El duelo del fútbol vivirá en Cardiff, donde se disputará la final de la Champions League. Allí estará el cordobés Paulo Dybala, que es la carta ganadora de Juventus frente al Real Madrid. El encuentro comienza el sábado a las 15.45.

Paulo Dybala.

El jugador de Laguna Larga fue fundamental en el juego y los títulos de Juventus esta temporada (la Liga italiana y la Copa Italia). Tuvo una soberbia actuación frente al Barcelona de Messi, en el camino a la final, y ahora los italianos esperan que “la Joya” los guíe al esquivo título de campeones de la Champions. Todos los diarios de Europa hablan de él y ya no sólo lo designan como el sucesor de Lionel Messi, sino que lo ponen junto a Ronaldo en el frente a frente de quien pesará más en el partido definitorio de la Champions.

Será sin duda un momento definitorio. Ha llegado hasta ahí como un líder silencioso, y con su juego en ascenso. Quedará de cara a la oportunidad de su vida, la de conquistar Europa para Italia y para la leyenda del fútbol argentino. Tiene un gran equipo junto a él, entrenado en defender y aprovechar la velocidad del contragolpe. Pero sin duda, el que le pone luz y magia, es el jugador cordobés. Cuando la Juve juega, es por él.

Su sombra del lado del Madrid será el brasileño Casemiro. Es uno de los duelos clave de la final, porque Dybala ha sido desequilibrante por el centro del campo de juego en mayor medida que por las bandas y Casemiro es el dueño de ese sector. De lo que resulte de ese cruce saldrá buena parte del resultado del partido.

En el diario El Español escribieron sobre el crack de Laguna Larga e Instituto en su edición de ayer: “La consagración que vemos de Dybala es el resultado de un cúmulo de factores. El primero y más directo de todos ellos es Massimiliano Allegri que no sólo le dio la oportunidad y las herramientas para aparecer desde el minuto uno sino que ha ido variando en torno a él, dándole la responsabilidad y moldeando a una Juventus en la que algunas estrellas se han ido (Pogba) y otras han llegado (Dani Alves, Higuaín y Pjanic). Cada paso se ha encaminado a un Paulo Dybala más importante y a una Juventus más preparada para levantar una Champions que se le quedó muy lejana en la final de 2015”.

Y agregan: “No sólo es obra de Allegri. Dybala es el máximo culpable de esta expectación, un estrellato precoz lejos del camino predestinado, curtido en la segunda argentina, con un paso a Europa que incluyó un descenso a Serie B italiana. La personalidad y el carácter de este joven jugador viene definido por varios momentos difíciles. El primero de ellos fue el paso al profesionalismo con 16 años marchándose a vivir a la academia del club Instituto de Córdoba donde reconoció “tener que esconderse para llorar por las noches” por estar lejos de su familia meses después del fallecimiento de su padre”.

Puede ser el sábado de Paulo Dybala. Por lo pronto, como en las grandes jornadas del fútbol, muchos argentinos de todas las provincias prenderán el tele a las cuatro menos cuarto de la tarde para verlo. “Este pibe es un crack y quien te dice…”, justificarán algunos para esquivar los compromisos de un día que suele servir para hacer todo lo que no se pudo hacer en la semana. Los italianos no paran de soñar. Acá tampoco. Juega Paulo.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com