Ahora Leyendo
El dilema del PJ cordobés: ya piensa en una "lista corta" y en otras alternativas para octubre

El dilema del PJ cordobés: ya piensa en una "lista corta" y en otras alternativas para octubre

Mientras el gobernador Juan Schiaretti tiene fecha de regreso para el próximo 10 de junio, dos días antes de la presentación de las alianzas en la Justicia Electoral, el PJ de Córdoba analiza qué hacer si finalmente se concreta el pase de Sergio Massa al frente entre el peronismo nacional y el kirchnerismo. Esto es, si Alternativa Federal se queda sin candidato a presidente o con uno que tenga baja intención de voto, como es el caso del salteño, Juan Manuel Urtubey.

Dos fuentes del PJ que hablaron con ENREDACCIÓN con reserva de fuente señalaron que la alternativa número 1 es una "lista corta", esto es, sin candidato a presidente. Los intendentes piensan en esta opción y aseguran que pueden renovar los dos diputados nacionales que se renuevan en la elección general de 2019: Juan Brugge y Adriana Nazario, la ex esposa de José Manuel De la Sota, electa el 12 de mayo como legisladora provincial.

Publi-Web-Muni-2

Otra opción es la que vio la luz el viernes y que tiene como figura más visible al intendente de Villa María, Martín Gill (PJ). En ese esquema, podría haber intendentes que trabajen para apoyar la fórmula Alberto Fernández - Cristina Fernández de Kirchner.

La movida salió a la superficie cuando el diputado nacional Pablo Carro (Frente Córdoba Ciudadana) se reunió con el jefe comunal de la tercera ciudad cordobesa y "ambos dirigentes coincidieron sobre la crisis que atraviesa el país y la necesidad de construir una unidad amplia para recuperar la patria en octubre".

Ahora, el siguiente paso de ese acuedo básico se producirá el próximo 12 de junio, a las 18:30, cuando en la Ciudad Universitaria, Carro y Gill presenten el libro de Alejandro Grinsom, "¿Qué es el peronismo? De Perón al kirchnerismo, el movimiento no deja de conmover a la política argentina".

El intendente de Villa María, Martín Gill.

MÁS INFORMACIÓN: Unidad entre el PJ y el kirchnerismo: Carro estuvo en Villa María con el intendente Gill.

Mientras que una tercera opción, es literalmente no presentar una lista propia como sucedió en 2011. De ese modo, especulan, el gobernador Schiaretti no pagaría el enorme costo político de pasar de 57 puntos a menos de 20, que estiman obtendría la denominada "lista corta". En 2011, el Frente para la Victoria (FpV) a caballo de la entrada en boxes de José Manuel De la Sota, consiguió el 34,97 por ciento de los votos, y sumó cuatro diputados nacionales; Fabián Francioni, Nora Bedano, Daniel Giacomini y Mónica Gutiérrez.

Justamente a esto es lo que temen dirigentes como el democristiano Brugge que aspira a renovar su banca en el Congreso. Una fuente cordobesa y otra porteña, dicen que el legislador planteó su intención de renovar y su convencimiento de que Schiaretti no podrá sostener una boleta propia.

Schiaretti, por cierto, no está desconectado de Córdoba y Buenos Aires, pese a que formalmente está de vacaciones. Ayer, desde la Casa Rosada filtraron que mantuvieron una conversación con él para sondearlo de la posibilidad de habilitar las colectoras en la provincia de Buenos Aires, para que los candidatos de Argentina Federal puedan llevar a María Eugenia Vidal como candidata a gobernadora de Buenos Aires. Esto es, que Vidal vaya en las boletas de dos fuerzas políticas para las PASO: la de Mauricio Macri y Cambiemos; y la de Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey de Argentina Federal. En Córdoba, nadie quiso referirse a la conversación o si esta verdaderamente existió. Pero fuentes con acceso al Jefe de Gabinete del presidente juran que el gobernador cordobés les dio vía libre, como un salvavidas para mantener a flote al peronismo Anti-K.

En cambio, aquí, las dos fuentes justicialistas que hablaron con este medio, confirmaron que la idea de la "lista corta" se baraja en el principal despacho del centro cívico.

Ver también

el pre-candidato presidencial, Alberto Fernández.

Desde Buenos Aires, Alberto Fernández y sus operadores también comenzaron a contactarse con intendentes y dirigentes del PJ cordobés y de los partidos vecinalistas. En la capital argentina aseguran que hay muchos dirigentes dispuestos a trabajar para la fórmula Fernández-Fernández y que será imposible que el gobernador los contenga. Los anuncios se producirían luego del 22 de junio.

Otro golpe para la estrategia de Schiaretti se conoció ayer, cuando desde Misiones, el gobernador electo, Oscar Herrera Ahuad, manifestó que no hay apuro para tomar definiciones, pero que los peronistas misioneros no están con ninguno de los sectores del PJ. "Vamos a tomar la mejor determinación para los misioneros", dijo el ganador de los comicios de esa provincia.

Quien maneja los hilos del PJ en Misiones es el ex-gobernador, César Rovira. Apuntan que su posición sería converger con la unidad peronista-kirchnerista, pero como Rovira habla poco, nadie sabe a ciencia cierta cuando hará el movimiento.

A esta altura está claro que Schiaretti está solo junto el salteño Urtubey y el jefe del bloque de Senadores, Miguel Ángel Pichetto, un dirigente con una envidiable muñeca política, pero sin territorio en Río Negro.

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción