Ardió la plazoleta La Gota, en la subida de acceso norte a la Ciudad Universitaria. Era un sector cuidado por voluntarios, donde había sido recreado un bosque nativo serrano. El viernes último se habían reunido para realizarle tareas de mantenimiento.

Ardió uno de los sectores más queridos y cuidados de la Ciudad Universitaria.

Cerca del mediodía del lunes, una noticia triste se adueñó de la comunidad universitaria de Córdoba y de muchos vecinos que pasaban cotidianamente por la plazoleta de avenida Medina Allende, en el acceso norte de la Ciudad Universitaria. Fue debido al incendio que destruyó por completo el bosquecito autóctono que se había recreado y preservado en esa zona de la ciudad, y que era mérito del grupo interdisciplinario Bosque Nativo UNC.

Si bien no se conoce la causal del incendio, un comunicado que emitió ese grupo analizó que se trató debido a algún tipo de accionar humano.

“Hace pocas horas lamentablemente se quemó la plazoleta ‘La Gota’ donde estamos cuidando al Bosque Nativo de la UNC”, arrancaba el comunicado, antes de señalar que “generalmente estos sucesos son antrópicos”, es decir, ocacionados por personas. “Seguramente esta persona ignoraba profundamente o estaba en contra de todas las actividades que se realizaban en La Gota, desde educación ambiental hasta la revalorización del bosque nativo”, continúan.

Un grupo de voluntarios se encargaba de su mantenimiento y habían logrado regalarle a la ciudad un bosque autóctono a pocas cuadras del Centro.

“Seguiremos trabajando”

En el comunicado, el grupo lamenta la pérdida de “muchísimas especies de árboles, arbustos, enredaderas, hierbas y pastos”.

En un intento de reivindicar el esfuerzo, el grupo de universitario advierte que “lo que no se perdió son las ganas de cuidar y concientizar para que se sigan valorando las especies nativas. Como así tampoco se perdió la transformación y la generación de nuevos vínculos de todos los que nos reunimos para cuidar al bosque y que seguiremos trabajando en este espacio”.

De hecho, el viernes último el grupo habría llevado a cabo una actividad mancomunada, convocando a un grupo de voluntarios para realizar tareas de mantenimiento (“como juntar basura, haremos cazuelas para mejorar la filtración del agua y regaremos”, según describían en la convocatoria).

El acondicionado bosquecito duraría sólo tres días. Seguramente ya se están organizando para recuperarlo.

 

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com