Ahora Leyendo
“Canciller Faurie, un inocente va a ser asesinado por el sistema judicial de Estados Unidos”

Miércoles 30 de Septiembre de 2020

“Canciller Faurie, un inocente va a ser asesinado por el sistema judicial de Estados Unidos”

La dramática frase fue escrita por el abogado Juan Carlos Vega y la mamá de Víctor Saldaño, Lidia Guerrero, en el e-mail que le enviaron al canciller argentino, Jorge Faurie. La afirmación se produce en medio de una fuerte controversia sobre la estrategia para salvar la vida del argentino, que podría ser ejecutado en el próximo mes de noviembre.

Enredacción Socios

Cancillería, con el objeto de evitar una confrontación diplomática con el gobierno de Estados Unidos, sostiene un nuevo reclamo judicial ante la Suprema Corte de Justicia de ese país para impedir la ejecución de Saldaño. Su planteo tiene el apoyo de 13 países latinoamericanos. Mientras que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su reconocimiento a la acción.  Dice textualmente: “La CIDH reconoce que el Amicus Curiae (presentado por Argentina) constata las determinaciones y conclusiones adoptadas por la Comisión en su informe de Fondo 24/17, respecto al caso 12254 (Víctor Saldaño). Asimismo, la CIDH considera relevante que dicho Amicus Curiae sea presentado a la Corte Suprema de los EE.UU. con miras al cumplimiento de las recomendaciones emitidas en el informe de Fondo 24/17”.

Manula

Por su parte, Vega y Guerrero rechazan ese planteo y le piden al gobierno y a Faurie que “nos apoye y logre que los 13 países americanos que firman el ‘Amicus Curiae’ se expresen también firmando una Nota Diplomática dirigida al secretario de Estado Americano Mike Pompeo, por la cual se inste al gobierno de Estados Unidos a cumplir con el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y liberar al argentino Saldaño”.

El Papa Francisco recibió a Lidia Guerrero y el abogado Juan Carlos Vega. Se expresó en contra de su ejecución.

Agregan que “esa sería una medida eficaz de la Cancillería Argentina en esta lucha contra la pena de muerte y el racismo en la que llevamos 21 años en soledad”.

“La única diferencia que tiene la tortura de 24 años de Víctor Saldaño con la de los presos de Guantánamo, es que la tortura de Saldaño es responsabilidad exclusiva del Sistema Judicial Americano. Mientras que la Tortura en Guantánamo fue una decisión política-militar”, afirma luego el e-mail dirigido al canciller argentino.

“Señor canciller:  Saldaño va a ser ejecutado. Un Inocente va a ser asesinado por el Sistema Judicial Americano. La historia juzgara este caso (y) el doble estándar en materia de Derechos Humanos de los EE.UU. y el silencio de la Cancillería Argentina durante 2 años y 6 meses, frente a la conducta de los EE.UU. de burlarse de la Comisión Interamericana”, acusan Vega y Guerrero.

El canciller argentino, Jorge Faurie.

Y afirman que “reiteramos que la defensa practica de lo que queda de vida de Víctor Saldaño pasa por exigir al gobierno de los EE.UU. que libere a Víctor Saldaño de conformidad a la Resolución 76/16 de la CIDH. Es decir que cumplan con el Derecho Internacional de los Derechos Humanos”.

El cuestionamiento de Vega y Guerrero a la posición de Cancillería, es el siguiente:

1) Los defensores oficiales de Víctor Saldaño ante la Justicia de Estados Unidos fracasaron en todos los recursos judiciales que presentaron. Todos fueron rechazados. Nada hace pensar que el Writ of Certiorari que apoya la Cancillería Argentina vaya a lograr éxito.

2) El único éxito obtenido en el Caso Saldaño ha sido logrado por las victimas en el caso 12254 ante la CIDH con la Resolución 76/16. Este es el resultado de un trabajo jurídico de 20 años realizado por abogados argentinos ante el único Tribunal Internacional que reconoce EE.UU. como valido conforme la Declaración Americana sobre Derechos Humanos ratificada por el Senado estadounidense en 1948.

3) La Nulidad declarada por la CIDH de las dos Condenas de Muerte impuesta al argentino Saldaño trae como consecuencia el renacimiento de la presunción de inocencia del artículo XXVI de la Declaración Americana.

4) Los EE.UU. nunca cumplieron con ese mandato jurídicamente obligatorio de la CIDH, que implica no sólo sacarlo al argentino del Corredor de la Muerte, sitio técnico de tortura, sino también recuperar su Libertad. Esta es una lógica jurídica elemental con la que debe leerse la Resolución 76/16 de la CIDH. Pretender que la consecuencia de la Resolución 76/16 sea un tercer juicio a Víctor Saldaño, como lo sugiere el abogado Miller (uno de los defensores de Saldaño en Estados Unidos) y apoya la Cancillería, es inmoral y abiertamente contrario al artículo 29 de la Convención Americana. Esta postura sólo busca ocultar el racismo probado en la Justicia Americana.

5) La Discriminación por Raza y Nacionalidad en el Sistema Judicial Americano ha sido el fundamento de la Resolución 76/16 de la CIDH. Y de eso no nos habla la Cancillería Argentina en ningún momento.

Ver también

6) Las victimas hemos pedido a la Cancillería, con fundamento en los artículos 1 y 2 de la Convención Americana que el Señor Canciller exija al gobierno de los EE.UU. en la persona de Mike Pompeo que cumplan con el Derecho Internacional y específicamente con la Resolución 76/16 de la CIDH, y liberen de inmediato al argentino Saldaño. Nunca tuvimos respuesta.

7)  El Sistema Judicial Americano, al cual la Cancillería ha acudido, ha sido declarado fracasado por la CIDH. El artículo 46 de la Convención Americana (P1a), impone como requisito para la admisibilidad de una petición que estén agotados todas las vías del Derecho Interno.

VER NOTA DE CANCILLERÍA ARGENTINA - CASO SALDAÑO - AGOSTO - 2019.

EL CASO SALDAÑO

Víctor Saldaño tiene 46 años, 24 de los cuales ha estado encarcelado, la mayor parte en el “Corredor de la Muerte”, a la espera de su ejecución, por lo que su estado psicológico es grave.

El argentino fue acusado del asesinato del comerciante estadounidense Paul Ray King en 1995, dos veces condenado a muerte, y dos veces anuladas esas sentencias por la CIDH, por las concepciones racistas de la Justicia estadounidense.

La ficha prontuarial de Víctor Saldaño, en Texas, en 1996.

Para la CIDH no hay dudas de que Estados Unidos concretó múltiples violaciones a los Derechos Humanos. Por eso, declaró nulas las dos condenas contra el argentino, ya que los fallos judiciales estuvieron viciados de racismo. Esto es, que a Saldaño lo condenaron por ser latino.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción