El kirchnerismo cordobés inscribió finalmente al Frente Córdoba Ciudadana para participar de las elecciones de octubre. Todas las fuerzas participantes lograron alcanzar una versión unitaria que no tuviera que disputar las PASO.

El ex intendente de Villa María, Eduardo Accastello, buscará llegar al Congreso Nacional.

Con Cristina Fernández de Kirchner como candidata a diputada nacional en Buenos Aires, el kirchnerismo peronista y no peronista de Córdoba conformó el Frente Córdoba Ciudadana. Habrá siete partidos con personería política en la alianza: Partido de la Victoria, Partido Comunista, Partido Solidario, Nuevo Encuentro, Frente Grande, Compromiso Federal (de los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saa) y Kolina, el partido fundado por Alicia Kirchner. El otro agrupamiento relevante del Frente es La Campora, donde milita la diputada nacional Gabriela Estévez.

No habrá competencia de listas en las PASO de agosto y se presentará una nómina unificada pese los tironeos previos, que en principio, encabezaría el ex intendente de Villa María, Eduardo Accastello.

El kirchnerismo cordobés tentó durante varias semanas al sacerdote Mariano Oberlín para encabezar la boleta en octubre, pero el cura desestimó la proposición y prefirió continuar con su obra en Barrio Müller. La idea inicial de este espacio político había sido agrandar su convocatoria a fuerzas de centro-izquierda como ADN y darle forma a un frente amplio y más heterogéneo que el clásico conglomerado de fuerzas kirchneristas y peronistas. Sin embargo, ni una ni otra opción prosperaron, por lo que el FPV se reorganizó a partir de sus propios núcleos de representación.

La apuesta para octubre ha sido nuevamente sobre su pata peronista, que posee mayor desarrollo territorial, lo que en término teóricos podría darle mayor capacidad electoral. Por lo tanto, Accastello y la novedad de los hermanos Rodríguez Saa, que siempre han conseguido buenas performances electorales en el costado cordobés colindante con San Luis, serán quienes cargarán con la principal responsabilidad de este frente.

Fuentes Kirchneristas señalaron que el objetivo principal es garantizar la unidad para plantearse una elección de por lo menos 10%, que sume un diputado al proyecto nacional y popular.

En un mapa electoral fragmentado, donde UPC y Cambiemos parten de pisos similares de alrededor de 20 a 22%, el kirchnerismo como fuerza política se encuentra en valores que van de 10 de hasta 14%, según la consultora que realice los sondeos. De ahí, que la búsqueda estuvo centrada en el candidato adecuado para traccionar esa adhesión. Accastello, como candidato a gobernador de Córdoba Podemos, reunió casi 18 puntos en 2015, pero habrá que ver si esta vez puede conseguir porcentajes similares a ese.

Todas los partidos y agrupaciones que componen esta alianza debatirán ahora la estructuración de la lista que seguirá el ex intendente de Villa María. También deberán encontrar su perfil en una provincia complicada para la experiencia K. Por lo pronto, reunió a buena parte de los peronistas que están fuera del PJ para tratar de dar pelea, fundamentalmente, desde ese espacio. Una incógnita es el desempeño en la capital provincial, donde el electorado es diferente al del interior cordobés y donde en el último comicio, Accastello no logró hacer pie, por lo que dependerá de la referenciación de otras fuerzas y dirigentes. De cualquier modo, la otra carta que estará en juego será, con seguridad, la visibilidad de la ex presidenta.

LAS SEIS ALIANZAS

Unión por Córdoba; Cambiemos; Frente Córdoba Ciudadana; Frente de Izquierda y los Trabajadores; SOMOS (Partido Socialista, Libres del Sur, Partido del Trabajo y del Pueblo, Partido Intransigente); Izquierda al Frente por el Socialismo (MST, Nueva Izquierda, Movimiento de Avanzada Socialista).

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com