Illapu abrió anoche la quinta luna del festival folklórico más importante de Sudámerica. El grupo chileno reivindicó el reclamo territorial mapuche en Chile y Argentina. Hoy, el Chaqueño Palavecino será el número central de la noche.

Illapu durante la apertura de anoche en Cosquín. Foto: Marcelo Caceres.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

Cosquín nunca es neutral. Siempre suele hacer sentir su clamor social y político a contracorriente. Los chilenos de Illapu, durante su participación en la apertura de la quinta noche del festival, fueron los encargados de traer ese ADN particular del festival. Lo hicieron al homenajear a Matías Carrileo (un estudiante de origen mapuche asesinado por la espalda por los carabineros chilenos en 2008, durante una ocupación de tierras), Santiago Maldonado (muerto en una ocupación en un campo patagónico, un hecho por el que se investiga la acción de Gendarmería) y Rafael Nahuel (asesinado en un operativo de Prefectura en el lago Mascardi, también en 2017), cantando “Nuestro mensaje” (Del álbum “Con sentido y Razón”, 2014).

VER Los Imperdibles del fin de semana.

Roberto Márquez, uno de los líderes del grupo, reivindicó además, el reclamo territorial de los mapuches en ambos lados de la Cordillera de los Andes.

Illapu desarrolló su repertorio latinoamericano frente a una plaza Próspero Molina con muchísimo público y repleta de carteles, donde también ondearon banderas argentinas, chilenas y bolivianas. Cerró su intervención en los bises, interpretando “Vuelvo a vivir” y se fue del Atahualpa Yupanqui en medio de un cerrado aplauso.

“NUESTRO MENSAJE”

Ritmos andinos sobre el Atahualpa Yupanqui. Foto: Marcelo Caceres.

Luego le siguió Pachi Herrera y el espectáculo “Postales de Tierra del Fuego”, donde sus artistas reivindicaron la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y desfilaron veteranos de la Guerra del Atlántico Sur.

En la madrugada, Los Tekis cerraron a puro carnaval norteño una noche llena de sensaciones y colores.

HOY

Mientras que el Chaqueño Palavecino llegará esta noche a Cosquín con su tradicional repertorio festivalero y sus éxitos de siempre a cuestas. Esta vez no tiene programadas grandes sorpresas como en otros tiempos, en los que llegó a montar su show mientras un costillar vacuno se asaba sobre el escenario. Hasta el momento, las noches más convocantes fueron las de Abel Pintos (la primera, el sábado) y la de Luciano Pereyra ( la cuarta, el martes) con 8.800 entradas vendidas.

La luna se denomina “Sendas de tradición” y arranca con Emiliano Zerbini, una de las voces más particulares y comprometidas del universo de la música popular.

También está programado un homenaje a Jorge Cafrune, uno de los íconos del folklore, al cumplirse este primero de febrero, cuarenta años de su muerte. Cafrune fue elegido por el público como revelación del festival en 1962 y fue quién hizo subir al escenario mayor del folklore a una de las intérpretes fundamentales del arte popular, como Mercedes Sosa, en 1963.

El cierre de la sexta luna estará a cargo de La Callejera.

EL VIERNES

La cita del viernes (la luna de la “Emoción festivalera”) es una apuesta de las más poderosas del festival. Contará con la apertura del “Indio” Lucio Rojas (Consagración de Jesús María 2018), la actuación de Soledad en el horario central de la TV y el cierre de Jorge Rojas. La grilla se completa con el Ballet Folklórico Nacional, Yoel Hernández, Emiliano Monti, Nahuel Lobos y el destacado de los espectáculos callejeros de Cosquín 2017.

EL SÁBADO

Raly Barrionuevo y Lisandro Aristimuño presentarán el espectáculo Hermano Hormiga.

UNO DE LOS ENSAYOS DE HERMANO HORMIGA.

Sumate al equipo y ayudanos a contar más historias.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com