La Fábrica Argentina de Aviones (FADEA) confirmó el fin de semana que fueron despedidos 68 trabajadores de distintos sectores de la compañía. También informó que fueron suspendidos 550 trabajadores, que percibirán un 75% de su salario.

Finalmente, el viernes, la Fábrica Argentina de Aviones (FADEA) confirmó que despidió a 68 trabajadores de la planta fabril y que a partir de hoy inicia un esquema de suspensiones que alcanza a 550 operarios, que percibirán por los días no trabajados, el 75% de sus salarios. Las suspensiones no tienen fecha de finalización y están sujetas al cronograma de trabajo futuro. Así lo confirmó a través de un comunicado de prensa la propia compañía.

La información ya había sido adelantada por ENREDACCIÓN el martes y miércoles de la semana anterior. El número de despidos que forma parte del plan de negocios de FADEA es de 110, por lo que fuentes del gobierno nacional no descartaron que puedan producirse nuevas cesantías.

El viernes, trabajadores despedidos de la empresa cortaron la Avenida Fuerza Aérea.

[FADEA EN LA PISTA DEL AJUSTE]

VER El gobierno nacional no planea cerrar FADEA, pero es probable que no fabrique más aviones

VER Fábrica de aviones: habría 110 despidos más y suspensiones por dos meses de todo su personal.

VER El ajuste llegó para quedarse y hace foco en el sector productivo del Estado nacional.

VER FADEA sigue con despidos y todavía no levantaron vuelo los proyectos productivos.

VER FADEA: Del Pampa III a los Puelche, una historia de frustraciones.

VER La Fuerza Aérea incorporó el Texan II, el avión con el que EE.UU hundió el proyecto Pampa.

FADEA asegura que  las cesantías forman parte de un “plan de adecuación de la dotación que se está llevando a cabo” y que “esta medida no es aislada, sino que se enmarca en un conjunto de acciones que se están realizando para reestructurar y reorganizar a la fábrica de modo de lograr el equilibrio en todos los niveles de la organización”.

Agrega que “con el objetivo de mantener las capacidades productivas, FADEA acordó establecer a partir del día lunes 5 de febrero de 2018, un esquema de suspensiones parciales que implicará a aquel personal que en función del volumen de trabajo actual no posea tareas asignadas. Cabe destacar que esta medida no afectará el curso de los programas en ejecución, los cuales no se han visto alterados y continuarán con su normal desarrollo. En este sentido, el personal involucrado en proyectos vigentes con carga de trabajo asignada no será suspendido”. Inicialmente las suspensiones involucrarán a 550 colaboradores que se desempeñan en distintas áreas de la fábrica. Los mismos se irán reincorporando a medida que los programas en curso o los nuevos a ejecutar lo requieran”.

Señala FADEA que “se acordó generar el menor impacto posible para los ingresos de los trabajadores, quienes percibirán el 75% de las jornadas no trabajadas”.

La empresa insiste en que “de este modo se optimizarán los recursos asignados, manteniendo los procesos vinculados al volumen de trabajo actual y al esperado, sin afectar las capacidades que serán estratégicas en el futuro próximo” y explica que “para entender la situación actual, se debe analizar a FADEA dentro del contexto nacional actual. Cuando asumió el nuevo Gobierno Nacional encontró empresas públicas mal administradas, sin coordinación ni estrategia comercial, con déficit y que incumplían su compromiso con la sociedad. La actual situación de FADEA es resultado de años de gestiones ineficientes que hoy llevan a tomar medidas difíciles y poco gratas, pero necesarias para lograr revertir las gravísimas consecuencias que pueden generarse”.

Sumate al equipo y ayudanos a contar más historias.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com