Recuerda que cuando lo visitó en 2107, le prometió apoyo para montar un comedor y un hogar de día para personas en situación de calle. Todavía no cumplió.

El parrillero Luis Almada y el presidente Mauricio Macri el 12 de julio del año pasado, en la pollería del parrillero.

Luis Almada, el parrillero del barrio de Villa Azalais y titular de la Fundación Yo Te Ayudo Amigo del Alma volvió a la carga. Almada que se hizo conocido por la visita del presidente Mauricio Macri a su negocio, el 12 de julio del año pasado, en la ciudad de Córdoba, afirma que el presidente no cumplió aún con su palabra de apoyarlo para abrir un comedor comunitario y un hogar de día para personas en situación de calle.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

VER Un día perfecto: La historia del parrillero Luis Almada, el presidente Macri y el ex árbitro Baldassi.

VER El parrillero de Macri cerró su fundación porque no recibió la ayuda prometida.

En realidad, es la segunda vez que lo plantea. En octubre del año pasado,  dijo que debió cerrar el proyecto porque no lo ayudaban desde el gobierno como habían prometido. Dijo en aquella oportunidad que la falta de recursos y las dificultades con las drogas que tenían muchas de las personas que asistían a la Fundación y para lo que no tenía una solución, los motivos de la decisión. Sin embargo, Almada no se dio por vencido y siguió reclamando. Ahora escribió una carta e hizo un video que subió a Facebook y reprodujo la agencia de noticias El Vigía. Allí le recuerda la promesa que hizo en la mesa donde el presidente almorzó con su familia y le advierte que si no lo ayuda, irá caminando hasta la Casa Rosada en señal de protesta.

En las imágenes, mientras sostenía un cartel que reza “Por favor, ayudame para que Macri cumpla”, Almada manifiesta: “Esto es fácil. Es un escalón para que hagan pie. Señor Presidente, viniste a mi mesa, comiste con mis hijas. Por favor, diste tu palabra delante de muchos argentinos. En época de crisis es cuando hay que ayudar. (…) No tengo más nada, no tengo nada Presidente. Te lo pido primero por las redes, pero el 1 de noviembre salgo caminando a Buenos Aires a pedirte tu palabra. Y no importa que esté un mes caminando”.

Su vídeo cierra diciendo: “Hoy hay mucha gente que la está pasando mal. Por lo menos empezá a cumplir lo básico que viniste a prometer a Córdoba. Mi nombre es Luis Almada y voy a hacer lío hasta que el Presidente cumpla su palabra”, completó.

También publicó una carta dirigida al presidente en su página de Facebook. Dice lo siguiente:

“Hace un año sucedieron muchas cosas, creímos y apostamos, arrancamos y nos frenaron, prometieron y todavía esperamos. El proyecto era grande e incluía un propuesta integral para que la gente que está en la calle pueda salir de la condición de calle. El proyecto tenía como base el trabajo, un techo digno, un hogar para dignificar la vida, la posibilidad de higienizarse diariamente, el de tratamiento contra las adicciones y la colaboración de muchos organismos que iban a poder interactuar para el bien de toda la sociedad. Ese proyecto se redujo a un hogar de día para gente en condición de calle. Pero a un año de idas y vueltas, su gente todavía está pensando cómo .¿No le parece que ya hubo mucho tiempo para que piensen?”

Luis Almada, el parrillero que intenta concretar un centro de ayuda para personas en situación de calle.

“Soy Luis Darío Almada y si no se cumple la promesa de ayudar a estas personas en extrema necesidad y vulnerabilidad, el 1 de noviembre voy a salir caminando para Buenos Aires por la autopista con la bandera de Córdoba que me representa. Ya no soy un cartonero sin esperanza. Tengo esperanza de que las palabras se cumplan. Los del interior cumplimos con la palabra y siempre nos arremangamos. Al siguiente día que usted estuvo comiendo en nuestra mesa con mi familia y gente presente nosotros nos arremangamos para trabajar en pos de una urgencia y necesidad para las personas que están en extrema indigencia. Creímos y dejamos todo. Ahora le toca a usted arremangarse. ¡Usted es el presidente! Arremanguesé y ayude a los pobres a que salgan de la pobreza de la calle. Para llegar a la pobreza cero hay que dar pasos concretos. Usted me dio su palabra”.

“No puede no cumplir. ¿Cómo podríamos volver a creer en usted ? Sr. Presidente Mauricio Macri cumpla lo que me prometió delante de millones de argentinos q nos vieron por televisión”.

“Buenos Aires queda lejos ,pero si lo digo lo hago. Espero su respuesta antes del 1 de noviembre del 2018, antes de salir caminando para Buenos Aires. #CumplaPresidente“.

Ayer habló con Cadena 3 y dijo que “nunca se cumplió nada” de lo que le prometió el primer mandatario. El proyecto era para ayudar a gente en situación de calle, darle alojamiento, comida, capacitación, ropa, y contar con un equipo interdisciplinario para adiciones y con asistentes sociales. “Mantuve abierta la experiencia por cuatro meses con dinero de mi propio bolsillo, pero como no llegó ayuda, tuve que cerrarla”.

Sobre lo ocurrido, relató:“Nos pusimos a trabajar al otro día, apenas se fue el Presidente. Imaginate, viene el Presidente a tu negocio y te dice ‘lo hacemos’. Yo estaba re-contento, era una solución para los derechos humanos, para las personas en situación de calle. La armé, capacité personas y les dimos trabajo por tres meses; hasta que se me acabó la plata y no me quedó más nada”.

Puse mi esfuerzo, cumplí con lo que me comprometí pero solo no puedo. No llamé al Presidente para pedirle alfajores, sino para que nos ayudara con tratamiento de adicciones, con asistentes sociales. Macri me dijo que lo hagamos. Los tiempos de Nación no son los mismos que los de la gente.

El año pasado había dicho sobre el trabajo en el fallido proyecto: “Puse mi esfuerzo, cumplí con lo que me comprometí pero solo no puedo. No llamé al Presidente para pedirle alfajores, sino para que nos ayudara con tratamiento de adicciones, con asistentes sociales. Macri me dijo que lo hagamos. Los tiempos de Nación no son los mismos que los de la gente. Me fueron pateando primero dos meses, después tres y la semana pasada me dijeron cuatro meses -continuó-. Puse plata de mi bolsillo, pero no puedo más. No pedí nada para mí, era para la gente. Vino el Presidente; estamos haciendo un laburo donde tendrían que estar ellos”.

Había contado que “eran requisitos, y más requisitos, nos pedían un salón que sale $20.000 aparte del que estamos pagando; la Provincia nos dio alojamiento para los muchachos y la Municipalidad nos dio el permiso para la venta callejera. Pero el proyecto quedó rengo”.

Almada incluso se comunicó telefónicamente con la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley en 2017. “Ella nos envió una asesora y me dice: ‘Almada no le dijimos que empezara’. ¿Cómo me van a contar eso? No me reuní con un concejal, sino con el presidente y para mí su palabra vale”. Pasó un año desde que lo dijo y como no hubo respuesta, Almada está de regreso.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.