Ahora Leyendo
El fin de la década Pirata: un viaje por el camino del éxito y por él que lo llevó al descenso

El fin de la década Pirata: un viaje por el camino del éxito y por él que lo llevó al descenso

Belgrano tuvo su ciclo más extenso en Primera División. Ahora, regresa a la B Nacional. (Foto: Gentileza Belgrano).

La temporada 2016/2017 arrancó con el famoso torneo de 30 equipos. Belgrano se encontraba por primera vez, desde su vuelta a Primera, sin Ricardo Zielinsky en el banco de suplentes. El mejor técnico en la historia del club dejaba su cargo después de casi 6 años, y era reemplazado por Esteban “Teté” González, un hombre de la casa, dirigido por "El Ruso" y que comenzaba su carrera como DT con la responsabilidad de afrontar tres competencias: Torneo Local, Copa Argentina y Copa Sudamericana.

Enredacción-Te contamos
Publi-Web-Muni-2

A la par, antes del arranque de la competencia, la FIFA designó a Armando Pérez como presidente de la Comisión Normalizadora de AFA. Lo cual, hizo que el presidente del club –por aquel entonces- tuviera que ocuparse de una nueva y compleja gestión.

Para enfrentar la triple competencia Belgrano concretó un viejo anhelo: repatriar a "La Joya" Matías Suárez. Tras 8 años en Bélgica Matías Suarez se puso nuevamente la camiseta del Pirata. Una multitud de hinchas lo recibieron en la tienda 1905 (por aquel entonces oficial) al canto de  “veni veni, canta conmigo que un amigo vas a encontrar y de la mano de Matias Suarez, toda la vuelta vamos a dar”. Ese día declararía: “Vengo a ganar algo en Belgrano”.

En ese mismo mercado de pases, llegaba Federico Lertora, hoy unos de los pocos referentes que quedan en el plantel, sino el único.

EL CICLO "TETÉ"

El primer partido en esta nueva etapa fue por la Copa Argentina, y cumpliendo la ley de "técnico que debuta, gana", Belgrano venció 2 a 1 a Brown de Adrogué. En esta competición, la B llegaría a semifinales. El equipo de Teté también obtuvo una histórica victoria en Brasil, 2 a 1 contra el Coritiba. Lamentablemente ese logro quedó opacado por el increíble partido que los brasileños le darían vuelta a Belgrano en el Kempes. El “Taca” Bieler abrió el marcador con un gol de chilena, el equipo se durmió y terminó perdiendo el partido 2 a 1. En los penales fallaron Luna y Álvarez Suárez. Sesenta mil almas piratas volvían decepcionadas a sus hogares.

La B en la noche en que perdió por penales con Coritiba. (Foto: Gentileza DoceTV).

El equipo no pudo recuperarse de aquel golpe y Teté dijo adiós después de perder 2 a 1, en el Kempes, contra Sarmiento (descendería ese campeonato) por la fecha 10 del torneo. Los dos goles del equipo de Junin fueron convertidos por Rocky Balboa, que en su paso por Belgrano no metió ni dos goles.

Una de las últimas frases de DT fue: “Me voy porque creo que se puede ganar el próximo partido” refiriéndose a la semifinal contra Rosario Central por la Copa Argentina. El primer DT que se despediría del banco en la etapa post-Ruso, se fue con un balance de 6 ganados, 5 empates y 7 derrotas, un 43% de efectividad.

EL 22% DE MADELÓN

Leonardo Madelón debutó contra Central con una derrota por 2 a 0. Dirigió 5 partidos más antes de terminar 2016, con un saldo de 4 empates y 1 derrota. Con él, se retiró el mejor arquero en la historia del club, Juan Carlos Olave. Desde las elecciones ganadas por Jorge Franceschi, en 2017, Olave se convirtió en la cabeza de la Secretaria Técnica, encargada de la conformación del plantel. Por eso, en estos meses, se convirtió en uno de los más criticados por los hinchas celestes y después de que se concretara el descenso, debió renunciar a su cargo.

El agradecimiento a Juan Carlos Olave, un ídolo de Alberdi, el día que se despidió del arco. (Foto: Gentileza El Doce TV).

 

Belgrano realizó la pretemporada en Chile, fue la primera de Guidara y Attis; también volvieron Melano y Quiroga y se sumó Aquino. Además de Olave, Belgrano perdía a jugadores que fueron referentes y habían bajado su nivel como Mauro Óbolo y César Pereyra.

Madelón dirigió sólo 4 partidos oficiales en el 2017, cerrando su ciclo con 1 victoria, 4 empates y 5 derrotas. Apenas 22% de efectividad, la más baja de todos los DT que pasaron en los últimos tres años por el club de barrio Alberdi.

PELADO DE RESULTADOS

El tercer DT en menos de un año fue Sebastián Mendez, un técnico que venía de hacer un digno papel en Godoy Cruz, clasificándolo a la Copa Libertadores.

El pelado proponía un equipo tan intenso como él fuera de la cancha. Su debut fue con derrota 2 a 0 frente a Banfield, en el Florencio Sola. Su segundo partido le ponía enfrente una prueba durísima: el clásico cordobés. El encuentro, terminó 1 a 1, pero el resultado quedó en segundo plano tras el asesinato de Emanuel Balbo, arrojado al vacío desde una de las bocas de la popular Willington. Cuatro juegos después llegaría la fecha de los clásicos, con los de Barrio Jardín como locales: el resultado fue el mismo: 1 a 1.

Ese campeonato, por el que pasaron tres directores técnicos terminaría con Belgrano en el puesto 28 entre 30 equipos. Cosechó 26 puntos y sólo superó a Aldosivi y Quilmes (los dos descendieron ese campeonato).

A finales de abril de 2017 llegaron las elecciones en Belgrano y el oficialista Jorge Franceschi fue electo presidente. Las propuestas más importantes pasaban por la vuelta a Alberdi, afianzarse en la copa y la llegada de jugadores de jerarquía, una deuda siempre pendiente para el club.

En el mercado de pases, Belgrano perdería a otro referente como Guillermo Farré (ya no en su mejor nivel), además se iría uno de los volantes que más goles hizo en Belgrano: Jorge Velázquez, y "el Taca" Bieler. Llegaron 10 refuerzos, y sólo dos estuvieron hasta el momento del descenso: Juan Bruneta y Leonardo Sequeira. Ninguno de los dos terminó jugando de titular

LA VUELTA A ALBERDI

El equipo del gallego arrancaba el campeonato perdiendo contra Banfield de visitante – al igual que en su debut-. En la segunda fecha Belgrano volvió a Alberdi después de 3 años y diez meses de espera, fue con victoria 1 a 0 a San Martín de San Juan, con un tanto de Epifanio Garcia, refuerzo que había llegado para esta temporada, que jugó poco pero hizo sus goles.

El planeta Celeste de Alberdi. (Foto: Gentileza).

Belgrano fue eliminado por Atlanta en los Octavos de final de Copa Argentina y luego vendría el clásico con Talleres en Alberdi. El partido terminó en un empate sin goles y sorpresivamente Méndez dejaba la institución. Se habló de problemas familiares, de lo futbolístico, y de mil cosas más. Nunca quedó muy claro cuáles fueron las internas que terminaron con "el Pelado" abandonando el barco. Se fue con 5 triunfos, 9 empates y 7 derrotas. Un magro 38% de eficacia.

SIN CORAZÓN

El siguiente DT fue Pablo Lavallén. Debutó perdiendo 4 a 0 en la Bombonera con Boca. Pero a partir de ahí, el equipo fue mejorando y llegó a la última fecha dependiendo de si mismo para clasificar a la copa Sudamericana. El objetivo: vencer a un descendido Temperley en Alberdi. Belgrano perdió 3 a 2 y Acosta cometió dos errores gravísimos.

Esa misma noche, Lavallén dejó de ser el DT, y declaró: “La gente no va a aguantar la situación que tenemos que jugarnos en el futuro” ¿Sabría Pablito de que gente habla?  La misma que aportó como pudo para la remodelación de la cancha, que juega a estadio lleno todos los partidos, o que organizó un banderazo en el peor momento del club desde que volvió a Primera.

Recientemente, Olave declaró que Lavallén se fue porque no quería pelear el descenso. Lo cierto es que fue el mejor después de Zielinski, con 8 ganados, 7 empatados y 6 perdidos; un 49% de eficacia.

PERDIÓ EL GPS

Belgrano se quedaba sin técnico con el torneo ya finalizado, lo que le permitía elegir un conductor que pueda armar su equipo durante la pretemporada. El elegido fue Lucas Bernardi, un hombre que nunca terminó un campeonato en los equipos que dirigió.

Pintadas contra Lucas Bernardi y la dirigencia del club, cuando se anunció su contratación.

Antes del debut de Bernardi, aparecieron pintadas en la cancha que ya mostraban el enfado de los hinchas por la decisión de contratar al DT. El presidente Franceschi dio una nota a Mundo D, y cuando el periodista preguntó:

¿Le tenés miedo al descenso?

–No, para nada. Estamos convencidos de que con la estructura que tenemos, más las incorporaciones que se han hecho, no se nos permite pensar en eso.

Bernardi y los refuerzos que vinieron con él fueron lo peor de Belgrano. Para dar un ejemplo, se trajeron 4 defensores centrales: Martínez, Menosse, Olivares y Nani. Dos se fueron apenas terminada la primera ronda del torneo, y de los otros dos ninguno fue titular. Estos refuerzos llegaron para reemplazar a Cristian Lema, figura y referente de la institución y a Cuti Romero, hombre que hoy es sondeado por los mejores clubes de Europa.

Ver también

Las primeras cinco fechas de la Superliga, Belgrano no conoció la derrota: 4 empates, y una victoria con el golazo de Matías Suarez ante Estudiantes, que recorrió el mundo entero. Pero estos resultados no podían ocultar lo evidente: el juego de Belgrano empeoraba fecha a fecha y tras tres derrotas consecutivas (la última 3 a 0 contra Talleres), Bernardi salía de Belgrano, fiel a su costumbre, sin terminar los campeonatos. Su hoja de ruta indicaba, un triunfo, 4 empates y 3 derrotas, con un 29,15% de efectividad.

El DT Lucas Bernardi (Foto: Gentileza).

MANOTAZO DE AHOGADO

El promedio ya apretaba seriamente y en esta oportunidad se optó por un hombre con experiencia en la lucha por mantener la categoría, Diego Osella.

Su debut fue contra Banfield en Alberdi. Belgrano ganaba 1 a 0, sin sobrarle demasiado, pero el camino parecía estar allanado para una victoria. Increíblemente, Fernando Espinoza, el árbitro del encuentro, sanciona la regla de los 6 segundos, mal cobrada, y más increíble aún resultaría la ingenuidad de Rigamonti y  la destreza de Cvitanich para sacarle la pelota de las manos para que el encuentro finalizara 1 a 1.

En los 6 partidos que quedaban hasta terminar el año, Osella perdería 4, ganaría 1 y empataría el restante1. La última derrota se produjo contra Tigre, un rival directo en la lucha por no descender. El equipo empezó ganando ese partido y lo terminó perdiendo en la última jugada.

Belgrano tenía la obligación de reforzar el plantel de la mejor manera para poder salvarse de esta situación, y quizás este fue  -en la previa– el mejor mercado de pases comparado con los anteriores. Llegaron jugadores como Marcelo Meli, Mauricio Cuero, Gabriel Gudiño, y Christian Almeida. Nunca llegó un delantero con gol. A una semana de arrancar el torneo y después de haber hecho toda la pretemporada con Belgrano, Matías Suarez se iría a River sin dar ninguna declaración en suelo cordobés. El ídolo que dijo que venía a ganar algo, se fue entre susurros de traición. Ese fue, quizá, el primer golpe que dejó a Belgrano en la lona.

A este nuevo equipo se lo vio mucho más sólido en lo defensivo, pero el fútbol se gana con goles y no estos no aparecieron. Las fechas pasaban y Belgrano sólo perdía oportunidades. En la última fecha, el milagro no sucedió y se impuso la cruda realidad. Los hinchas, que en 2016 fantaseaban con irse de gira por América; hoy están viendo que provincias van a conocer en lo que será la vuelta de Belgrano a la B Nacional después de 8 años.

--

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.

--

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción