Viernes 29 de Mayo de 2020

Finalmente llegarían respiradores chinos y el país reunirá, a fines de junio, 11 mil respiradores artificiales

El Ministerio de Salud trabaja para sumar entre 1500 y 2500 camas críticas para afrontar los enfermos más graves de COVID-19, que según el plan para afrontar la pandemia, serán alrededor del 5% de los que se contagien.

Un informe de la agencia Telam señala que a fines de junio el sistema de salud va a contar con otros 2.500 respiradores, entre los que se producen en el país y "unos 1.500 que estaremos yendo a buscar próximamente a China", según informaron fuentes sanitarias de la Nación.

"Nos estamos alistando para que el pico, la mayor cantidad de casos, no cause una saturación del sistema de salud", expresaron las fuentes consultadas por la agencia noticiosa.

En el país existen 2.500 camas de terapia intensiva para adultos en el sector público y 5.900 en el privado, lo que hace unas 8.400, y ante un "impacto medio" de la enfermedad se necesitarían entre 2.000 y 3.000 camas más, por lo que se considera clave contar con más unidades críticas.

"En este momento, por la suspensión de las cirugías programadas y la baja siniestralidad de tránsito, la mitad de esas aproximadamente 8.400 camas críticas con ARM (Asistencia Respiratoria Mecánica) están ocupadas cuando normalmente es el 70, 80 por ciento", calcularon las fuentes.

Esto implica, que él sistema sanitario nacional, tiene una disponibilidad de 4200 camas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) con ARM. De acuerdo a la planificación que se realiza, tomando como base el modelo de impacto del COVID-19 en China, un 5% de los contagiados debería ser derivado a las llamadas críticas. El número de 4200 camas críticas disponibles (50% del total, teniendo en cuenta que el resto de las camas, está ocupada por otras patologías), implica que él sistema se saturará a partir de los 84.000 contagios.

Con 2500 respiradores adicionales, a finales de junio, el punto de saturación, serán 50.000 casos adicionales. De allí, la importancia de reducir las posibilidades de contagio a través del aislamiento. Cabe recordar, que cada enfermo (sintomático o asintomático), sin aislamiento puede contagiar hasta 3 personas.

Según los voceros, en esta política de ampliar la disponibilidad "hay dos factores críticos: el equipamiento (como camas y monitores) y los respiradores".

El otro recurso crítico son los profesionales, por lo que se acordó con la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva que profesionales de otras áreas puedan cubrir los puestos de los terapistas durante la pandemia.

"Claramente no tenemos la cantidad de especialistas en terapia intensiva para este momento; además si un profesional se contagia, debe quedar en cuarentena todo el equipo de su turno, por eso tenemos que formar reservistas", explicaron.

Ver también

Para las autoridades de Salud, los recursos humanos son el "otro cuello de botella", por lo que apuntan a incorporar a recién recibidos, aunque tengan el título en trámite, y a profesionales extranjeros.

En esta dirección, se abrió un registro de voluntarios en el que se inscribieron unas 5.000 profesionales de distintas especialidades.

"Además de capacitarlos rápidamente, esto necesita un marco regulatorio para que las las provincias puedan dar matriculas provisorias en estos casos en el marco de la contingencia. También estamos proponiendo que los paramédicos realicen los traslados en ambulancia en los casos de baja y mediana complejidad, porque vamos a necesitar a los médicos", finalizaron.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción