La legisladora Carmen Nebreda (Córdoba Podemos) pidió al gobierno que modifique el proyecto de ordenamiento del bosque nativo. Se apoyó en el planteo de las universidades nacionales, que coincidieron con sus pedidos en las comisiones de la Legislatura.

La legisladora provincial Carmen Nebreda. Foto: Mariano Paiz /Archivo.
Municipalidad de Río Cuarto 3
La Galatea

La legisladora Carmen Nebreda (Córdoba Podemos) dijo que las universidades nacionales con asiento en la provincia le dieron la razón a sus dichos sobre el proyecto de ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos. Las casas de altos estudios que emitieron un informe fueron la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), la Universidad de Villa María (UNVM) y la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC).

Nebreda señala que “en el informe de la Comisión de Bosques Nativos del Instituto Superior de Estudios Ambientales (ISEA) encargado por la UNC, se observan cuestiones procedimentales y de contenido”. Destaca en ese sentido, que “la Secretaría de Ambiente del gobierno de Córdoba, en un todo de acuerdo con la Ley Nacional 26.331, debería iniciar un proceso participativo para la elaboración de un nuevo anteproyecto de ley que tome en consideración la legislación provincial vigente, así como todos los elementos aportados desde distintas instituciones y sectores, incluido el presente documento”.

Sobre este aspecto, “se indica que el proceso participativo debe ser amplio para que los habitantes de las distintas regiones de la provincia puedan opinar sobre el anteproyecto” y contemplar la “consulta previa a las comunidades indígenas locales, entre ellas Comechingones y Sanavirones, que recepten y respeten el mandato del artículos 75 inc. 17 de la Constitución Nacional”.

A nivel de contenido, el informe plantea también necesidad de tener en cuenta: la diferencia entre bosque nativo y plantaciones artificiales, el cuidado de la biodiversidad, la prohibición de toda regresividad en los niveles de protección ambiental, la no reducción de la superficie declarada como roja y la prohibición taxativa del desmonte en las zonas amarillas, entre otras observaciones.

Por su parte, el documento presentado por la Universidad de Villa María (UNVM) recupera lo estipulado en un informe técnico anterior de la misma casa de altos estudios donde se considera que “El proyecto presentado (…) podría acrecentar la situación de emergencia ambiental de los bosques nativos” poniendo en riesgo a distintas comunidades.

En tanto, también indica que el proceso de participación ciudadana debe ser “activo y real” en base a lo propuesto por la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo” (CoDeBoNa).

Además, el documento de la UNVM indica que faltan datos sobre capa de infracciones (desmontes) y de superficies quemadas, además de carencia de datos sobre los humedales, entre otros puntos.

Por último, Nebreda afirmó que “el proyecto debe ser reelaborado con otros criterios que tengan en cuenta incorporar la información que falta sobre las distintas capas y áreas y que contemplen una participación ciudadana”.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com