Luciano Lamberti creó su propio género con el libro La maestra rural. Algo así como fantástico-regional, donde lo paranormal con la vida en el campo son tan íntimas como el mate con los criollos. Si aún no lo leíste…¡dale para adelante!

Luciano Lamberti en Córdoba.
Municipalidad de Río Cuarto 3

Algo está por suceder. Desde un primer momento hay certeza de que algo misterioso va a pasar. Con mucho suspenso, Luciano Lamberti hace ingresar al lector en la vida de Angélica Gólnik, una maestra rural y poeta del interior de Córdoba, en la que nada es lo que parece.

En el pueblo piensan que ella está loca debido a ciertos comportamientos extraños y las incoherencias que enseña a sus alumnos. Sin embargo, ninguno de los personajes que convoca Lamberti parecen estar dentro de lo “normal”, y el autor los hace responsables del transcurrir de la historia, porque cada capítulo, titulado con sus nombres, está narrado desde sus propias vivencias y pensamientos, ya que la conocieron o desde algún lugar están conectados con ella.

Uno es Santiago, un estudiante de letras y aspirante a escritor, que quedó fascinado al leer uno de los libros de Gólnik y  cada lectura le genera efectos alucinógenos y paranoicos. Todos los personajes lo son un poco, en relación a diferentes aspectos. Por ejemplo, otra de las voces que incluye Lamberti, es una mujer que asiste a un taller de literatura, quien no acepta críticas y vive pendiente de lo que pasa fuera de su casa, hasta que de tanto “chusmear”, es testigo de cosas inexplicables. Todos los personajes tienen rasgos característicos del lugar y la época, y al mismo tiempo rozan lo bizarro y lo insólito. El comienzo se remonta a la década del ´70.

Además, los capítulos son un viaje por la psicología de los personajes y logran cierta autonomía dentro de la unidad que es la novela, hilvanan y alimentan la historia paranormal que subyace permanentemente, aunque no se sepa hasta los momentos finales con exactitud de qué se tata. En el desarrollo aparece una secta medio delirante, los “Sefraditas”, que tendrán un papel fundamental en el desenlace.

Hay pasajes que están resueltos con humor, pero en general sobrevuela la incertidumbre de un universo, que está más allá del “mundo real”, otra dimensión. Creer o reventar.

Es la primera novela de Lamberti. Un debut interesante porque logra un buen ritmo para llevar al extremo los límites del género. Es cordobés y se nota que conoce los paisajes en los que recrea su escritura.

Otros títulos de Luciano Lamberti. 

El libro de poemas San Francisco Córdoba y la Nouvelle Los campos magnéticos. También, los libros de relatos: Sueños de siesta, El Loro que podía adivinar el futuro y El asesino de chanchos. La maestra rural fue publicada en 2016 por Random House.