Leyendo Ahora
“¿Está usted segura que es la cabo Banega? Yo la hacía más rubia”

“¿Está usted segura que es la cabo Banega? Yo la hacía más rubia”

La particularidad de la segunda denuncia judicial que realizó la suboficial Melisa Banega contra el comisario Alejo Muñiz, es que no ahorra detalles sobre el trato que recibió en sede judicial. Quizá, lo que cuenta la mujer, ayude a entender semejante mora en el caso.

Personal-2021

Dice la denuncia: “Al otro día del hecho recibí dos llamadas, la primera era de la psicóloga de la departamental de Villa Carlos Paz. Me preguntó cómo estaba y si quería ir un día a hablar con ella que fuera. La otra llamada fue de la fiscalía, para que al otro día fuera a declarar a las 10:00. Pregunte por la Dra. Gómez Jorgelina, (jamás se me curso una citación formal o ajustada a derecho)".

Horóscopo Chino 2021

Continúa relatando que "al otro día me llego a Tribunales y cuando ingreso, en la entrada pregunto a un señor que no dejaba de hablar por celular y le consulte si sabía dónde podía encontrar a la doctora Gómez porque tenía una cita con ella. El Señor me pregunta quién era yo, aunque estaba uniformada, me presenté como la cabo Melisa Banega. Me miró sorprendido y me dijo textual: “¿Está usted segura que es la cabo Banega?” Contesto con un gesto asintiendo que sí y me miró de arriba abajo y agrega: “Yo la hacía más rubia… Bue”. Lléguese por esa mesa y consulte con la secretaria por la Dra.” Eso hice y me hicieron esperar unos minutos, cuando pasé, hablé con una Sra. que se presentó como la Dra. Gomez. Me hizo varias preguntas personales que nada tenían que ver con el hecho por mi denunciado, como “si tenía hijos, quién era su papa, cómo me llevaba con mis compañeros y con mi dupla en el móvil y como era la relación con el principal Martin, desde cuando lo conocía y que me había sugerido con la “supuesta”  instancia privada (puso énfasis en el supuesto y con gestos de comillas), me dijo porque había desobedecido y me había ido a Córdoba  cuando aún estaba en horario de guardia, luego de no escucharme y haciéndome sentir incomoda con preguntas personales y preguntas referidas a mi jefe de compañía, le digo: “que Martin no era el que había abusado de mí, sino el Chajá Muñiz. Entonces me dijo que una escribiente me iba a tomar declaración, esta persona me lleva a un pequeño escritorio, comenzó a escribir, ella nunca me pregunto nada solo anotaba en una computadora lo que yo le decía, luego ella repitió cada una de mis palabras y todo contado detalladamente, se levantó se retiró con mi declaración en la mano y unos minutos después regreso con los papeles me hizo firmar y me dijeron que me retirara del lugar, de allí me fui a mi guardia”.

Mackentor

Finalmente recuerda que “ya habían pasado unas seis guardias y era un fin de semana. Yo estaba en el móvil esa mañana, patrullando por la calle 9 de Julio, y miro hacia mi derecha y veo al señor que me había atendido esa mañana en tribunales, que ya sabía que era el fiscal (Gustavo) Marchetti tomando algo en una mesa de un bar con el denunciado comisario Muñiz. Ellos hablaban y se reían. Era el que me había dicho en tribunales: “¿Está usted segura que es la cabo Banegas? Yo la hacía más rubia”.  Nunca más me llamaron a declarar”.

VER ¿Protegido?: una suboficial denunció por acoso y violación a un jefe policial y la Justicia lleva más de una década sin resolver el caso.

--

Te puede interesar

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

>> También podés comprar libros, información y cultura en La Tienda de ENREDACCIÓN.

>> ©Enredacción. Está prohibida la reproducción de este artículo.

Volver arriba