El informe del FMI complica las chances del oficialismo en las elecciones. Según los datos de diciembre, la contracción -de acuerdo al escenario- sería de entre 1,7 y 6,3%.

El presidente Macri, junto a los ministros Germán Garavano y Patricia Bullrich. (Foto: Presidencia).

La economía será un factor muy relevante en la decisión electoral de 2019. La crisis económica impacta sobre el conjunto de la clase política (el 50,9% dice que votaría a un candidato a presidente que no sea Cristina o Mauricio Macri), pero en mayor medida sobre el presidente, que en la última encuesta de Gustavo Córdoba & Asociados -realizada en enero de este año- cosecha un crítico 22,8% de intención de voto y un 61,3% de desaprobación a su gestión.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

A su vez, frente a la consulta de cuáles son los principales problemas del país, surge el siguiente listado de preocupaciones:

-Inflación: 23,5%.

-Corrupción: 16,2%.

-Endeudamiento: 13,4%.

-Desempleo: 12,9%.

-Pobreza: 10,6%.

Lo económico preocupa al 60,4%.

Cuando los encuestados son preguntados por “el principal problema para usted y su familia”, se produce una radicalización de la agenda económica:

-Inflación: 37,4%.

-Desempleo: 14,1%.

-Inseguridad: 12,1%.

-Endeudamiento:11,4%.

-Corrupción: 11,3%.

Dentro del contexto individual y familiar, la temática económica es percibida como la dificultad principal por el 62,9%.

La encuesta de la consultora cordobesa Gustavo Córdoba & Asociados fue realizada en todo el país, entre el 13 y el 15 de enero de este año, con 1200 casos y técnica de recolección de datos IVR. El error de muestreo es de +/- 2,83% y la confiabilidad del 95%.

Fuente: Gustavo Córdoba & Asociados.
Fuente: Gustavo Córdoba & Asociados.

VER Cae la intención de voto a CFK, Macri, Massa y Urtubey, crece Olmedo y aparece Lousteau.

VER La imagen del presidente es la peor desde que asumió y el 55% votaría por un cambio de gobierno.

VER Polarizados.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) sostiene que “la economía argentina se contraerá ya que las estrictas políticas dirigidas a reducir los desbalances van a frenar la demanda interna”. El trabajo presentado por el organismo en el Foro Económico Mundial de Davos no incluye nuevas cifras para Argentina aunque asegura que el país volverá a crecer el próximo año. Las últimas estimaciones difundidas en diciembre anticiparon una contracción del producto de 1,7 por ciento en 2019. La recuperación llegaría en 2020, cuando el Fondo estima que el PIB crezca 2,7 por ciento.

La caída argentina del 1,7 por ciento en 2019 contempla un desplome del 6,3 por ciento en el consumo privado y un recorte del 9,5 por ciento en la inversión que debería ser amortiguada por una mejora en las exportaciones de 12,7 por ciento. Las cifras del FMI representan un piso para la caída. Al evaluar los riesgos asociados al nivel de endeudamiento que arrastra el país, el organismo contempló una contracción de hasta 6,3 por ciento en el PIB para este año. De acuerdo al organismo multilateral, la recuperación del año próximo no vendrá de un boom agroexportador ni una lluvia de inversiones. El motor para el 2,7 por ciento de crecimiento será una recuperación de 6,5 por ciento en el consumo interno.

La directora Gerente del FMI, Christine Lagarde. Foto: Gentileza.

Si las previsiones del FMI se concretan, el escenario electoral para los candidatos del gobierno será sumamente complicado. Si bien, el componente económico que aparece en primer lugar es la inflación y los pronósticos del Banco Central de la República Argentina (BCRA)  indican un optimista 29% de modificación de los precios (en 2018 ha sido de 47,6%), la propia recesión y retracción del consumo es probable que haga crecer a los otros temas: desempleo, endeudamiento o pobreza.

VER 47,6% de inflación en 2018.

Hasta ahora, la estrategia del gobierno ha sido ordenar sus acciones para aprovechar una leve mejora de la economía a partir del segundo semestre. Los análisis que surgen del FMI señalan que esa posibilidad no existe, por lo que tendrá una evidente traslación al terreno electoral.

El mapa de acciones que ha desarrollado el oficialismo nacional, incluye preservar el voto propio de perfil no peronista y dividir al espacio peronista para que no haya un vencedor opositor en primera vuelta; y para tener posibilidades de triunfar en un eventual ballotage a partir de la construcción de un electorado peronista anti-kirchnerista (el peronismo federal) que no confluya con Cristina Fernández de Kirchner en esa instancia.

A partir del informe del Fondo, que mantiene la crisis económica para 2019, la dinámica que esta adquiera permite presumir -como mínimo- una mayor degradación del sistema político y de las posibilidades electorales del presidente.

A partir del informe del Fondo, que mantiene la crisis económica para 2019, la dinámica que esta adquiera permite presumir -como mínimo- una mayor degradación del sistema político y de las posibilidades electorales del presidente. En general, la historia política enseña que las crisis tienden a generar un fuerte ánimo anti-política, que suele ser aprovechado por propuestas del populismo de derecha -Donald Trump es un ejemplo-, por eso el gobierno y sus operadores trabajan con una agenda de este tipo para tratar de sostener su caudal electoral y su representación política. En ese sentido, apela a la ideologización por derecha de la agenda, como surge de las propuestas de seguridad y contra la corrupción, entre otras, con el objetivo de evitar que este camino de rechazo y sustitución termine concretándose. La pregunta es si la sociedad pondrá a los generadores de la crisis como sus representantes, esto es, si aceptará la transformación que se vislumbra en el relato.

También será importante la magnitud que adquiera la crisis, porque en el informe de diciembre, el FMI indica varios escenarios, que van del 1,7% de achique del PBI al 6,3% para el caso de que hubiera una crisis externa.

Habrá que ver, además, si esa misma presunción se traslada y arrastra las candidaturas oficialistas en las provincias, un supuesto altamente probable.

Normalmente, las crisis económicas producen cambios políticos sustanciales. Por lo tanto, es probable que esta también los produzca.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.