Ahora Leyendo
Esteban Batista: "Mi fuerte es la experiencia que le puedo dar al equipo"

Esteban Batista: "Mi fuerte es la experiencia que le puedo dar al equipo"

El nuevo refuerzo de Instituto tuvo un debut brillante. La hinchada albirroja lo premió con aplausos cada vez que fue a sentarse al banco de suplentes y el DT Facundo Müller lo llenó de elogios: "Generó el juego que nos estaba faltando, él es un gran pasador y supo encontrar a sus compañeros cuando la defensa de Bahía lo encerraba, me voy más que satisfecho". El uruguayo terminó con 10 puntos (100% de efectividad), 6 rebotes y 4 asistencias en 16 minutos de acción.

Luego del partido, el jugador nacido en Montevideo fue el último en salir del vestuario para hablar con ENREDACCION. Con sus 2,08 metros y un vozarrón que inundó los pasillos vaciós del Sandrín, dejó en claro que se sintió cómodo desde el primer minuto en el equipo y que la victoria lo ayudó a encontrarse más rápido de lo que esperaba con sus compañeros.

"Estoy muy contento de estar acá en Instituto, cuando llegué me encontré con un gran plantel y sobre todo un muy buen grupo. Después, el partido, en la manera en que se dio, me ayudó a meterme rápido en el equipo con los compañeros y obviamente a disfrutar de la primera victoria", resumió sobre su debut.

Justamente sorprendió la manera en que te acoplaste al equipo, ¿cómo se explica?

La verdad, que son muy buenos jugadores, tuvimos una buena sintonía desde el principio a pesar de que no nos conocíamos prácticamente nada y por suerte nos pudimos entender muy bien; y eso es algo positivo de cara al futuro que hay que seguir trabajándolo, explotándolo. Ahora vamos 1 a 0 pero  es una serie que hay que seguir y pensar el partido que viene para seguir acoplándose.

¿Lo habías visto jugar a instituto?

Poquito… algo de la Liga Sudamericana, pero casi nada. La verdad, es que ni en la cabeza de la gente de Instituto ni en la mía pensábamos fusionarnos en algún momento cercano, se dio todo muy rápido y para suerte de los dos, fue una conexión bastante rápida.

¿Físicamente, cómo te encontrás?

Recién volví a jugar el lunes después de varios días parado, y uno ya no tiene veinte años, que aprieta el chip y juega lo más tranquilo. Entonces, arranque con cuidado, viendo como iba sintiéndome, pero es fácil porque es un equipo que juega muy bien y es más sencillo acoplarse a un conjunto que ya tiene un patrón de juego, y por decirlo de alguna manera estoy tratando de asimilar eso y entrar de una forma disimulada.

Le diste juego al equipo con varias asistencias, cuando uno imaginaba que ibas a apostar a anotar…

Uno a través de la experiencia que ya tiene incorporada puede hacer esas cosas. Es parte de mi fuerte hoy por hoy, de saber leer las situaciones que se van presentando, si hay para jugar, si hay para asistir, y por ahí, la virtud de mis compañeros de saber leer mis intenciones y terminar siempre bien. Eso me pone contento porque uno al tener jugadores de calidad puede ejecutar de mejor manera. Porque si uno la saca y te tiran un ladrillazo de afuera se complica, pero creo que encontramos una combinación muy buena para el equipo, esto de jugar adentro-afuera y viceversa, crea un balance importante que espero podamos sacar mucha ventaja.

¿Qué te genera jugar en La Liga Nacional?

Es una experiencia nueva, parecida a la de la otra vez por llegar a mitad de temporada… con diez añitos menos lo único, y otros cuantos dolores menos también. Para mí es un orgullo, porque es una Liga en la que se juega muy bien, que es muy rica en cuanto a calidad técnica, los entrenadores son muy buenos y hay mucha diferencia con lo que se juega en Uruguay. Allá la Liga se juega en una sola ciudad, prácticamente no viajás, es más pobre en cuanto a lo táctico pero en mi caso me estoy adaptando bastante rápido y fácil a este sistema.

Hoy la hinchada de instituto ya te tiró los primeros aplausos…

¿Mal, no? (risas) Sí, también había que pasar esa prueba con la gente, porque ellos tenían la expectativa de ver que jugador venía y estoy seguro que muchos no tenían ni idea. Creo que la victoria del equipo ayuda a que todo se ensamble mejor y más rápido, porque las victorias siempre son muy buenas para lo anímico y ahora hay que seguir sumando, no seguir pensando en lo que pasó hoy, sino en lo que se viene porque las aspiraciones del equipo son altas y hoy dimos un pasito en la escalera.

--

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción