Ahora Leyendo
Un país sedentario: El 65% de los argentinos no hace actividad física y el 61,6% tiene sobrepeso

Seis de cada diez argentinos no hacen actividad física suficiente y tiene exceso de peso, incluyendo obesidad dentro de ese registro. Los datos forman parte de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y fue realizada durante 2018.

Los resultados positivos son que disminuyó el consumo de sal y de tabaco y que se mantuvieron en la serie desde 2005, los valores de prevalencia de presión arterial elevada y colesterol elevado.

La prevalencia de actividad física baja aumentó significativamente respecto de la ENFR 2013, y alcanza a 6 de cada 10 individuos. En 2009, el 54,9% de los argentinos no realizaba actividad física suficiente; en 2013 esa cifra se mantuvo, ya que fue de 54,7%. En el trabajo de 2018, este item saltó a 64,9%, esto es un 18,7% más que cinco años antes.

Por falta de actividad física se entiende cuando un adulto realiza menos de 150 minutos semanales de actividad moderada o un niño, niña y adolescente invierte menos de 60 minutos diarios en esa práctica.

La falta de actividad física es un problema de salud pública mundial. La OMS (Organización Mundial de la Salud) señala que un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos:

-Reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas;

-Mejora la salud ósea y funcional, y es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso.

La OMS agrega que la “actividad física” no debe confundirse con el “ejercicio”. Este es una variedad de actividad física planificada, estructurada, repetitiva y realizada con un objetivo relacionado con la mejora o el mantenimiento de uno o más componentes de la aptitud física. La actividad física abarca el ejercicio, pero también otras actividades que entrañan movimiento corporal y se realizan como parte de los momentos de juego, del trabajo, de formas de transporte activas, de las tareas domésticas y de actividades recreativas.

Explica que “aumentar el nivel de actividad física es una necesidad social, no solo individual. Por lo tanto, exige una perspectiva poblacional, multisectorial, multidisciplinaria, y culturalmente idónea”.

Recomienda la OMS el siguiente nivel de actividad física:

Los adultos de 18 a 64 años deben dedicar, como mínimo, 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

-Los adultos de 18 a 64 años deben dedicar, como mínimo, 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

-La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.

-Que, a fin de obtener aún mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades aumenten hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.

-Dos veces o más por semana, realicen actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

En el caso de los niños, niñas y jóvenes, de 5 a 17 años, puntualiza lo siguiente:

Niños, niñas y jóvenes de 5 a 17 años, deben invertir como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.

-Invertir como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.

-La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud.

-La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos.

ALIMENTACIÓN

El indicador de uso de sal después de la cocción o al sentarse a la mesa pasó de 23,1% en 2005, a 25,3% en 2009, 17,3% en 2013, y 16,4% en 2018. Si bien la caída mayor se produjo en 2013 respecto de 2009, la tendencia se sostuvo en la última medición, aunque disminuyó su intensidad.

Ver también

Por su parte, creció levemente el consumo de al menos 5 porciones diarias de frutas o verduras al día. Era de 4,8% en 2009 y 4,9% en 2013; y aumentó a 6% en 2018. Esto es, un 1,1% más que en el estudio anterior. Pese a ello, es una cifra muy baja, ya que implica que apenas 1 de cada 16 argentinos ingiere la dieta recomendada para llevar una vida saludable.

PESO CORPORAL

Seis de cada 10 adultos presentaron exceso de peso (sobrepeso + obesidad). Se evidenció un aumento sostenido desde la primera edición de la encuesta en 2005 y un aumento significativo respecto de la ENFR 2013. En 2005, este indicado alcanzaba al 49% de la población y ahora ese universo se incrementó a 61,6%.

Dentro de ese conjunto, padece obesidad un cuarto de los habitantes del país, indicador que aumentó 22% respecto de la edición 2013 y 74% respecto a la primera edición de 2005.

TABACO

La prevalencia de consumo de tabaco continúa con su tendencia descendente desde 2005, y se evidencia un 25% de reducción desde entonces. En esta edición, alcanzó

al 22,2% de la población, con una disminución significativa respecto de la 3° ENFR (la de 2013).

Por primera vez se relevó la prevalencia de consumo de cigarrillo electrónico: el 1,1% de la población manifestó consumirlo.

Mientras que la exposición al humo de tabaco ajeno en el hogar y en el trabajo, durante los últimos 30 días, se redujo significativamente respecto de la edición anterior (25% en 2013 versus 21,8% en 2018).

VER  INFORME COMPLETO.

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción