Ahora Leyendo
El general no estuvo solo, tuvo como socios a muchos jueces y empresarios argentinos

El general no estuvo solo, tuvo como socios a muchos jueces y empresarios argentinos

Luciano Benjamín Menéndez . Día de la sentencia en la Megacausa La Perla y Campo La Ribera en tribunales federales de Córdoba. Foto: Sebastian Salguero.
[MURIÓ EL GENOCIDA MENÉNDEZ] La muerte de Menéndez no traerá paz a sus víctimas. Desaparecidos, violados, torturados y secuestrados. Menéndez fue juzgado y condenado por jueces argentinos porque sus crímenes fueron de Lesa Humanidad y porque se apropió del poder del Estado para cometerlos. Por eso fue Terrorismo de Estado. Pero Menéndez no estuvo solo. Su régimen de Terror duró más de seis años, sólo y únicamente, porque tuvo cómplices y beneficiarios.

VER MÁS COLUMNAS DE JUAN CARLOS VEGA.

Las víctimas que lo vimos todas las semanas en la Mega Causa de La Perla pudimos apreciar, como en El Fausto de Goethe, la dureza y la firmeza del horror. Pero Menéndez no estuvo solo nunca cuando cometió sus crímenes, necesitaba de socios, y los tuvo. Y los principales fueron muchos jueces y empresarios argentinos que comían en su mesa, que lo aplaudían y sobre todo que lo obedecían.

 

Luciano Benjamín Menéndez fue condenado reiteradamente pero en esos juicios siempre se mantuvieron ocultos secretos vergonzosos. Ni que decir de la farsa del llamado juicio a los magistrados en Córdoba, un verdadero simulacro de Justicia con la simple finalidad de cumplir con un rito formal y decir y decir que la Justicia de Córdoba había podido juzgar a sus pares. Nada más alejado de la verdad.

Menéndez ha muerto, sus víctimas no tiene paz porque la verdad completa de ese genocidio nunca salió a la luz. El mejor homenaje que se puede hacer a las víctimas es el de lograr que esos silencios vergonzosos sobre responsabilidades civiles, judiciales y empresariales con el Terrorismo de Estado alguna vez salgan a la luz. Porque el Terrorismo de Estado no fue sólo una metodología de de desapariciones y torturas de adversarios políticos, fue también un plan económico de saqueo del adversario político y de saqueo del país. Y todo con la complicidad de muchos jueces argentinos que se prostituyeron cumpliendo el rol de legitimadores del Terror.

[MURIÓ EL GENOCIDA MENÉNDEZ]

Con la muerte del hombre que lo pergeñó ¿muere también el pacto de silencio?.

Mackentor, el caso que conecta a los militares con un sector del poder económico.

“Cachorro”, el dictador que murió en soledad y sin poder cumplir su sueño de perpetuidad.

El represor que amaba las flores.

Murió el genocida Menéndez, uno de los jerarcas de la última dictadura cívico-militar.

El general no estuvo solo, tuvo como socios a muchos jueces y empresarios argentinos.

El cuchillo del general.

La Corte confirmó la condena a perpetua de Menéndez por el crimen del obispo Angelelli.

Para el tribunal, Otero Álvarez no estaba obligado a denunciar violaciones a los derechos humanos.

Murió Víctor Martínez, el hombre que negociaba con la dictadura y terminó siendo vicepresidente.

Murió Eduardo César Angeloz, el radical que hizo campaña con un lápiz rojo.

Complicidad civil con la dictadura: dos condenas y dos absoluciones de funcionarios judiciales.

Ver también

Juicio de los Magistrados: En 1990 la CIDH ya hablaba de complicidad entre Justicia y dictadura.

En Inglaterra murió Charlie Moore: Requiem para un hombre invisible.

Los Jueces del Poder.

Yanicelli cobra una jubilación de $52.335,31 y sigue siendo policía.

Sumate al equipo y ayúdanos a contar lo que el poder no quiere.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción