Las caras visibles de la negociación con los gremios son los ministros Fabián López y Omar Sereno. El objetivo que se plantea el gobierno.

El gobernador Juan Schiaretti. Foto: Prensa Gobierno de Córdoba.

En la última reunión entre el gobierno, EPEC y los gremios de Luz y Fuerza, uno de los dirigentes sindicales interrumpió al ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López, luego de un largo rato de exponer sobre las dificultades de la situación que atravesaba la empresa eléctrica. Hubo un extenso intercambio sobre varios temas y como el debate estaba empantanado luego de más de tres horas, el dirigente tomó la palabra y reclamó.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

-Ministro, antes de seguir hablando de estos temas, necesitamos una respuesta sobre el pago de la última cuota de la BAE. Venció el 18 de mayo y ustedes se comprometieron a abonarla de ese modo en el Acta de enero. Queremos una fecha, un compromiso de pago.

-Si me permiten un momento, necesitamos un cuarto intermedio para ver ese punto con las autoridades de la empresa, respondió López.

Todos los presentes aceptaron el pedido y López junto al titular de EPEC, Luis Giovine, y otras autoridades y asesores partieron a una oficina contigua. Sin embargo, más que una conversación entre ellos, López se puso en contacto telefónico con el gobernador Juan Schiaretti. A su regreso, el ministro afirmó que no podía dar una fecha de pago. El resto es conocido, el conflicto se agravó y por ahora no hay salida visible.

VER Conflicto sin salida a la vista: comenzó un paro por tiempo indeterminado de Luz y Fuerza.

VER El gobierno desplazó al hijo de Tosco y ratificó su política de “privatizar” la telemedición.

VER EPEC: desmanejo administrativo y aumento del precio nacional de la energía detrás del ajuste.

VER Privatización de la telemedición: EPEC puso en marcha una prueba piloto con dos empresas.

VER EPEC planea “privatizar” la telemedición, un negocio superior a los 100 millones de dólares.

VER El gerente que viaja a la capital argentina a visitar proveedores durante los fines de semana largos.

VER Los gastos de un especialista en PAMI y educación que gestiona los RR.HH de una eléctrica.

VER Las “mentiras” de EPEC: al final pagan alquiler y gastos a dos gerentes que vienen de Buenos Aires.

ENREDACCIÓN pudo corroborar a través de dos fuentes con acceso al tema, que la negociación la maneja directamente Schiaretti. Pero no sólo la estrategia, que es lo obvio en un gabinete, sino el “minuto a minuto”.

Pese al escenario socioeconómico, de elevada sensibilidad, el primer mandatario provincial considera que la sociedad está dispuesta a apoyarlo en la confrontación con Luz y Fuerza. Por eso, desde abril, el gobierno provincial modificó todo el tiempo el escenario y el “diálogo” no ha encontrado cauce pese a que hubo reuniones y conversaciones formales e informales entre EPEC y los gremios, un canal que funciona desde hace años. Lo mismo que con el Ministerio de Trabajo.

Con la llegada de la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (FATLyF) a la mesa de negociación, se abrió una segunda etapa, pero la primera reunión, a principios de junio, se frustró por un incidente entre el presidente de la compañía, Luis Giovine, y un grupo de trabajadores, a metros del edificio del Ministerio de Trabajo. El primer encuentro “cara a cara” se realizó finalmente el lunes 11 de junio, y el segundo, el lunes 18. En ambos, EPEC llegó con “decisiones” que alejaron los debates sobre su situación financiera y empresarial: en el encuentro inicial, fue el pago parcial de los salarios de mayo el que ocupó la reunión; en el segundo, fue el no cumplimiento del pago de la última cuota de la BAE -que vencía el 18 de mayo-. Incluso, sobre este punto, la compañía aún no asumió ningún compromiso, y es uno de los motivos de la actual medida de fuerza de los sindicatos.

Los ministros López y Sereno en la cabecera de la mesa. No hubo acuerdo y el conflicto podría agravarse.

Schiaretti cree que no hay lugar para “los acuerdos con los gremios”, que guiaron el funcionamiento de EPEC hasta ahora, porque cambió el escenario económico y político nacional, tanto por la eliminación de subsidios al consumo de energía, como por el valor de las tarifas de generación, que se dolarizaron. A ello, en lo macro, se suma la llegada del FMI, que es quien otorga el plan económico para que lo ejecuten los CEOs del gobierno nacional. En ese contexto, el gobernador les dijo a los miembros de su Gabinete que las exigencias de reducir el déficit fiscal y de reducir la dinámica del gasto público serán “intensos” desde la Casa Rosada. También apuntó que los efectos de la devaluación se sentirán en la actividad económica y la recaudación. Entonces, bajó la orden de priorizar las obras públicas, los salarios y el gasto social. “Y a EPEC le bajó el pulgar y la sacó de la lista de esas prioridades. Piensa que no hay más lugar para una empresa estatal de ese estilo. Además, no hay más plata y hay que hacer el ajuste, que es ahora o nunca. No quiere que le explote el año que viene, ni confrontaciones con la administración nacional”, dijo una de las fuentes a ENREDACCIÓN.

También tiene una obsesión política: que los cordobeses no lo identifiquen como responsable de lo que les llega de luz en la boleta. Por eso, dicen, eligió al sindicato como su rival.

En el papel, el ajuste de erogaciones, tiene un número de mínima: 1500 millones de pesos anuales.

La estrategia para superar la crisis -producida por su propia gestión y los tarifazos de la administración nacional- pasa por llevar adelante un ajuste del costo laboral directo -horas extras, licencias, jefaturas, etc.-; flexibilizar el Convenio Colectivo de Trabajo -sobre todo la BAE-; reducir las prestaciones operativas al estilo de Edesur o Edenor que tienen gravísimos incumplimientos de servicio por cortes; habilitar participación privada en el área de telemedición y otras operaciones de la empresa, habilitando “negocios privados”, por un lado, y “desguazándola”, por otro; y preparar EPEC para una eventual privatización de parte del parque de generación, en particular la central Bicentenario de Pilar.

El ministro López dijo esta semana que jamás se planteó la palabra “privatización” sobre el futuro de EPEC y agregó en relación al conflicto, que “no aceptan que sean ellos (los sindicatos) los que no conduzcan la empresa”. En realidad, en este último punto, López apuntala la estrategia oficial de culpar “al sindicato” de “la crisis de EPEC”.

Otro factor del escenario general, es que el presidente Macri ya le planteó a Schiaretti que no habrá nuevas negociaciones por la deuda de EPEC con CAMMESA, ni respecto de lo que CAMMESA le paga a EPEC por la generación de la Central Bicentenario de Pilar, que debería alcanzar para pagar la deuda financiera contraída para su construcción. Si bien esto soluciona el problema financiero, mantiene un concepto de EPEC que no existe en otro lugar del país que es su integración; y a la vez, es también el único activo “privatizable” de la EPEC, que podría darle “recursos frescos”. A ello, se adiciona lo que ha impulsado como estrategia general el Ministerio de Energía y Minería de la Nación: la generación está en un mercado abierto y no “tiene sentido” que la asuma el Estado. Por eso, el gobierno nacional avanza en privatizar una serie de centrales que aún mantiene en sus manos. Los indicios en esta línea no son las definiciones, sino las acciones: el gobierno provincial se propone separar la contabilidad en tres áreas de negocios -generación; transmisión; y distribución- para terminar con las compensaciones cruzadas. Esa decisión junto con la flexibilización del CCT son las que preparan a EPEC para una eventual privatización de su sector transable.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Te invitamos a SUSCRIBIRTE a ENREDACCIÓN. La producción de noticias, análisis, opinión, e investigación periodística requiere de periodistas y profesionales en distintas especialidades, cuya tarea es remunerada. El monto mensual de la SUSCRIPCIÓN es de 63 pesos mensuales y se solicita a partir del décimo artículo (los primeros nueve se pueden leer y utilizar libremente). Confiamos en la alianza con nuestros lectores y usuarios para continuar haciendo un periodismo comprometido y cordobés. Más información en Suscripción Digital.