El SUOEM rechazó el pedido del secretario General de la Municipalidad de Córdoba, Daniel Arzani, de que los jefes de áreas informen quiénes son los trabajadores que asisten a las protestas. El jueves se desarrollará una asamblea general a las 10 de la mañana.

El conflicto entre los trabajadores municipales y la Municipalidad por la decisión del intendente Ramón Mestre de publicar la nómina de empleados y sus salarios en el sitio Web de la comuna cordobesa tuvo una nueva escalada ayer. Fue luego que se conociera la decisión del Ejecutivo de descontar salarios a los empleados que participen de asambleas y la orden a las jefes de área de que informen sobre quiénes participan de las protestas.

“Esto parece la dictadura”, dijo el secretario de Prensa del SUOEM, Damián Bizzi.

La atención al público en la Municipalidad de Córdoba estuvo resentida por las asambleas que realizaron los empleados en todas las reparticiones.

En una entrevista con Cadena 3, Bizzi dijo que “se trató de una jornada de esclarecimiento en rechazo al pedido del secretario General del Palacio 6 de Julio, Daniel Arzani, para que los directores de cada área informen quiénes son los que asisten a las asambleas. Esto es persecución y es muy parecido a lo que se hacía en la dictadura cívico-militar”.

Mientras que el próximo jueves, a las 10 de la mañana, frente a la Municipalidad de Córdoba, se efectuará una asamblea general en la que participará el secretario General del gremio, Rubén Daniele.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com