Las aeronaves comenzaron a fabricarse en 2012 y se están haciendo las últimas pruebas. Serán entregadas a la Fuerza Aérea. Participó el presidente Mauricio Macri.

El IA63 Pampa III en la pista de FAdeA. (Foto: Prensa FAdeA).

Con la presencia del presidente Mauricio Macri y del ministro de Defensa, Oscar Aguad; la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) presentó ayer los tres aviones IA 63 Pampa III que la empresa estatal entregará antes de fin de año a la Fuerza Aérea Argentina. De esta manera, después de 10 años, la fábrica volvió a producir aviones en serie (los últimos seis habían sido fabricados entre 2006 y 2008). El contraste entre lo sucedido desde su privatización en la década de los ’90, que sirvió para desactivar un complejo fabril y tecnológico fundamental como es el de la industria aeronáutica militar, y lo sucedido ayer, es evidente. Se trata de un enorme paso para FAdeA, pero pese a ello, muy pequeño aún para recuperar a este sector productivo.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

VER Qué alcance tiene el acuerdo entre FADEA y la sudafricana Paramount por el avión Pampa III.

VER FAdeA finalizó el proceso de certificación del diseño del Pampa III.

VER Contrato aprobado: finalmente FADEA construirá tres aviones IA63 – Pampa III.

VER La Fuerza Aérea incorporó el Texan II, el avión con el que EE.UU hundió el proyecto Pampa.

Las tres aeronaves, identificadas con las matrículas de producción 1028, 1029 y 1030, están finalizando la etapa de comprobación con vuelos de prueba, que forman parte de una serie de hitos contemplados en los protocolos de fabricación, a fin de dar de alta el avión de serie. Durante estas pruebas, se ensaya todo el equipamiento de la aeronave, entre ellos, los sistemas de aviónica de última generación con que están equipadas.

El presidente anunció en su discurso que se producirán tres unidades más en 2019 y otras tres en 2020. No es un número significativo, ni garantiza escala para mejorar costos de producción, ni para hablar de reactivación de la fabricación, sin embargo permite mantener activa la línea de producción, algo fundamental para imaginar otro destino en algún momento. La producción de aviones militares depende de decisiones estratégicas y de largo aliento, que no incluyen sólo el plano económico, sino también el militar y el geopolítico. El alineamiento del gobierno con Estados Unidos, es en términos generales un problema para este sector industrial, ya que el lobby militar-industrial de ese país no quiere competencias de este tipo y menos en la región. La luz que apareció es el uso del avión para control fronterizo y a partir de allí el negocio de nicho que intenta FAdeA con la sudafricana Paramount, una compañía privada que “sintoniza” con las decisiones estratégicas de la Casa Blanca.

Del anuncio del presidente se puede interpretar que Argentina no asumirá el desarrollo de este sector como una prioridad de inversión pública ni como parte de un plan de desarrollo autónomo, sino que parace hacerlo como eslabón de una cadena global.

Del anuncio del presidente se puede interpretar que Argentina no asumirá el desarrollo de este sector como una prioridad de inversión pública ni como parte de un plan de desarrollo autónomo, sino que parace hacerlo como eslabón de una cadena global. No es lo mismo que sucedió hasta fines de los ’80 o lo que intentó el kirchnerismo, al menos en el planteo, pero lo cierto, es que la fábrica volvió a producir y se mantendría en actividad durante 2019 y 2020.

FAdeA ejecutó un fuerte ajuste de personal desde 2015 hasta este año, pasando de casi 1.700 trabajadores a los 890 que hay en la actualidad. La actividad de la empresa se focaliza en la actualización de los Hercules de la Fuerza Aérea Argentina y la fabricación de partes para el avión de transporte militar KC390 de Embraer. Este año sumó una serie de contratos de mantenimiento de aeronaves comerciales y militares, este último con la estatal israelí IAI (Israel Aerospace Industries).

“EMPIEZA A CAMINAR”

El titular de FAdeA, Antonio Beltramone, el presidente Mauricio Macri, y el ministro de Defensa, Oscar Aguad. (Foto: Prensa FAdeA).

Macri dijo durante el acto que “presentar estos tres aviones Pampa III, que pronto cuidarán nuestras fronteras, es una alegría y un orgullo para todos. Hoy vivimos el renacimiento de algo que es el orgullo de los cordobeses. Hoy estamos en otra realidad. Porque esta fábrica se vuelve a despertar, esta fábrica empieza a caminar, como toda la Argentina, hacia el futuro. Porque al habernos puesto en marcha bajo un esquema de profesionalismo empezamos a generar confianza y aparecen otros clientes que quieren venir a trabajar con FAdeA”.

Explicó que “por eso hoy tenemos la posibilidad de trabajar no sólo para el Estado argentino sino para el sector privado y, además, para el mundo. Porque esta es una de las pocas fábricas del mundo que diseña, que arma los prototipos y que produce. Lo que queremos es que para el 2023, el 50% de la producción de FAdeA sea para el Estado Argentino y 50% para el mundo”.

Esta es una de las pocas fábricas del mundo que diseña, que arma los prototipos y que produce. Lo que queremos es que para el 2023, el 50% de la producción de FAdeA sea para el Estado Argentino y 50% para el mundo”.

Macri adelantó que “no tengo dudas de que vamos a fabricar tres aviones más para el año que viene, y otros tres para el otro año y que cada vez vamos a incorporar más y que seguiremos sumando innovación”.

Por su parte, Antonio Beltramone, presidente de FAdeA, indicó que “después de 10 años, volvemos a fabricar aviones. La presentación de estos tres Pampa III son el símbolo de la reactivación de nuestra fábrica, es una alegría poder compartirlo con ustedes. Estos aviones son el fruto del esfuerzo y compromiso de muchas personas y equipos”.

Agregó que “hoy podemos afirmar que el 2018 será un año record para FAdeA. Por un lado, certificamos el nuevo modelo Pampa III ante la autoridad aeronáutica y se entregarán los 3 aviones que hoy estamos presentando, los cuales se encuentran realizando sus últimos vuelos de alta; y por otro lado, hemos cerrado la mayor cantidad de contratos por fuera del Estado argentino. Hemos comenzado un camino que no tiene retorno, logramos reducir el déficit de la empresa en más de un 80% y encaminarla con nuevos proyectos de largo plazo”.

Macri subido al Pampa III, ayer en Córdoba. (Foto: Prensa FAdeA).

El último avión fabricado en serie en FAdeA fue en octubre de 2008 y el desarrollo de la serie del Pampa III es un proyecto que se inició en 2012, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Se trata de naves biplazas de entrenamiento avanzado y de ataque liviano.

Se trata de aeronaves  que están en condiciones de hacer patrullaje costero de largo alcance; custodia y control fronterizo; misiones aire-aire, aire-tierra y reconocimiento táctico ofensivo. Cuentan con un sistema de aviónica Full Glass Cockpit-Mil 1553, funciones integradas (Nav/Com/Attack), y un sistema de manejo integrado de armamento (SMS).

La producción del Pampa III aumentó la incorporación de componentes nacionales del 2% en versiones anteriores a un 10% en la actualidad.

Por otra parte, la producción del Pampa III aumentó la incorporación de componentes nacionales del 2% en versiones anteriores a un 10% en la actualidad.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.