Los cuatro diputados nacionales que responden al gobernador Juan Schiaretti ya están contados como propios por el oficialismo para aprobar el presupuesto 2019.

Casinerio, Vigo y Llaryora, el día que asumieron como diputados nacionales en diciembre. El oficialismo los suma entre los que votarán el Presupuesto 2019.

Los “peronistas” de Cambiemos, el ministro del Interior Rogelio Frigerio y el titular de la cámara baja, Emilio Monzó y los jefes del interbloque -Nicolás Massot (PRO) y Mario Negri (UCR)- cuentan a los cuatro diputados de Juan Schiaretti entre los que votarán a favor, el miércoles 24, el proyecto de presupuesto nacional 2019.

Martín Llaryora, Alejandra Vigo, Paulo Casinerio y Juan Brügge se sentarían en sus bancas para garantizar el quórum y apoyar la institucionalización del ajuste del gasto público impuesto por el FMI para garantizar el pago de la deuda externa. De hecho, la partida presupuestaria que tendrá mayor aumento será justamente la destinada al pago de los compromisos financieros externos.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

Schiaretti ha argumentado desde hace meses, que el PJ provincial aportará a la gobernabilidad, pero que no co-gobierna. Que la responsabilidad de lo que sucede con la economía y el país depende del presidente Macri.

Frigerio y Monzó negocian todos los días una nueva condición de los gobernadores que juegan con la desesperación oficial. A su vez, los radicales se sumaron por dentro a las demandas “bajo presión” y reclaman aprobar en la misma sesión del presupuesto, el proyecto para que los jueces paguen ganancias. Este tema genera ruidos en la alianza oficialista, porque el presidente Mauricio Macri no quiere dificultades en la relación con la Justicia, dado que buena parte de su estrategia política depende de la sintonía con Comodoro Py.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Para los operadores oficiales, ya estarían los votos para aprobar el Presupuesto, pero desconfían de los gobernadores y están tratando de construir una red alternativa. No sólo por lo que llaman la “insaciable voracidad” de recursos de las provincias, sino porque han vivido en carne propia el “teléfono roto”. Recuerdan que la primera sesión para tratar la reforma previsional en diciembre naufragó entre la movilización y los incidentes afuera del Congreso y una impensada unidad peronista de último momento. En aquella jornada, los encargados de negociar se encontraron con los teléfonos apagados de los gobernadores.

Por cierto, los números que maneja el cuarteto de negociadores, para el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina, son ajustados. La suma es así: 108 de Cambiemos, 3 de Evolución, el partido de Martín Lousteau, 18 de Argentina Federal, el bloque peronista que responde a distintos gobernadores y la neuquina Alma Sapag (MPN). Hasta ahí, el registro es de 130, o lo que es igual a quórum más 1. Del otro lado quedan el Kirchnerismo, el Frente Renovador, una parte del bloque Argentina Federal, entre los peronistas, la izquierda, Movimiento Evita, el socialismo y distintos bloques unipersonales.

Además de los cordobeses, ya dieron el sí al Presupuesto, los salteños Pablo Kosiner y Andres Zottos, los entrerrianos Juan Bahilo y Mayda Cresto; los cinco misioneros Verónica Derna, Daniel Distefano, Jorge Franco, Flavia Morales y Ricardo Wellbach; los tres sanjuaninos Graciela Caselles, María Marianetti Peñaloza y Walberto Allende; y los dos chaqueños (Juan Mosqueda y Elda Pertile). Esto es,  cuatro gobernadores del PJ neoliberal: Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta) Gustavo Bordet (Entre Ríos), y Hugo Passalaqua (Misiones). Y dos del clásico: Sergio Uñac (San Juan) y Domingo Peppo (Chaco).

El gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey y el cordobés, Juan Schiaretti. Foto: Prensa Gobierno de Córdoba.

El resto de los mandatarios peronistas, por ahora, no aportarían votos positivos al Presupuesto, pero las negociaciones no estarán cerradas hasta el mismo momento de la sesión. Ese grupo está integrado por Roxana Bertone (Tierra del Fuego), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Mariano Arcioni (Chubut), Carlos Verna (La Pampa), Lucía Corpacci (Catamarca), Sergio Casas (La Rioja), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Gildo Isfran (Formosa), y Juan Manzur (Tucumán).

Dentro de este contexto, el gobernador clave es el santiagueño Gerardo Zamora, que cuenta con seis diputados. Firmó la adenda fiscal y hasta el momento planteó que era necesario asegurarle al gobierno un Presupuesto para que pudiera gobernar. Pese a ello, aún no dio seguridades de lo que harán sus legisladores.

El plan B para el caso de que haya problemas a la hora reunir mayoría o conseguir quórum, es, eventualmente, lograr por vía de abstenciones o ausencias de diputados del Massismo, del peronismo federal o del Frente Cívico Santiagueño, los números necesarios.

Un factor al que el oficialismo teme, es la movilización de los gremios moyanistas, de la Corriente Federal de Trabajadores y de los opositores de la CGT junto a movimientos sociales, la izquierda, y el kirchnerismo. Creen que la presión social será una condicionante para muchos legisladores del PJ.

EL PAQUETE Y LOS CAMBIOS

Monzó, Negri y Massot. Tres espadas claves de Macri en una sesión de la Cámara de Diputados.

-El paquete que se votará de manera conjunta comprende tres leyes: la adenda fiscal que firmaron 18 gobernadores (que por ejemplo posterga por un año la reducción del impuesto a los sellos o establece garantías de financiamiento al déficit de las cajas previsionales no transferidas, como la de Córdoba), la suba de la alícuota de Bienes Personales y el revalúo de ganancias de las empresas.

-Se crearía un Fondo de Asistencia al Transporte Urbano con la mitad de los recursos provenientes del incremento de la alícuota a los Bienes Personales. Este acuerdo favorece tanto al oficialismo, como a los gobernadores. La discusión ahora es quién administra el Fondo. El gobierno quería que lo hiciera exclusivamente el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, pero el peronismo pampeano y la UCR exigen participación.

-A pedido de los diputados y gobernadores patagónicos opositores y de la UCR, se eliminan los artículos que recortaban asignaciones y pensiones en la Patagonia, uno de los cambios al proyecto original anunciados por Luciano Laspina.

-Aumentará la alícuota a los Bienes Personales -se exceptúa al campo- y habrá revalúo de ganancias en función del índice inflacionario para incrementar la recaudación.

LA INCOGNITA

El radicalismo quiere aprobar la ley que obliga a los jueces a pagar el impuesto a las Ganancias en la misma sesión que trate el presupuesto 2019. “Por la importancia del tema, solicito que el proyecto esté en el orden del día de aquí hasta que saquemos el presupuesto y sería ideal que lo incluyéramos como un artículo”, propuso el diputado radical Luis Borsani, durante la reunión de Comisión de Presupuesto de este jueves. Habrá que ver si próspera.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.