Lo anunció el presidente de la Nación en un acto en Campo de Mayo. Con él estuvo el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

El ministro de Defensa Oscar Aguad y el presidente Mauricio Macri.

No hubo y no habrá debate institucional. El gobierno nacional modificó a través de un decreto la reglamentación de la ley de Defensa para introducir a los militares en actividades de seguridad interior. La decisión de Mauricio Macri implica la ruptura de una de las pocas políticas de Estado de las fuerzas democráticas argentinas, como ha sido eliminar la intervención de las Fuerzas Armadas en seguridad interior y la separación de estas respecto de las de Defensa. Esa decisión quedó plasmada en la Ley de Defensa y una serie de instrumentos jurídicos posteriores. No se trata de un consenso aislado ni alocado: es el que ha permitido al país dejar atrás los golpes de Estado y las subordinó al poder civil luego de 53 años de autonomía e interrupción de los procesos democráticos (1930-1983).

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

EL CELS DIJO QUE “LAS FUERZAS ARMADAS TIENEN PROHÍBIDO INTERVENIR EN TEMAS DE SEGURIDAD INTERIOR”. LA ORGANIZACIÓN ASEGURA QUE “INVOLUCRAR A LAS FUERZAS ARMADAS EN SEGURIDAD INTERIOR PONE EN RIESGO SU GOBIERNO CIVIL Y LOS DERECHOS HUMANOS”.

El plan de reformas de las Fuerzas Armadas fue anunciado por el presidente y establecerá la posibilidad de que sus efectivos puedan colaborar con la seguridad interior. Dijo que lo harán “brindando apoyo logístico en la frontera e interviniendo frente a eventos de carácter estratégico”. No se conoce aún el alcance de “eventos de carácter estratégico”.

El decreto lleva el número 683 y elimina la limitación impuesta por 727/06 que definía el empleo de las Fuerzas Amadas ante agresiones de origen externo perpetradas exclusivamente por “otros estados”. La reforma implementada permite que las Fuerzas Armadas puedan ser utilizadas de manera “disuasiva o efectiva” ante agresiones eternas de todo tipo y no solo provenientes de un Estado.

De este modo, habrá un replanteo en el despliegue de unidades y el envío de más militares a la frontera norte con el objeto de combatir el narcotráfico.

“Hoy estamos dando juntos el primer paso para construir las Fuerzas Armadas modernas, profesionales y equipadas que la Argentina necesita”, señaló.  “Los argentinos vivimos en una zona de paz y estabilidad, pero somos parte de ese mundo complejo donde las amenazas, los riesgos y el desafío que afectan a los Estados requieren una organización y una articulación eficientes”, argumentó.

Dijo que será “fundamental” como parte de las nuevas misiones de las tres armas su participación “en la custodia y protección de los objetivos estratégicos” y mencionó entre ellos el desafío de resguardar el ciberespacio y garantizar los activos e infraestructura informáticas críticas del Sistema de Defensa Nacional.

“Queremos que continúen asistiendo a los argentinos ante catástrofes naturales o emergencias de distinto tipo, acompañando y salvando vidas como tantas veces lo hicieron y han sido tan reconocidos por las comunidades”, remarcó.

Luego apuntó que Argentina tiene “un sistema de defensa desactualizado, producto de años de desinversión y de la ausencia de una política de largo plazo” y en ese sentido, señaló que “seguimos conservando un despliegue territorial para amenazas antiguas. Estoy acá porque queremos saldar la deuda que tenemos con las Fuerzas Armadas de la democracia. Por eso, vamos a actualizar la doctrina y los planes de carrera militar, en particular para el uso de las nuevas tecnologías y fortalecer las empresas como FAdeA (Fábrica Argentina de Aviones) y Tandanor (industria naval)”.

Acompañado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y los jefes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Bari del Valle Sosa (VGM); del Ejército, general de brigada Claudio Pasqualini, de la Fuerza Aérea, brigadier general Enrique Amrein, y de la Armada, vicealmirante José Luis Villán, el presidente sostuvo que “necesitamos Fuerzas Armadas capaces de enfrentar los desafíos del siglo XXI”.

RECHAZOS DEL KIRCHNERISMO, EL ALFONSINISMO, EL PERONISMO FEDERAL, FELIPE SOLÁ Y LA IZQUIERDA

El ex diputado nacional, Ricardo Alfonsín.

RICARDO ALFONSÍN (UCR): “Hay que cuidar las cosas que decimos. La democracia no tiene deudas. Ni siquiera la política. Son los políticos los que tenemos deudas, en materia de justicia social y de igualdad, no con las Fuerzas Armadas. Es necesario leer un poquito de la relación que ha existido entre las Fuerzas Armadas comprometidas en la seguridad interior en América para darse cuenta de los riesgos que implica una decisión de esta naturaleza”.

VER “Reforma de las Fuerzas Armadas: ¿Seguridad Interior o represión frente al ajuste?”.

BLOQUE DE SENADORES DEL FPV:  “Hay que debatir el rol de las Fuerzas Armadas en el Congreso. Entrometer a las FFAA en seguridad interior exige la modificación de tres leyes piramidales de la democracia argentina: Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia. Sin ello sería ilegal. Por lo tanto, la medida anunciada debe ser debatida por el Congreso de la Nación. (…) Casualmente, cuando recrudece la crisis social por el ajuste y el pacto con el FMI, Mauricio Macri apela a la demagogia punitiva y profundiza la degradación de la democracia y del Estado de Derecho”, afirma el comunicado de prensa emitido por el bloque de Senadores Nacionales del Frente para la Victoria.

EL PJ FEDERAL: El bloque presidido por el diputado salteño Pablo Kosiner reclamó en un que “los cambios se hagan por ley. (…) La política de seguridad interior ya está regulada en la Ley 24.059, lo que implica la delimitación entre los campos de defensa exterior y seguridad interna. Para debatir la respuesta del Estado en materia de seguridad desde un concepto moderno y democrático, es necesaria la participación de todas las fuerzas políticas en el Congreso y no otro decretazo”.

FELIPE SOLÁ: “Meter a las Fuerzas Armadas en seguridad interior empeoró el problema en todo el mundo. El narcotráfico se combate en red con los adictos en recuperación, con sus familias, con las madres que denuncian dónde se vende drogas y con una policía especializada, profesional y bajo control civil”.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL de 63 pesos. La SUSCRIPCIÓN se solicita a partir del décimo artículo (los primeros nueve se pueden leer gratuitamente) y te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.