El incidente se produjo el martes pasado y se conoció el viernes. En un vuelo regular con escala en Neuquén, la empresa no tenía un mecánico para atender la aeronave y debió buscar uno de urgencia. La información fue publicada por el sitio especializado Aviación en Argentina.

El avión de FlyBondi en Neuquén. Foto: Gentileza Aviación en Argentina.

El episodio ocurrió el pasado martes pasado y se conoció el viernes. El vuelo de la empresa “Low Cost” aterrizó en el aeropuerto neuquino y no disponía en ese momento de un mecánico habilitado que atendiera la aeronave en dicha escala. Personal de la empresa o vinculada a ella, “tuvo que salir a buscar un técnico habilitado para poder atender la aeronave en la re-carga de combustible y en la inspección de transito que habitualmente se realiza en cada escala”.

Sin embargo el asunto no fue tan simple. Tras solicitar un técnico habilitado en las instalaciones de cada una de las empresas aéreas que operan en Neuquén y frente a la negativa recibida en todos los cosas, FlyBondi habría “conseguido mecánicos en un taller aeronáutico del cual no trascendió el nombre”, describe el sitio Aviación en Argentina.

“Si bien no está confirmado, fuentes consultadas aseguran que ninguna de las personas que se ven en las imágenes realizando la carga de combustible, estarían habilitadas para realizar la tarea en los Boeing 737-800 NG, la aeronave que utiliza Flybondi”, continúa diciendo el sitio.

OTROS INCIDENTES

Nelson, el avión de Flybondi poco después del incidente con el motor que se ve en la foto, durante su fallido primer vuelo promocional.

El vuelo FO 5445, que durante el sábado 3 de febrero partió desde Bariloche hacia Mendoza y Córdoba, se vio obligado a dejar en tierra 2.000 kilos de equipaje debido a limitaciones técnicas y de performance de la aeronave 737-800, que está obligada a cargar más combustible. Las valijas varadas fueron luego transportadas en camiones hasta su lugar de destino.

El secretario General de APLA (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas), Pablo Biró, explicó en esa oportunidad que “el avión no tiene la certificación RVSM, que requiere una mayor precisión en el instrumental de la aeronave, con más controles; por lo que tiene que volar debajo de niveles óptimos de altitud por lo que consume más combustible y al comercializar a full el avión tiene que dejar valijas abajo”.

Según la denuncia de los pasajeros, el vuelo partió además con una demora de 70 minutos (debía partir a las 18.20 y lo hizo a las 19.30).

La aerolínea hizo luego su descargo en un comunicado: “En todos los vuelos, Flybondi.com prioriza la seguridad de sus pasajeros ante cualquier otra circunstancia. El sábado 3/2/18 las altas temperaturas registradas en Bariloche redujeron la capacidad de carga de equipaje permitido que se puede transportar en las bodegas. Por este motivo, y para garantizar la seguridad del vuelo, nuestro equipo de operaciones decidió no embarcar el equipaje previsto para despachar”.

El 22 de enero de este año, el vuelo promocional de la compañía sobre la ciudad de Córdoba, tuvo que regresar al detectarse una falla en el motor izquierdo del Boeing 737/800NG. La empresa había comunicado que no hubo situación de emergencia, pero fuentes aeronáuticas dijeron que se declaró una alerta amarilla (es decir intermedia, dado que hay tres categorías, siendo la mínima sin novedades y la máxima, alerta Roja).

ARTURO Y EL TERCER AVIÓN

El segundo Boeing 737/800NG fue bautizado como Arturo, informó a través de Twitter, la propia compañía, aunque aún el avión no pudo volar. A la par, anuncia la llegada de una tercera aeronave del mismo tipo.

El diario Página/12 publicó a principios de este mes, que la compañía que conduce Richard Gluzman, “viejo socio del vicejefe de Gabinete, Mario Quintana”, adquirió “sus dos unidades con hasta dos décadas en servicio –además de un tercero camino a incorporarse– a aerolíneas low cost tailandesas calificadas entre las más inseguras del mundo por sitios especializados. Se trata de las firmas Nok Air y Sriwijaya Air, que cuentan con apenas dos o un punto respectivamente en seguridad, lo que las ubican entre las 16 más inseguras a nivel global, mientras que Aerolíneas Argentinas –por ejemplo– califica “siete sobre siete”. Los problemas técnicos de Flybondi fueron una constante generando malestar entre usuarios por los constantes retrasos, mientras el segundo avión sufrió un desperfecto el domingo previo a su vuelo inaugural. El tercero alquilado, también ex propiedad de Nok Air, quedó varado camino a la Argentina en islas Maldivas por un problema del piloto automático”.

LA AYUDA ESTATAL

FlyBondi cuenta con un fuerte apoyo estatal o con aceitados vínculos oficiales, tanto en la administración nacional como en las provinciales.

El ministro Dietrich toma una selfie con Nelson, el avión de FlyBondi. Foto: FlyBondi.

El último acuerdo, que revela una fuerte vinculación de la empresa con el sector público, de fue realizado con la administración de la UCR-Cambiemos en Mendoza. El CEO de la empresa, Julian Cook‏ @juliancook_ informaba a través de su cuenta de Twitter que “hoy firmaremos un convenio de Responsabilidad Social Empresaria junto a Elisabeth Crescitelli, ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza. Por cada pasaje vendido desde y hacia Mendoza, @flybondioficial donará un pasaje para los mendocinos que más lo necesitan”.

A su vez, la compañía recibió un fuerte apoyo del gobierno cordobés. Según el comunicado de prensa publicado por el Ejecutivo provincial el 13 de julio de 2017, ese acompañamiento consistía en lo siguiente:

“Flybondi quedará exenta del pago del Impuesto Inmobiliario por el plazo de cinco años. También se aplicará un descuento progresivo del impuesto sobre los Ingresos Brutos sobre los ingresos provenientes del desarrollo de la actividad del transporte aéreo, de un 50% los tres primeros años y del 25% en los dos restantes. Además habrá exención total del pago del Impuesto a los Sellos por el término de dos años desde el inicio del plan de inversión. También se otorgarán subsidios por el plazo de dos años para los 209 puestos de trabajo permanentes que la empresa se comprometió a crear y recibirán un aporte no reintegrable por capacitación. Estas personas deberán estar domiciliadas en la provincia de Córdoba. Asimismo, la Provincia facilitará la gestión ante EPEC para proveer el abastecimiento energético necesario para la instalación de la empresa en Córdoba”.

El taller de Flybondi en Córdoba. Foto: Aviación en Argentina.

Además, el precario taller en el que operaba la compañía en Córdoba -un container despintado-, había sido aprobado por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), con el código 1B-595. El texto señala: “Certificado de habilitación. Taller aeronáutico de reparación”.

Sumate al equipo y ayudanos a contar lo que el poder no quiere.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com