El vocal por la minoría en el Tribunal de Cuentas sufrió un extraño robo en el que le llevaron computadoras y un disco externo, entre otras objetos. No le llevaron dinero. En noviembre, había denunciado al jefe comunal por haber gastado en un viaje a México y otro a Buenos Aires, los 150 mil pesos que le había otorgado el gobierno mediante un Adelanto del Tesoro Provincial (ATP).

Discurso. El intendente Bruno dando su discurso, con el ex gobernador De la Sota, González y Saieg por detrás. (Gentileza Sumario de Alta Gracia).

Difícil no atar ambos acontecimientos. La casa revuelta, las computadoras robadas, el disco externo de un terabyte, los roperos tirados al piso.

Es imposible que el escenario desagradable con el que se encontró el sábado último en su casa Javier Gutiérrez, tribuno de Cuentas por la oposición en Villa Los Aromos, no lo traslade inmediatamente a la denuncia que el año pasado presentó ante la justicia.

Si bien, por ahora no hay vinculaciones directas que aten un episodio con otro, Gutiérrez no puede dejar de pensar en la causa judicial que por su presentación ante la fiscalía se le viene siguiendo al jefe comunal de esa localidad serrana, Antonio Bruno (Unión por Córdoba), quien el año pasado gestionó un Adelanto del Tesoro Provincial (ATP) de 150 mil pesos argumentando desequilibrios financieros en la comuna, y terminó utilizándolos para solventarse un lujoso viaje a México para asistir a un congreso sobre energías sustentables.

La denuncia presentada por el tribuno de Cuentas por la minoría -del partido Unión Vecinal Federal- recayó en la fiscalía de Emilio Drazile, cuya investigación busca determinar si Bruno utilizó discrecionalmente fondos otorgados con otros fines.

ROBO SOSPECHOSO

“No sé si está relacionado”, respondió Gutiérrez al ser consultado por ENREDACCION. “Pero no deja de ser un hecho llamativo que no tiene antecedentes en una comuna como la nuestra”, se resignaba.

Su vivienda está ubicada en Villa Los Aromos, camino a La Paisanita, y hasta allí se llegaron desconocidos que actuaron con violencia en momentos en que ni su propietario ni sus dos hijos se encontraban. “Entraron a la casa a patadas, rompiendo las puertas. Se llevaron documentación, dos notebooks con las que yo trabajo, un disco duro externo y varias otras cosas”, dice con un tono prudente aunque de sospecha. “No fue un robo común”, repite.

Así quedó el interior de la vivienda del Tribuno de Cuentas Javier Gutiérrez. Le llevaron computadoras y un disco duro externo. FOTO: Gentileza.

 

Justo el  día del incidente, Gutierrez venía de haber participado por la mañana en un programa radial que se llama Tiempo de Valientes y se emite por la FM 93.3 de Alta Gracia, donde en una entrevista había objetado al auto-aumento que se había propinado el intendente Bruno. “Pasó de cobrar 23 mil pesos a percibir 51 mil”, sostuvo.

Ese mediodía, a poco de haber regresado a su casa, fue invitado por un vecino a comer. “Me crucé de tranquera, comimos, y cuando volví a mi casa ya estaba todo revuelto”, reseñó.

“La impresión que me queda es que o me estaban espiando, o yo iba a estar en el momento del robo, porque dejaron muchas señales de violencia en lo que hicieron”. Como si hubiera sido a propósito. Como si hubiera sido “algo más que un robo”.

Es muy probable que los autores de la sustracción y sus movimientos hayan quedado registrados en las cámaras de seguridad públicas instaladas en la comuna. Pero según Gutiérrez, el jefe comunal “se niega a facilitarlas si no es por orden judicial”, se lamentó.

“La impresión que me queda es que o me estaban espiando, o yo iba a estar en el momento del robo, porque dejaron muchas señales de violencia en lo que hicieron”. Como si hubiera sido a propósito. Como si hubiera sido “algo más que un robo”.

El tribuno Javier Gutiérrez -quien sufrió el extraño robo- viene ejerciendo un cuidadoso control de las finanzas de la comuna. (Foto: Gentileza).

QUÉ PASA EN VILLA LOS AROMOS

La situación económica de la comuna de Villa Los Aromos es bastante sólida, según indican sus números oficiales. Sus ingresos son los más altos dentro del corredor de las comunas de la Ruta 5, con una altísima tasa de recaudación que llega al 90 por ciento.

En el último año fue la comuna a la que más se le aumentó la coparticipación a partir del ajuste de septiembre último, recibiendo a partir de entonces una suba de 71,2 por ciento, lo que sería la envidia de muchos.

El Censo de octubre de 2010 fue una verdadera bendición para esta tranquila comuna del Valle de Paravachasca. En esa ocasión el jefe comunal “pidió a la gente que tenía casas de fin de semana que ocupen sus viviendas”, y por eso hoy la comuna recibe fondos por una población de 1.350 habitantes, cuando en realidad los “estables” no superan 750.

Todo esto vuelve entonces bastante extraño que el Ministerio de Gobierno de la Provincia le haya concedido fondos excepcionales que suelen ser destinados a necesidades críticas. “Desequilibrio no se ve por ningún lado, y con la sola coparticipación ya se cubren la totalidad de los sueldos”, señala Gutiérrez, quien habla con conocimiento, al tener a cargo el visado de todos los gastos. “La comuna está financieramente estable y con los pagos a los proveedores al día”, sostuvo.

Claro que unos fondos extras hubieran sido muy oportunos para mejorar la infraestructura. Los 150 mil pesos no reembolsables recibidos de las arcas provinciales se podrían haber usado para construir los baños públicos en el dispensario, o instalar una línea telefónica en la sala de primeros auxilios. Seguramente también se podría haber evitado el cierre de la guardería comunal, ocasión en la cual el intendente Bruno se lamentaba diciendo como la provincia le debía 180 mil pesos, no tenía otra alternativa que bajar la persiana.

UN VIAJE POCO CLARO

Entre el 16 y el 20 de mayo de 2016, Bruno viajó a México para participar del congreso Mirec Week, sobre Energías Renovables. No debe haber sido un viaje demasiado austero, ya que entre tíckets aéreos, estadía y viáticos, gastó 100 mil pesos. De los 50 mil pesos restantes que recibió del erario provincial, “quemó” algo más de la mitad -$26.758,86 para ser más precisos- tras asistir a otro congreso vinculado con las energías renovables, en esta ocasión en el hotel más lujoso de la Argentina: el Hilton de Buenos Aires. Allí se hospedó entre el 21 y el 23 de septiembre, es decir, pagó esa cifra por apenas dos noches de estadía.

El 10 de noviembre se conoció el caso, luego de que el vocal Gutiérrez remitiera una nota al Ejecutivo pidiendo explicaciones del caso y rendiciones de las sumas gastadas. Ante ello, Bruno defendió por escrito la utilización de esos fondos para su viaje, argumentando que “los resultados de ese evento podrían ser de gran utilidad para la comuna y la Provincia”, considerando que “era muy conveniente” su presencia al ser la tesis de su maestría referida a ese tema.

En la misma nota, el jefe comunal critica la denuncia presentada por el vocal del Tribunal, Javier Gutiérrez, al señalar que éste mismo había firmado la decisión por la cual se otorgaba licencia al propio Bruno para realizar ese viaje. Y sostuvo que el ATP se solicitó de manera “previa”, ya que era de esperar que con su viaje “se produjera un desequilibrio fiscal en la comuna”.

El caso terminó en una denuncia penal firmada por el vocal por la minoría, con el agregado que incluye en ella a Alfredo Cinalli, secretario de la Comisión Ejecutiva de Villa Los Aromos y miembro del mismo partido que Gutiérrez.

A MARCHA LENTA

Consultado por este medio, el fiscal Emilio Drazile relativizó de algún modo la posibilidad de obtener avances concretos sobre el caso de supuesto peculado que involucra al jefe comunal. “Se han mandado oficios al Ministerio de Gobierno que han sido reiterados, pero no nos han contestado”, sostuvo del fiscal. Agregó además que se tomaron declaraciones a la gente que firmó las autorizaciones, y sobre este tema se sorprendía al analizar que “la misma gente que presenta la denuncia es la que firmó las autorizaciones”.

Sobre ese punto, Drazile planea volver a tomar declaraciones a los denunciantes “para que aclaren esta situación, porque no es nada lógico que autoricen una erogación y luego no la autoricen”.

Consultado por esta cuestión, Gutiérrez responde que “la autorización que se dio desde el Tribunal de Cuentas fue para que el jefe comunal tomara licencia en sus funciones para hacer el viaje, pero de ninguna manera fue para que gastara en eso los fondos del ATP”, contestó, señalando que en la denuncia le plantea al fiscal que “no importa quién autorizó el gasto, sino determinar si es legal o no usar un ATP” para viajar a México. “Si me tiene que investigar a mí también, que me investigue”, sostuvo.

Finalmente, Drazile dijo que se ha pedido al juez de instrucción que autorice el levantamiento del secreto bancario para “determinar los fondos que había en los depósitos en las cuentas de la comuna”.

El fiscal justificó en “la burocracia de los bancos y de las reparticiones del gobierno” el nulo al menos escaso avance en la investigación que le fue encomendada. “No es que no quieran contestar -justifica el fiscal sin que se le pregunte-. Es que la burocracia es así”, según dijo en una reflexión al menos extraña para un funcionario público encargado de investigar un posible caso de corrupción.

¿Se está investigando a algún funcionario del gobierno provincial por el otorgamiento de estos ATP?-, le preguntó ENREDACCIÓN.

Por el momento no, pero si determináramos la responsabilidad de algún funcionario del gobierno, la causa debería ser remitida a Córdoba, porque yo no tengo jurisdicción para investigar eso, contestó Drazile.

No es que no quieran contestar -justifica el fiscal Emilio Drazile sin que se le pregunte-. Es que la burocracia es así”, según dijo en una reflexión al menos extraña para un funcionario público encargado de investigar un posible caso de corrupción.

QUÉ DICE EL INTENDENTE

Consultado por ENREDACCIÓN, Antonio Bruno, quien desde hace 17 años rige los destinos de Villa Los Aromos, no se mostró muy interesado en dar precisiones sobre el asunto. “Es un tema que lo tiene la Justicia, y entonces hay que esperar que la Justicia se defina”, respondió con parquedad.

Sobre el extraño episodio de robo que sufrió quien lo denunció ante la Justicia, terminó confirmando lo que el tribuno señalaba acerca de la no voluntad de poner a disposición las filmaciones. “Las filmaciones de las cámaras de seguridad se podrán exhibir cuando la Policía eleve las actuaciones al fiscal y el fiscal me pida copia de lo registrado en el horario de entrada y salida del domicilio. Ese día se las entregaré”, contestó el jefe comunal, algo molesto por la consulta periodística.

No hubo mucho espacio más para ahondar en lo sucedido: “No tengo más nada que hablar con usted, señor”, se excusó antes de interrumpir la comunicación.

adolfo.ruiz@enredaccion.com.ar

@adolruiz

Más vías de contacto:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com