Ahora Leyendo
El SiReLyF rechazó las medidas del gobierno y llamó “a un acuerdo nacional” para salir de la crisis

Miércoles 18 de Septiembre de 2019

El SiReLyF rechazó las medidas del gobierno y llamó “a un acuerdo nacional” para salir de la crisis

El Sindicato Regional de Luz y Fuerza (SiReLyF) rechazó el “accionar del gobierno e instó a un llamado y posterior materialización de un acuerdo nacional entre todos los actores económicos, políticos y sociales para salir delante de esta crisis, con medidas de fondo, sostenibles en el tiempo y con proyección de resultados positivos de cara al futuro”.

Enredacción-Te contamos

A través de un comunicado de prensa titulado “Mezquindad 'populista' de los neoliberales del Newman”, que lleva las firmas del secretario General, Máximo Brizuela, y el secretario de Organización, Rubén Bergesio, agrega que “instamos y pregonamos por la paz en nuestro país, considerando que se deben respetar los plazos institucionales y una transición ordenada si los resultados de las PASO se repiten en las próximas elecciones generales de octubre”.

Publi-Web-Muni-2

Señala también que “la violencia no es el camino, el diálogo de carácter urgente y con todos sentados en la mesa es la salida. Sin lugar a dudas, estamos ante una situación de emergencia que requiere madurez y altura para sortearla, sin mezquindades, con mucha responsabilidad y un golpe de timón”.

Explica el SiReLyF que “si algo ha caracterizado al discurso de la coalición gobernante en nuestro país es la negativa y casi desprecio por las políticas sociales y la distribución económica equitativa a través de políticas públicas y medidas macroeconómicas”.

Miguel Ángel Pichetto y Mauricio Macri.

En ese sentido, apunta que “hasta el momento no se tomó ninguna medida para nuestros jubilados, que si tenemos en cuenta sólo el aumento de los medicamentos por la nueva disparada del dólar los sitúa aún más en una situación de emergencia”.

Sigue diciendo que “la combinación de la caída de los salarios, la baja del consumo, el fuerte endeudamiento, la fuga de capitales y la gran devaluación de estos años nos ponen en un escenario de crisis. Como consecuencia se vio alterada la legitimidad de un gobierno y/o presidente, que recibió el primer cachetazo en las urnas el domingo 11 de agosto”.

“Tampoco debemos olvidarnos de la fuerte inflación, muy alta durante el gobierno de Cristina Kirchner, pero altísima en la presente gestión de Mauricio Macri. Flagelo argentino si los hay y de las cosas “más fáciles de solucionar”, según se prometía durante la campaña de 2015”, agrega el texto.

“La corrida cambiaria que golpeó una vez más al bolsillo de los argentinos durante esta semana y alcanzó el 372% en estos 3 años y medio, ha depreciado una vez más el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país e impulsado a más argentinos al filo de la pobreza; frente a la dificultad para poder acceder y satisfacer sus necesidades básicas”, precisa.

“Es necesario, por no decir urgente, tomar medidas de fondo y no solo paliativos para mejorar un resultado electoral” indica el sindicato lucifuercista, para agregar que “las medidas anunciadas el pasado miércoles 14 de agosto son una respuesta a la diferencia porcentual de las PASO y la fuerte corrida cambiaria que el gobierno no quiso o supo contener”.

“Es necesario, por no decir urgente, tomar medidas de fondo y no solo paliativos para mejorar un resultado electoral”.

Ver también

“Ninguna de las medidas implica una mejora real de la situación de los habitantes del sur del continente, sino una contención frente a un nuevo golpe económico por la corrida cambiaria ya mencionada y posterior aumento de la inflación”, expresa el comunicado.

“Resultan insuficientes y hasta demagogas, rozando lo clientelar ya que tienen una clara intención electoralista. En algún punto, si tomamos su visión neoliberal los anuncios rozan lo “populista”, lo que resulta paradójico para los neoliberales del Newman (por el colegio al que concurrió el presidente Mauricio Macri junto a buena parte de su staff político)”, puntualiza el gremio.

“El impuesto al trabajo (por Ganancias), al que hoy se le maquilla una medida que “favorece”, no brinda una solución de fondo. El mismo, lo venimos pagando desde hace años. Hoy frente a un clima de suspensiones y despidos parece no ser una prioridad en las luchas gremiales actuales, pero no por ello dejamos de considerar que es un impuesto injusto porque el salario no es ganancia, es lo que corresponde por el esfuerzo y tiempo que cada trabajador se gana con el sudor de su frente”, dice el sindicato.

“Es muy difícil creer en una gestión que hace, deshace, promete y no cumple”.

Por último, afirma que “el 51% de los argentinos, en 2015, confiaron en que ese impuesto iba a desaparecer como se había prometido. No sólo no fue así, sino que más trabajadores empezaron a pagarlo. Es muy difícil creer en una gestión que hace, deshace, promete y no cumple”.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción