Nicolás Casalánguida confía en sus jugadores. Anoche, después que el griego perdiera frente a Regatas, dijo que "las derrotas a veces te ayudan a profundizar las metas". Una conversación sin filtro con el DT de un Atenas que está de regreso en los primeros planos.

Nicolás Casalanguida, el DT de Atenas. Foto: Gentileza La Liga Contenidos.

No pasan desapercibidas las pasiones del DT de Atenas dentro y fuera de la cancha. Tampoco sus reflexiones y análisis. Anoche, el Carlos Cerutti estuvo como en los grandes momentos de Atenas y el partido con Regatas se vivió con intensidad. Ése parece ser uno de los resultados de la ilusión que transmite este proceso del equipo griego. Cuando ya quedaban los últimos espectadores y colaboradores en el estadio y todo se vuelve familiar, Nicolás Casalánguida dialogó a la salida del vestuario con ENREDACCIÓN. A continuación el tramo principal de la conversación.

VER Oportunidad perdida: Atenas cayó de local frente a los correntinos de Regatas.

VER MÁS ARTÍCULOS DE IGNACIO GARCÍA ITURRIZA.

¿Dónde encontrás los errores que culminaron en la derrota con Regatas?

Creo que no tuvimos la suficiente capacidad colectiva ofensiva para ser efectivos, no tener tantas perdidas y no poder levantar esos porcentajes. La elaboración ofensiva no fue buena por momentos y eso tiene consecuencia directa con el mal rendimiento en la cuestión numérica del partido. El 27 % de tres puntos que tiramos hoy, creo que es un porcentaje raro para el equipo y es algo que no nos preocupa demasiado, porque nosotros no solamente pensamos en la ejecución pura sino más bien en la elaboración para llegar a ese porcentaje, y eso es lo que tenemos que ajustar mayoritariamente.

¿Cuánto mérito tuvo Regatas?

Se notaba en el transcurso del partido que iba a ser un juego parejo. Entonces, al jugar contra un equipo que está acostumbrado a jugar cierres y tiene jugadores que se sienten muy cómodos en esos momentos definitorios, se notaba que cualquier cosa iba a suceder. Creo que gran mérito es de ellos por las deficiencias ofensivas nuestras, pero también hay un margen que tenemos que rever y ajustar, como fueron los bajos porcentajes de tiro libre, bajos porcentajes de tres puntos, y la alta cantidad de pérdidas. Eso es un combo que es muy probable que te genere ineficacia.

Se notaba en el transcurso del partido que iba a ser un juego parejo. Entonces, al jugar contra un equipo que está acostumbrado a jugar cierres y tiene jugadores que se sienten muy cómodos en esos momentos definitorios, se notaba que cualquier cosa iba a suceder.

Siempre hablás de que Atenas está construyendo una mentalidad ganadora con el correr de los partidos, ¿Pensás que esa mentalidad no estuvo presente en el cierre del juego?

Con derrotas o con victorias, el equipo está construyendo una mentalidad que busca ser ganadora. A pesar de la derrota confiamos mucho en el equipo, y confiamos en lo que estamos haciendo y en lo que le está pasando a Atenas, porque es producto del trabajo y del compromiso del equipo. Entonces no siento que por una derrota esa construcción no continúe, al contrario creo que las derrotas a veces te ayudan a profundizar esa meta.

Casalánguida vive los partidos con intensidad. Foto: Gentileza La Liga Contenidos.

¿Cuánto afectó al juego del equipo que Donald Sims no estuviera al 100%?

A mí no me gusta poner excusas. La verdad que Donald Sims no estaba bien, los últimos días no entrenó, pero si estaba en cancha era porque podía ayudarnos, no hay cuestiones externas. Posiblemente no estuvo en el mejor nivel, pero siempre lo que nosotros buscamos es que lo colectivo siga desarrollándose y poder ganar partidos sin depender tanto de las individualidades. Muchas veces logramos ganar partidos sin depender de ninguna individualidad, y eso creo que es lo que nos está haciendo un equipo interesante.

Desde mañana empezaremos a pensar en Quilmes, tenemos dos días y medio para el juego, pero lo más importante es que nosotros podamos volver a crear buenas sensaciones colectivas.

El partido con Quilmes, ¿cómo se plantea?

En principio tenemos que ver qué errores cometimos en este partido con Regatas y bueno, jugaremos otro partido duro. Desde mañana empezaremos a pensar en Quilmes, tenemos dos días y medio para el juego, pero lo más importante es que nosotros podamos volver a crear buenas sensaciones colectivas, a volver a sentirnos cómodos en el juego, algo que hoy (por anoche) no pudimos conseguir. Esto es simple: acá nosotros no dramatizamos y tampoco nos creemos imbatibles aunque estemos pasando por un muy buen nivel.

Sumate al equipo y ayúdanos a seguir contando historias.

i.garciaiturriza@gmail.com

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com