Es en la Maternidad Provincial. Estará vigente hasta el viernes 16 de junio. Incluye un control integral de la salud de la mujer a través de estudios específicos según edad y antecedentes.

Desde ayer y hasta el viernes 16 de junio, entre las 8 y las 15 horas, se realiza en la Maternidad Provincial, la primera campaña de detección del cáncer génito-mamario de esta institución. Está destinada a mujeres a partir de los 18 años.

Con ese fin se efectuarán exámenes clínicos mamarios y Papanicolaous. De acuerdo a los antecedentes y al criterio médico, se harán también ecografías mamarias y, en mujeres de más de 40 años, mamografías.

Para hacerse estos controles, las mujeres podrán dirigirse al Servicio de Ginecología del hospital, ubicado en Pasaje Caeiro 1545, de barrio San Vicente. No será necesario sacar turno.

Estas acciones buscan ofrecer la oportunidad de realizar un control integral de la salud génito-mamaria, en un solo día y en forma gratuita.

DETECCIÓN PRECOZ

La campaña se focaliza principalmente en la detección precoz de los cánceres de mama y de cuello de útero. Según el Instituto Nacional del Cáncer, el cáncer de mama es el de mayor incidencia, con una tasa de 71 casos por cada 100.000 mujeres. En Córdoba, el Registro Provincial de Tumores informó que en el período 2004-2013 hubo 14.818 casos de cáncer de mama en toda la provincia, lo cual significa una tasa de 66,3 casos cada 100.000 mujeres. Esto representa alrededor de 1.500 casos nuevos por año.

En cuanto a la mortalidad, se registraron 2.723 defunciones, es decir una tasa de 21,8 muertes cada 100.000.

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta con más frecuencia a mujeres a partir de los 45-50 años. Algunos hábitos saludables pueden contribuir a reducir el riesgo:

-Reducir el consumo de grasas
-Sumar frutas y verduras, para una alimentación equilibrada
-Limitar el consumo de alcohol
-No fumar
-Realizar actividad física

De todas maneras, es importante saber que no todo depende del cuidado. El cáncer de mama es difícil de prevenir en un ciento por ciento, ya que en su desarrollo intervienen factores ambientales, de estilos de vida y también genéticos; algunos de los cuales aún se desconocen.

La detección temprana del cáncer de mama, mediante el examen clínico mamario, la ecografía mamaria o la mamografía, según la edad, aumenta las posibilidades de curación.

En tanto, que el cáncer de cuello de útero es el segundo más frecuente entre las mujeres argentinas y también en la provincia de Córdoba, según datos del Registro Provincial de Tumores. Tiene una tasa ajustada de 11,5 casos cada 100.000 mujeres

Sin embargo, puede detectarse en forma temprana con la ayuda del PAP, estudio que está disponible durante todo el año en el sistema público de salud y cuyo acceso es facilitado en esta campaña.

El riesgo de desarrollar estas enfermedades aumenta con la edad: el cáncer de cuello de útero se ve con más frecuencia en mujeres de entre 35 y 64 años. La prevención del cáncer cérvico-uterino está relacionada además con la prevención de las infecciones de transmisión sexual, dado que la mayoría de los casos de este tipo de cáncer se producen por el virus del papiloma humano (VPH). El uso del preservativo en forma correcta y continua es la medida fundamental de prevención de este y otros virus, como el VIH/SIDA o la hepatitis B y C.

Otra medida de prevención contra este tipo de cáncer es la vacuna contra el VPH, incluida en el calendario oficial de vacunación y que se coloca en forma gratuita a niñas y niños a los 11 años.