El índice muestra que las fábricas están utilizando un bajo porcentaje de su potencial. El desempeño de la industria automotriz incidió para maquillar el desempeño general.

El uso de la capacidad instalada de la industria disminuyó en agosto de 2018 respecto al mismo mes del año anterior.

La fuerte recesión de la economía se está reflejando en una paralización de la producción industrial. Así lo dio a conocer el INDEC en el Estimador Mensual Industrial (EMI) sobre el uso de la capacidad instalada industrial, que cayó 4,3 puntos porcentuales en agosto en relación al mismo período del año anterior. Es el segundo peor mes de agosto desde 2002, cuando se utilizó apenas el 56,9% de la capacidad instalada industrial.

Se trata, a su vez, del cuarto mes consecutivo que registra contracciones interanuales de este índice que muestra que las fábricas utilizan cada vez menos porcentaje de su capacidad productiva.

En el séptimo mes del año, el mismo se ubicó en el 63% a nivel general, con 10 de los 12 bloques sectoriales relevados mostrando números negativos.

Los únicos que se salvaron del parate productivo fueron el sector automotriz y las industrias metálicas básicas, que se vieron traccionadas por un aumento en las exportaciones a partir de la mega-devaluación.

Este último sector tuvo un nivel mínimo de ociosidad (14,8%) -más de 20 puntos por encima del promedio de la industria- gracias al crecimiento de la producción de acero crudo y, en menor medida, del incremento de la elaboración de aluminio primario.

En contraposición, las ramas más golpeadas fueron la textil, la metalmecánica, papel y cartón y productos químicos. La primera fue la que tuvo la caída más abrupta en el uso de capacidad instalada que superó los 15 puntos porcentuales debido a la contracción del mercado interno que impactó en los niveles de elaboración de tejidos y de hilados de algodón.

En la industria metalmecánica, el nivel de utilización de la capacidad instalada llegó al 53,9%, a partir de la disminución de los niveles de producción de tractores, cosechadoras, sembradoras y de algunos sectores de consumo durable como línea blanca.

Sin embargo, en relación al mes de julio, es decir sin contemplar los factores de estacionalidad, el índice tuvo una sorpresiva alza al pasar del 60,1% de julio al 63% de agosto. Este incremento, además del piso histórico que significó el nivel de julio, se explica principalmente por una baja de 9 puntos porcentuales en la capacidad ociosa de la industria automotriz y de 12 puntos en la refinación de petróleo.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.