Ahora Leyendo
Flexibilizaron nuestra vida

Flexibilizaron nuestra vida

El presidente Mauricio Macri.

Desde el inicio del actual gobierno nacional, se les dijo a todos los argentinos, que  estábamos frente al mejor equipo de los últimos cincuenta años, y se hicieron innumerables promesas electorales.

VER MÁS ARTÍCULOS DE CARLOS CAFURE.

Municipalidad Río Cuarto: Luminarias
Publi-Web-Muni-2

Prometieron, que no venían a quitarle nada a nadie…Prometieron, que iban a eliminar el impuesto a las ganancias a los trabajadores… Prometieron,  no devaluar… Prometieron, bajar la inflación fácilmente… Prometieron, no aumentar las tarifas… Prometieron, combatir la pobreza… Prometieron, cuidar a los niños y a los abuelos (jubilados)… Prometieron, no volver al Fondo Monetario Internacional… Prometieron, unir a los argentinos… Sin embargo, a tres años de gobierno, no cumplieron…

Se avanzó y con el apoyo de parte de la oposición aprobaron una Reforma Jubilatoria (reducción de los haberes jubilatorios), quitaron pensiones, intentaron avanzar en la Reforma Laboral (quita de derechos y conquistas alcanzadas a los largo de la historia por el movimiento obrero), buscaron avanzar sobre Convenios Colectivos de Trabajo, quisieron poner techos a las paritarias, sacaron medicamentos gratuitos a los jubilados, y fueron eliminando subsidios para los sectores más desprotegidos, entre otras cosas.

No eliminaron el impuesto a las Ganancias a los trabajadores, sino que incrementaron exponencialmente la cantidad de nuevos trabajadores (incluyendo jubilados) que ahora también pagan este impuesto nefasto, confiscatorio, regresivo y neoliberal. Es una injusticia y una contradicción, que para trabajar  o para percibir una jubilación (aportes que se hicieron durante años), haya que pagar un impuesto. ¿Acaso ser trabajador o jubilado en la Argentina es un castigo? Es lo que la mayoría siente.

Devaluaron de forma preocupante la moneda nacional, deteriorando enormemente el poder adquisitivo de los sectores más vulnerables, de los trabajadores asalariados, y los jubilados.

No bajaron la inflación, sino que por el contrario la aumentaron. Para este año la expectativa inflacionaria, rondaría según distintos informes, alrededor del cuarenta y cinco por ciento (45%), cuando en el último año del kirchnerismo, fue de alrededor del veinticinco por ciento (25%).

Aumentaron escandalosamente las tarifas, en porcentajes que están absolutamente alejados  de la realidad, y desproporcionados de lo que el ciudadano común puede pagar por él mismo. A raíz de esta mala decisión económica, han terminado cerrando fábricas, pymes, y comercios; y como consecuencia de esto,  se viene dando un creciente número de despidos  de trabajadoras y trabajadores, en todo el territorio nacional.

Aumentaron la pobreza. El modelo económico del gobierno nacional que desde el primer día se llevó adelante, es de ajuste. Entre la devaluación, la inflación, los tarifazos, y los despidos, entre otros factores, miles de argentinos; han pasado a ser los nuevos pobres. La mayoría de las decisiones económicas, que el gobierno nacional viene ejecutando sólo generan una importante transferencia de recursos de los sectores más bajos a los más ricos de la economía nacional. Es decir, claramente, por medio de sus decisiones, es un gobierno para los ricos.

No cuidaron para nada a los niños (aumentaron la pobreza estructural, la desnutrición y  redujeron vacunas del calendario respectivo). Tampoco cuidaron a los abuelos (recortaron aún más las jubilaciones nacionales de hambre que ya tenían, aumentaron geométricamente los precios de los medicamentos, y se quitaron prestaciones del PAMI, entre otras).

Volvieron al Fondo Monetario Internacional (FMI), y no sólo eso: han endeudado la República Argentina de una forma realmente grave y peligrosa. En un país en el que no se crece, en el que sólo se ajusta, en el que se asfixia al mercado interno, en el que se recorta haberes de los jubilados, en el que se buscan paritarias por debajo de la inflación, en el que se que despiden a diario cientos de empleados,  en el que se cierran fábricas (como así también pymes y comercios)… ¿Cómo piensan devolver los miles de millones de dólares que se han pedido de manera irresponsable a este organismo de crédito internacional?

En los discursos y apariciones en los medios tanto del Presidente, como de ministros o legisladores del oficialismo, permanentemente buscan profundizar la división o la grieta (como habitualmente se dice), desuniendo aún más a los argentinos.

Hasta ahora sólo hemos visto el incumplimiento de la inmensa mayoría de las promesas de un gobierno nacional que es apoyado por gobiernos provinciales de distinto signo político (apoyando más ajuste al pueblo).

Si uno analiza en retrospectiva cuál es la situación general de los argentinos en estos últimos tres años, podemos resumirla la siguiente frase: hasta ahora, solo flexibilizaron nuestra vida.

Como reflexión final, dejo esta frase de Carlos Heller (Presidente del Partido Solidario y titular del Banco Credicoop Cooperativo Ltdo.) : “El límite del ajuste es la capacidad de resistencia de los ajustados”.

* Carlos Emanuel Cafure es abogado.

Ver también

--

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.

--

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción