La Gloria demostró en el último partido jugado en el Angél Sandrín que encontró la receta para doblegar al equipo santiagueño. Aquí los factores que tiene a su favor el conjunto de Ariel Rearte para intentar igualar la serie y forzar un quinto partido.

Corre Green y trata de darle caza Van Lacke. Foto: La Liga Contenidos.
Municipalidad de Río Cuarto 3

El partido 4 de la serie entre Instituto y Olímpico, en la que vencen los santiagueños por 2 a 1, se jugará este lunes a las 21 horas, en Alta Córdoba. Se disputa luego del partidazo que el equipo albirrojo le ganó al conjunto de La Banda por 95 a 88 en tiempo suplementario y ante un estadio repleto.

En el último juego, La Gloria pareció encontrar un camino para doblegar al conjunto de Santiago del Estero. Las claves que dejó el análisis de los tres partidos disputados y dónde están las posibles cartas ganadoras que tiene el equipo cordobes, en el contexto de una serie muy pareja en la que hasta ahora vencieron los locales, son las siguientes:

  • Poder imponer su ritmo de juego desde temprano.
  • Tener consistencia y saber cerrar el juego en la “chiquita” (últimos 2 minutos de partido). En el primer partido pudo haber forzado un tiempo suplementario si Bertone hubiera resuelto correctamente la ofensiva luego de tres pérdidas consecutivas del equipo santiagueño.
  • Lograr que el banco de suplentes pueda aportar volumen ofensivo como en el tercer partido
  • Generar condiciones tácticas para que Rodney Green sea determinante en la ofensiva, como lo fue en el último partido. El estadounidense no tuvo un rol superlativo en los encuentros 1 y 2 jugados de visitante, pero recuperó su lugar en la definición del tercero.
  • Cerrar la zona pintada propia como en el partido 3 jugado en Córdoba y dominar en puntos en la pintura contraria.
  • Que Pablo Bertone vuelva a ser importante en la fase de ataque.

LO QUE DEJÓ EL JUEGO 3

Instituto y Olímpico jugaron en un Angél Sandrín que fue llenándose desde bien temprano. El local estaba obligado a ganar, ya que una derrota lo eyectaba de los playoffs y el visitante llegaba con las ganas y la tranquilidad de cerrar la serie en la ruta para no forzar un quinto juego en su casa. Pero el clima en las tribunas no reflejaba para nada la tensión lógica de un partido de “vida o muerte” como este. En cambio, las sensaciones que rodeaban a los jugadores en la entrada en calor, eran de ilusión y confianza en “el equipo”, ya que este demostró a lo largo de toda la temporada regular, no haberse “achicado” ante ningún rival. Y esta, al final, no fue la excepción.

El partido, como era de esperarse, fue muy parejo, al igual que los dos jugados en Santiago del Estero. Solamente que en este, ninguno de los dos equipos pudo sacarse ventaja en el tiempo regular, y hubo que definir en tiempo suplementario.

En el primer tiempo Instituto había sido el dominador claro de los ritmos, ya que la presión defensiva fue constante a lo largo de todo el periodo y también, del otro lado de la cancha, la agresividad y la dinámica vertical le dieron ventaja frente al juego de los santiagueños. Esto sucedió porque el recambio desde el banco no redujo la intensidad de estos factores de juego. El goleador de este tiempo sería el londinense Darren Phillip con 12 puntos y una efectividad del 100% de sus tiros. Cabe destacar el aliento del público luego de una volcada de John De Groat, que sería clave para despertar a su equipo e irse tranquilos al descanso, luego de un parcial de 10-0 que puso a La Gloria 49-41 arriba.

En el segundo tiempo aparecieron los fantasmas.  Se corrió menos,  perdió efectividad la media distancia y su rival pudo imponer sus cualidades, ya que a fuerza de triples y libres se mantuvo en partido hasta empatarlo y llevarlo a tiempo suplementario. Es importante recordar, que otra vez  Instituto tuvo la chance de ganar el juego en la pelota final, pero como en el partido número 1, un mal pase generaría la pérdida del balón y así dejaría pasar otra chance de cerrar el partido.

En el suplementario fue definitoria la aparición del extranjero Rodney Green, atacando el aro y forzando a cometerle faltas a la defensa, un hecho que luego seria aprovechado desde la línea de tiros libres. En la segunda parte del suplementario apareció la consistencia de Pablo Bertone , que con dos robos clave y dos canastas en “la chiquita”, lograría destrabar el juego y llegar a la victoria.

VALIOSO

El aporte de Pablo Bertone con 18 puntos viniendo desde el banco da cuenta del progreso que tuvo el jugador a lo largo de toda la temporada regular. En los playoffs se convirtió en una pieza clave de la ofensiva albirroja.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com