Ahora Leyendo
Gill mejoró su elección y su rival del PRO la empeoró respecto de 2015

Gill mejoró su elección y su rival del PRO la empeoró respecto de 2015

El resultado de la elección de Villa María, donde fue reelecto el peronista Martín Gill, tiene una lectura local, que es el premio a la gestión realizada.

Enredacción-Te contamos

Sin embargo, en política una buena gestión no necesariamente es un pasaporte a un triunfo. Se requiere, además, de volumen político y de construcción de expectativas de “posibilidad” respecto del futuro común y un candidato-partido coherente con esos dos objetivos.

Publi-Web-Muni-2

Gill reunió el apoyo del gobernador Juan Schiaretti, el comodín cordobés; y cerró un acuerdo local con Eduardo Accastello, su mentor político, con la ayuda del titular del Ejecutivo provincial, que ubicó al ex intendente de la ciudad como candidato a legislador provincial del departamento. Accastello ganó y quedó dentro del sistema político. Por eso, con esa doble maniobra reunió la masa crítica necesaria para no ser vulnerable y con la victoria, mostró una foto justicialista cordobesa sobre el escenario, sin interferencias nacionales.

Respecto del tercer aspecto, la construcción de “posibilidad” o “esperanza”, al jefe comunal de la tercera ciudad del país, lo acompañó el contexto: el peronismo aparece como el vehículo del cambio en el país, por lo que la sociedad tributa un voto-esperanza hacía los candidatos con esa marca.

En 2015, Gill sucedió a Accastello, liderando la boleta kirchnerista, y sumando 23934 voto, el 48,60%. En números, unos 1500 sufragios menos que ahora. En porcentaje, 6 puntos porcentuales menos. Unión por Córdoba (UpC), que presentó candidatos propios en aquella oportunidad, había reunido 2.154 votos, un 4,37%. La suma del apoyo a Gill y a UpC da como resultado, 52,97%, un 1,71% menos que en 2019. Por lo tanto, la unidad y el contexto, fortalecieron al intendente de Villa María.

Eduardo Accastelo, Martín Gill y Daniel Scioli, en la victoria de 2015. (Foto: Gentileza La Voz del Interior).

Por su parte, Juan Zazzetti (PRO y sus aliados) logró en 2015, 19.536 sufragios (39,67%) frente a los 16.595 votos (35,95%) que consiguieron en este comicio, Vamos Villa María y Juntos es Posible, las dos vertientes del oficialismo nacional. Es decir, los seguidores del presidente Mauricio Macri perdieron en números redondos 3 mil votos y 3,7 puntos porcentuales.

Ver también

Esos casi 4 puntos menos, aunados a lo que ha sucedido en las distintas elecciones nacionales y provinciales, donde los candidatos del presidente han dejado apoyo social en el camino como consecuencia de la crisis económica y la pérdida de expectativas sociales en las posibilidades de la coalición gobernante, indican que Villa María se comportó de modo similar al resto del país. Esto es, dándole la espalda o disminuyendo la adhesión a Macri.

Por otro lado, como lo revela la foto de los festejos, el PJ de Córdoba capitalizó la victoria, reuniendo sobre el escenario a Accastello, Juan Carlos Massei, Carlos Gutiérrez (primer candidato a diputado nacional), el vicegobernador electo, Manuel Calvo, y el intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas, entre otros dirigentes.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción