El gobernador criticó a Cambiemos por la baja de la coparticipación, la política de subsidios y la mirada “antipobres”. Fue en el tradicional almuerzo de la Fundación Mediterránea.

El gobernador Schiaretti durante su discurso en la Mediterránea. (Foto Prensa Gobierno de Córdoba).

Menos de la renuncia de Madelón a Belgrano, habló de todo. El gobernador Juan Schiaretti hizo un discurso de posicionamiento en el almuerzo de la Fundación Mediterránea que se realizó ayer y delineó algunos puntos de diferenciación con el gobierno de Mauricio Macri, luego de meses de adhesión impecable.¿Efecto datos de la pobreza, efecto marchas opositoras y oficialistas, inicio de campaña, o sólo “cansancio”, como dijo un funcionario de El Panal? El mandatario eligió temas económicos como coparticipación, política de subsidios, ley de Responsabilidad Fiscal y proyecto de reforma fiscal para criticar a Cambiemos, pero a la vez ponderó el recupero de las relaciones “normales” con la Nación y el apoyo de la Casa Rosada a la obra pública provincial.

En el más explícito discurso de Schiaretti de los últimos tiempos, hubo también una toma de distancia política con la línea más “antipobres” del oficialismo nacional. Sin mencionar a Macri, ni a la “marcha por el choripán”, Schiaretti rechazó la postura de los manifestantes del #1A que mandaron a los piqueteros “a trabajar”. “No se favorece la unidad cuando se manda a trabajar a los piqueteros, como si alguien que está desocupado lo está porque quiere”, redondeó, tras advertir que en las movilizaciones opositoras no se deberían mostrar helicópteros que connotan la renuncia presidencial.

Ver Facebook se enfrenta con el choripán.

Schiaretti llegó al hotel Sheraton donde se realizó el evento (el primero del año de la Fundación que creó Piero Astori) acompañado con dos transparencias con datos sobre la situación fiscal de la Provincia y el plan de obras que Unión por Córdoba prevé para los próximos años. En el salón lo esperaban medio gabinete provincial, legisladores oficialistas y unos pocos representantes de la oposición, donde entre otros, estaban los diputados Javier Pretto y Héctor Baldassi. También había referentes  del mundo empresarial y autoridades de la Mediterránea.

Dispuesto a hablar, se refirió a las negociaciones paritarias con la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), a cuya dirigencia criticó fuertemente; sostuvo que en la inundación en el predio de Taym “estuvimos a un tris del desastre ecológico”; y prometió que a los responsables “les va a caer el peso de la ley”. También se detuvo en la deuda provincial, tema al que apuntan desde la oposición por su mayoritario componente en dólares. Manifestó que los servicios anuales de la deuda implican “menos del 4 por ciento de los ingresos netos provinciales, con un ahorro corriente del orden del 15 por ciento”.

Aunque los números de la pobreza en el Gran Córdoba, que según el INDEC llegó al 40,5 por ciento en el segundo semestre, resuenan aún en los oídos del schiarettismo, no se mencionó el dato. Fuera de micrófono, un ministro señaló que ese porcentaje (diez puntos arriba de la media nacional) es “imposible” para Córdoba, y atribuyó el guarismo al inicio de la campaña electoral para las elecciones de octubre. El gobernador no dijo nada de eso. Remarcó que la “dictadura genocida” destruyó el tejido social y que éste nunca había logrado recomponerse en los años que lleva la democracia. Comparó el 5 por ciento de pobreza que se registraba en 1974, durante el último de Juan Perón, y dijo que a partir de allí el problema siempre fue en ascenso. Luego destacó que su gobierno continuará con las políticas sociales que vienen implementando.

LA CARTA A DUJOVNE

El principal enojo de Schiaretti con la Nación es por plata. El gobernador dijo que el Ministerio de Finanzas de la Nación redujo en los últimos meses la coparticipación del  IVA a la Provincia “porque le pagó deuda a los exportadores de soja”. En ese sentido, señaló que las remesas por coparticipación federal han caído por debajo de la inflación (no así la recaudación por Ingresos Brutos) y que en marzo la baja fue del 21,55% en comparación con igual mes de  2016. “Le escribí una carta a (Nicolás) Dujovne preguntándole porqué había modificado la devolución del IVA sin consultar ni avisar. Yo entiendo que hay que pagarle a los exportadores, pero las provincias estamos con paritarias”, afirmó el mandatario, y sostuvo que en el Palacio de Hacienda “no responden, y cuando uno pregunta, ponen mala cara. (…) La Nación no está cumpliendo con lo que manda la ley de coparticipación y necesitamos que le devuelva (a la Provincia) lo que no pagaron”, lanzó.

Hubo más.  “En estos meses se nota la contradicción entre una política fiscal laxa y una política monetaria que mantiene arriba las tasas de interés”, dijo el titular del Ejecutivo provincial. “No aumentan las tarifas que se pagan en el conurbano, y mantienen altas las tasas de interés. De esta manera, vamos a seguir en el mismo camino, sin una reactivación plena de la economía”, sostuvo, y criticó la política de subsidios a las tarifas públicas de Cambiemos. “Es una vergüenza que los colectivos salgan 11 pesos en Córdoba (sic) y en Capital Federal seis pesos”.

Schiaretti también se refirió a la ley de Responsabilidad Fiscal que impulsan Macri y Dujovne y la reforma fiscal en la que trabaja el Gobierno. La primera, que podría ser aprobada este año para entrar en vigencia en 2018, obliga a los gobiernos provinciales, entre otros puntos, a no aumentar el gasto corriente por encima de la inflación y a no aumentar las plantas de empleados estatales. “Córdoba tiene equilibrio presupuestario; no necesita un acuerdo para establecer el no aumento de la planta de personal. Si nosotros necesitamos más personal en educación, con las salas de tres años, o de salud, o policías, nadie nos va impedir que los nombremos”, aseguró. Ante una platea que por momentos se mostró perpleja por el tono del discurso, el gobernador remarcó que no firmará “nada que implique bajar impuestos si el gobierno no dice cómo va a reemplazar esos ingresos”.

Un rato antes, la titular de la Mediterránea, María Pía Astori, había puntualizado que la “presión fiscal” es uno de los cuatro problemas a atacar por el actual gobierno nacional, junto al tema de la productividad, la creación de empleo privado y de calidad, y la inseguridad. Sobre el proyecto de reforma tributaria destinado a bajar la presión fiscal, según confirmó Dujovne en Londres, Schiaretti dijo: “No acepto que esté por debajo del 32%” del Producto Bruto Interno (PBI). Ni el 18% que hubo en los años ’90 ni el 40% del anterior gobierno nacional”, resaltó. “En Chile, un país que muchos toman como modelo, tuvieron que subir la presión fiscal porque la gente pidió educación pública”, ejemplificó.

Aclaró que los tributos no deben penalizar la producción y consideró que “hay que eliminar Ingresos Brutos porque generó aduanas internas en las provincias”. Al finalizar el discurso, hubo aplausos. Pero también miradas de inteligencia entre propios y extraños. Señores lectores, esta historia continuará.

FRASES CLAVE.

-“No se favorece la unidad cuando se manda a trabajar a los piqueteros, como si alguien que está desocupado lo está porque quiere”.

-“Es una vergüenza que los colectivos salgan 11 pesos en Córdoba (sic) y en Capital Federal seis pesos”.

-“No acepto que la presión tributaria esté por debajo del 32%” del Producto Bruto Interno (PBI)”.

-“Córdoba tiene equilibrio presupuestario; no necesita un acuerdo para establecer el no aumento de la planta de personal”.

-“Con Taym estuvimos a un tris del desastre ecológico, (…) a los responsables les va a caer el peso de la ley”.

bettina.marengo@enredaccion.com.ar

@bettinamarengo

Más vías de contacto:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com