Ahora Leyendo
Escándalo Pampa III: en Guatemala, ratifican que la operación de compra del avión argentino “no era procedente”

Escándalo Pampa III: en Guatemala, ratifican que la operación de compra del avión argentino “no era procedente”

El Contralor General de Cuentas del Estado de Guatemala, Edwin Salazar, ratificó ayer que la compra del avión IA63-Pampa III por parte del gobierno de ese país “no era procedente”. Lo hizo al desmentir que la renuncia de uno de sus segundos, César Elías, hubiera sido a causa de haber firmado el rechazo a la operación por 28 millones de dólares, concretada con la Fábrica Argentina de Aviones (FADEA).

Enredacción-Te contamos

Salazar afirmó en conferencia de prensa que “yo le pedí la opinión al Departamento Jurídico, dónde están los especialistas, y ellos trasladaron su opinión indicando que no era procedente, entonces giré la instrucción que recomendábamos que esto no procedía, pero le pedí el favor a César Elías que lo diera a conocer”. El motivo de esa solicitud es que Salazar estaba visitando la delegación de San Marcos, por lo cual le pidió favor a Elías para que fuera el portavoz e indicara que no procedía.

Publi-Web-Muni-2

Ayer, varios medios guatemaltecos señalaban que el subcontralor de Calidad del Gasto Público, César Elías, había presentado su renuncia por la presión de Salazar y como consecuencia de haber declarado no procedente la compra de dos aviones argentinos Pampa III por US$28 millones.

El funcionario renunciante, según el sitio digital Publinews, ocupó el cargo desde el 20 de enero de 2015 hasta el 16 de julio de este año. Fue quien firmó un oficio el 10 de julio, que luego fue remitido al ministro de Defensa, Luis Miguel Ralda, donde precisa que el procedimiento de la compra “no está regulado en el ordenamiento legal vigente”.

Luego de ello, Guatemala desistió de la compra y ahora enfrenta la amenaza de acciones legales de la Fábrica Argentina de Aviones (FADEA) por no cumplir con el contrato.

El hasta ahora subcontralor se despidió de su equipo a través de un mensaje de WhatsApp en el que dice que “la independencia debe ser el principio a defender por todos los auditores. Hasta pronto”.

Mónica Monge, secretaria privada de la institución, había señalado antes de la comparecencia de Salazar, que “no pudo haber presiones a causa de los Pampa III porque Elías solo firmó un oficio que fue elaborado por la Dirección Jurídica de la Contraloría”.

QUÉ PASÓ

El convenio de provisión de los aviones, servicios de capacitación y mantenimiento, fue firmado el 3 de julio, por los ministros de Defensa de ambos países (Luis Ralda de Guatemala y Oscar Aguad de Argentina). Frente a la decisión unilateral de Guatemala, Argentina reclama el cumplimiento del contrato. Tanto los aviones, como los servicios habían sido valuados en 28 millones de dólares.

La operación está caída porque el gobierno de Guatemala no utilizó la Ley de Contrataciones del Estado para comprar los dos aviones IA63-Pampa III producidos en Argentina. Por ese motivo, la Procuraduría General de la Nación (PGN) solicitó al Ejecutivo de ese país que desista de concretar la operación y el gobierno aceptó el planteo.

La ley de Contrataciones de Guatemala obliga a que se realice una licitación pública para adquirir bienes para el Estado. Según el organismo de control de los actos jurídicos de esa Nación centroamericana, no hay otro camino. En ese sentido, se sabe concretamente que no hubo licitación pública.

Ver también

El IA63 Pampa III en la pista de FAdeA. (Foto: Prensa FAdeA).

Ocurre que la adquisición de los Pampa III se habría realizado utilizando como base, un viejo acuerdo de Cooperación Científica y Técnica, firmado entre Argentina y Guatemala en 1980, y renovado un mes antes de que el presidente Jimmy Morales viajara a Argentina. La modificación se denomina Complementario de Cooperación. Dicha ampliación fue firmada por los ministerios de Defensa y Relaciones Exteriores de ambos países. Ese acto fue confirmado por el jefe de la Procuraduría General de la Nación (PGN), Jorge Luis Donado.

Sin embargo, en Guatemala se discute justamente si el convenio de cooperación complementario entre los dos países permite o no una operación de este tipo y su legalidad. En principio, se considera que el acuerdo debió pasar por el Congreso, como sucedió con el acuerdo base que data de 1980. También hay coincidencia en que el convenio no es adecuado para adquisición de equipamiento militar. Lo concreto, al menos por ahora, es el que la Procuración Generla de la Nación (PGN) concluyó en que el único modo de efectuar la adquisición era por vía de la Ley de Contrataciones del Estado. El caso es además investigado por la Fiscalía contra la Corrupción.

El lunes, el titular de FADEA, Antonio Beltramone, le planteó a Ralda, a través de una carta, “la disposición de Argentina de considerar alternativas posibles para la adecuación del contrato firmado en la medida que existan garantías de para el cumplimiento de los compromisos asumidos”.

De lo contrario, menciona la misiva, podrían proceder por la vía del reclamo legal por incumplimiento de los acuerdos. En ese sentido, dice textualmente que "reservará el derecho para ejercer las acciones para el resarcimiento que correspondan".

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción