El Tribunal de Faltas Municipal informó que en 2016 se labraron en promedio 901 actas diarias, contras las 845 de 2015, esto es un 6,6% más. La falta más común es estacionar mal y la siguiente, conducir y hablar por celular al mismo tiempo.

Pasando semaforos en rojo. Una de las infracciones más coumnes. (Archivo).
Municipalidad de Río Cuarto 3
La Galatea

Estacionar en lugares prohibidos y conducir usando simultáneamente el celular encabezan por segundo año consecutivo el ranking anual de infracciones que elabora el Tribunal del Faltas.Los funcionarios de la administración municipal dicen que los cordobeses no respetan las señales de tránsito por falta de cultura cívica y señalan un alto grado de irresponsabilidad a la hora de manejar un vehículo.

Las estadísticas realizadas por el organismo muestran que hubo 65.342 actas labradas por estacionar en lugares prohibidos en 2016, contra las 54.503 de 2015. Mientras que por usar el celular al mismo tiempo que manejar el auto, fueron multados 25.681 conductores contra 20.679 del año anterior. El tercer lugar del podio lo ocupa cruzar el semáforo en rojo. Sumadas todas las infracciones que culminaron con un acta, la cifra de 2016 fue de 901sanciones diarias contra 845de 2015, esto es, un 6,62% más.

La puesta en marcha del nuevo Código de Convivencia incorporó nuevas reglas de tránsito como la obligación de usar casco y llevar la documentación correspondiente al trasladarse en moto, y también condena al peatón que cruza por lugares indebidos. Por la primera infracción no hay siquiera 4.000 actas realizadas a lo largo de los doce meses y la segunda figura no fue utilizada nunca. Dicho de esta forma, los cordobeses que caminan no cometen infracciones, sin embargo el resultado es engañoso, porque se trata de la estadística producida por los inspectores de tránsito, que ponen el acento en algunas faltas y en otras no.

A la luz de las 329.909 actas realizadas, parecería que el ánimo del Tribunal es exclusivamente recaudatorio más que preventivo, porque de las casi 300 conductas tipificadas en el nuevo Código municipal, los esfuerzos de los inspectores están mayormente dirigidos a las violaciones en el tránsito (las más fáciles de constatar).

¿Pareciera que existe un ánimo recaudatorio de parte de la Municipalidad al perseguir sólo determinados tipos de faltas y no su totalidad?, le preguntó ENREDACCIÓN a Miguel Ciacci, director de Infraestructura y Planeamiento.

-Hay alrededor de 1.200 inspectores en la calle y la mitad están abocados al tránsito. No hay un fin recaudatorio ya que, por ejemplo, por actas realizadas el año pasado se cobraron 86 millones de pesos, lo cual representa un 50 por ciento del total de las multas efectuadas. Además, esa cifra es muy “pequeña” en relación al presupuesto anual de la Municipalidad de Córdoba (de 20.088 millones de pesos en 2017, esto es un 0,42%) y no alcanza ni siquiera para cubrir las necesidades del control.

Por actas realizadas el año pasado se cobraron 86 millones de pesos, el 50 por ciento del total de las multas efectuadas.

El monto de las multas cobradas representa un 0,42% del presupuesto de la Municipalidad de Córdoba.

CASCO SALVADOR

Los controles sobre el uso obligatorio de casco para los conductores de motos, parece haber reducido la cantidad de víctimas en accidentes con este tipo de rodados.La cifra surge de las estadísticas que lleva el Hospital de Urgencias. De acuerdo a los datos publicados en La Voz del Interior, en 2016 hubo 5.687 conductores de motos con heridas o lesiones producidas en siniestros y en 2015 habían sido 6.649.Una disminución del 14,5 por ciento.

El dato es considerado positivo por la Municipalidad de Córdoba, a causa de su incidencia en el plano económico de los accidentes: La multa aplicada por no usar casco cuesta unos ochocientos pesos, un número ínfimo si se lo compara con los 15.000 pesos diarios que significa brindar atención médica e internar a un accidentado que ingresa al Hospital de Urgencias. “Está todo concatenado: Si hay mayor cumplimiento de la norma, puedo dedicar en salud más recursos a otros temas”, explicó Jorge Orgaz, sub-administrador general del Tribunal.

MENOS MULTAS, MÁS CONTROL

Consultado por este medio, el especialista en tránsito Horacio BottaBernaus dijo que el ranking no es un fiel reflejo de las conductas más repetidas o las que más deberían ser castigadas: “Es el ranking de infracciones de la Municipalidad, no el de los cordobeses”.

Respecto a los datos arrojados por el informe, el abogado mencionó que “el tránsito es una manifestación más de la cultura cívica” y que para generar un cambio en la sociedad es necesario que los ciudadanos tengan una sensación de que están siendo controlados. “El control no es bueno por la cantidad de infracciones que realiza, sino por la sensación de que se puede aplicar en cualquier momento”, explicó.

Además, opinó que la aplicación de multas económicas no es suficiente para cambiar ciertas conductas que ponen en riesgo la vida. Para él, lo que hace falta es “entender el problema” y saber que hay situaciones que “exceden al tránsito”. Y concluyó: “si no entendés que es un problema de prevención no lo vas a resolver nunca. A mí me molesta la seguridad vial a pesar del ciudadano. La seguridad vialdebe ser con el ciudadano”.

magdalena.bagliardelli@enredaccion.com.ar

@chilibag

Más vías de contacto:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com