Los resultados de un estudio escandinavo muestran que comer chocolate influye en el riesgo de sufrir fibrilaciones auriculares. Aunque los investigadores son cautos y afirman que aún no se puede establecer una relación causal, este hallazgo se une a otros indicadores que sugieren que el chocolate tiene efectos beneficiosos para la salud.

El chocolate es uno de los principales enemigos de cualquier dieta debido a su alto contenido calórico. Sin embargo, son varios los estudios que asocian su consumo con efectos saludables tales como mantener el cerebro sano o la disminución del riesgo de sufrir cáncer de colon e ictus.

La fibrilación auricular es una arritmia que afecta a más de 33 millones de personas en todo el mundo.

A esta lista se une ahora la fibrilación auricular, una dolencia cardiaca que afecta a más de 33 millones de personas en todo el mundo. Uno de cada cuatro adultos puede desarrollar esta afección durante el transcurso de su vida.

Un equipo internacional de científicos ha realizado un estudio en el que afirman haber encontrado una fuerte asociación entre el consumo de chocolate y  un menor riesgo de padecer este tipo de arritmia, uno de los más comunes.

Los investigadores apuntan que esa relación es mayor en mujeres que ingieren una ración a la semana, y de dos a seis porciones en ese mismo periodo en el caso de los hombres. El estudio se publicó en la revista Heart.

Las personas que participaron del estudio sobre su consumo semanal de chocolate, ingerían porciones equivalente a unos 30 gramos, aunque no especificaban el tipo que comían. El más común en Dinamarca es el chocolate con leche, que suele tener como mínimo un 30% de cacao.

DANESES

El consumo de chocolate, especialmente el chocolate negro, se ha relacionado en otros estudios con varios indicadores de salud cardiaca. Los investigadores querían saber si también podía asociarse con una tasa menor de riesgo de sufrir fibrilación auricular.

Para realizar las pruebas se usaron los datos tomados a 55.500 personas (26.400 hombres y 29.100 mujeres aproximadamente) de edades comprendidas entre los 50 y los 64 años, que participaban en el proyecto Dieta, Cáncer y Salud del Centro de Investigación de la Sociedad Danesa contra el Cáncer.

El periodo de monitorización de los individuos duró una media de 13,5 años. Durante ese tiempo se diagnosticaron 3.346 nuevos casos de fibrilación auricular entre todos los participantes.

Las mujeres que tomaban una ración semanal tenían un 21% menos de sufrir fibrilación auricular.

Tras tener en cuenta otros factores relacionados con enfermedades cardíacas, se estableció que el número de personas que con esta afección era un 10% menor en el grupo que consumía de una a tres porciones al mes en comparación con las que tomaban una sola ración durante el mismo periodo.

La diferencia también era llamativa en otros niveles de consumo. El riesgo era un 17% menor al tomar una ración diaria; un 20% menos comiendo de dos a seis porciones a la semana; y un 14% menos tomando una o más porciones al día.

También se encontraron diferencias al ordenar los datos según el sexo de los participantes. La incidencia de fibrilación auricular en mujeres era mucho menor que en hombres independientemente de la dieta, pero el vínculo entre un alto consumo de chocolate y un menor riesgo de sufrir esta arritmia se mantenía incluso después de eliminar el resto de factores estudiados.

En el caso de las mujeres, la asociación más fuerte, según el estudio era de un 21% menos de riesgo al consumir una ración semanal, mientras que para los hombres era del 23% tomando entre dos y seis raciones a la semana.

Si bien los investigadores señalaron que se deben tomar los resultados del estudio con precaución debido a que las presentaciones más consumidas de chocolate se presentan con elevados contenidos de grasas y azucares, igual apuntan lo siguiente: “A pesar de que la mayoría del chocolate consumido en nuestras muestras probablemente contenían concentraciones bajas de ingredientes potencialmente protectores, seguimos observado una asociación significantemente robusta en términos estadísticos”.

CONTRAINDICACIONES

Los doctores Sean Pokonev y Jonathan Piccini del Centro para la Fibrilación Auricular de la Universidad de Duke en Carolina del Norte (EE UU) publicaron una editorial en la misma revista, en el que se pone la nota de precaución respecto al estudio danés.

-“A pesar de las limitaciones los resultados son interesantes y habría que tenerlos en cuenta para identificar estrategias de prevención”.

-“Los consumidores de chocolate incluidos en el estudio llevaban una vida saludable y tenían una educación superior, factores normalmente asociados a un mejor estado de salud general, lo que podría haber influenciado los datos”.

-“Los autores del trabajo no fueron capaces de tener en cuenta otros factores de riesgo para la fibrilación, como las enfermedades renales o problemas respiratorios como las apneas del sueño”.

QUÉ ES LA FIBRILACIÓN AURICULAR

Cuando el ritmo cardiaco normal se pierde, se produce una arritmia. La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente y se produce cuando en condiciones normales:

La frecuencia cardiaca se eleva o baja. La frecuencia cardiaca es la velocidad a la que late el corazón; es decir, es el número de veces que se contrae por minuto. Lo normal es que la frecuencia esté entre 60 y 100 latidos por minuto. Se produce una arritmia cuando, en condiciones normales, la frecuencia cardiaca baja (braquicardia) o se eleva (taquicardia).

El ritmo cardiaco deja de ser regular. El ritmo cardiaco se refiere a cómo se producen los latidos del corazón; si son regulares o irregulares. El ritmo cardiaco se adapta a las necesidades del organismo en cada momento. Por eso se acelera al hacer ejercicio y va más lento cuando dormimos. Pero, en condiciones normales, debe ser regular.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com