 milímetros de profundidad, en el medio de su mejilla derecha y en sentido horizontal.

"Esto fue de la nada", contó indignada una de las mujeres que trabaja junto a la agredida en el EP3 (ubicado en la parte frontal del complejo de Bouwer).

Ver también

La agresora es una jovencita llamada Lourdes Anlletano, aparentemente -según las mismas fuentes- con serios problemas de consumo de drogas, con paso por el IPAD y otros organismos para la recuperación de adicciones.

La joven herida fue suturada en la tarde de ayer en la Clínica Vélez Sársfield, y recibió el acompañamiento de parte del Servicio Penitenciario y del Ministerio de Justicia. Se acercaron al lugar desde el ministro de Justicia, Martín Farfán, hasta el director del SPC, Juan Bouvier, ademas de buena parte de la plana mayor.

"Te da mucha bronca, realmente, por la forma en que trabajamos, por las cosas que hemos vivido en estos últimos meses, porque todo nos cuesta un montón", contaba otra de las personas consultadas, descartando cualquier encono personal entre la agresora y la agredida. "Esto nos podría haber pasado a cualquiera", sostuvo: "Fue porque sí".

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción