Lo afirmó la diputada nacional Nilda Garré. "No admito que un jefe de la Armada (Marcelo Srur) o un ministro de Defensa (Oscar Aguad) me digan que no sabían lo que estaba pasando con el ARA-san Juan. Si no sabían lo que estaba pasando, realmente son muy inútiles, porque su misión es saber lo que está pasando y buscar las soluciones a los problemas".

El ARA San Juan, en una imagen de archivo.

Nilda Garré afirma que le resultan inexplicables algunas actitudes del gobierno: “Los familiares piden a gritos que siga la búsqueda del submarino y no le han dado solución a este problema, siendo que hay tecnología disponible paras hacerlo”. Las declaraciones de la ex ministra de Defensa durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y actual diputada nacional e integrante de la Comisión Bicameral que investiga la desaparición del ARA-San Juan, fueron hechas durante una entrevista con ENREDACCIÓN el sábado pasado y cuyo contenido político se publica en otro artículo de esta misma edición. Garré participó de un encuentro organizado por el Partido de la Victoria sobre “Seguridad democrática”. Hoy, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, se presentará en el Congreso, convocado por la Comisión Bicameral, para que dé explicaciones sobre la trágico episodio en el que murieron 44 tripulantes. A continuación, los tramos más relevantes de la conversación con Garré.

VER Desaparición del submarino: el ministro de Defensa va al Congreso con mar revuelto.

-¿Qué opina de la desaparición del ARA-San Juan y de la actuación del gobierno y el ministro Aguad??

-Ha sido un hecho muy dramático. Me resultan inexplicables algunas actitudes del gobierno frente a esto. Primero, la demora en dar una respuesta a los familiares que piden a gritos que se siga buscando el submarino, cuando hay tecnología disponible para hacerlo. En diciembre, una empresa, una, pero hay muchas, se presentó e hizo una oferta, que apenas superaba los 3 millones de dólares, que era menor incluso a la recompensa que terminó ofreciendo el gobierno. Eso en diciembre. No sólo no se consideró esa propuesta, sino que no se buscaron otras. Hay robots que pueden buscar el submarino. Los familiares lo piden a gritos y no le han dado solución a este problema. Espero que el ministro Aguad venga el lunes y nos anuncie que el tema está resuelto y se va a contratar una empresa para resolver esto. Nadie le va a pedir que haga un licitación, hasta se va a entender natural una contratación directa por la urgencia del problema. Y tampoco entiendo que no se le da toda la contención a los familiares. Las soluciones que están necesitando, que se les haya prometido becas para los chicos, los hijos de los tripulantes, y esas becas parece que están pendientes. No sé porque obstaculizan los temas en vez de resolverlos rápido para poder resolver una parte del problema. Después, hay que buscar los motivos por los cuales pasó lo que pasó. En el informe 101, en julio del año pasado, al jefe de Gabinete (Marcos Peña) le hice una pregunta: ¿Por qué no se hizo el carenado del submarino? Las recomendaciones de los manuales del submarino, de los fabricantes, dicen que se tiene que hacer en 18 o 24 meses como máximo luego de la reparación de media vida. Llevábamos más de 36 meses y no se había hecho. Había toda una demanda de sectores de la Marina que pedían el carenado. No sabemos si eso pudo haber tenido alguna influencia, porque alguna de las válvulas pudieron haber fallado o haberse afectado. Lo cierto, es que el carenado era pedido y es la instrucción número 1 del Manuel de Instrucciones, y no se había hecho. En julio del año pasado se detectan además algunos problemas en el submarino. Ahora el jefe de la Marina (Marcelo Srur) dice “yo no sabía”. Es inconcebible, es como un cuento de la buena pipa, no termina nunca y nadie tiene la culpa. Pero como no va a saber el jefe de la Armada que en una navegación se registraron algunos problemas. Yo, cuando supe que había problemas con el submarino Santa Cruz, un hecho que la Marina no me advirtió, sino que lo hizo una persona, hijo de un marino que tuvo conocimiento que existía un problema con el Submarino Santa Cruz. No obstante lo cual, el Santa Cruz iba a hacer un ejercicio con un submarino chileno en el Pacífico y me vino a avisar. Corroboré si eso era así, llamé a los responsables, parecía que el submarino tenía un problema. Por supuesto que me decían de la Armada que no iba a pasar nada, que podían ir y hacer el Ejercicio y después volver. Mi orden fue terminante: ‘No va. Pidan disculpas a Chile, pero no podemos arriesgar la vida de los tripulantes, ni el arma estratégica submarino. Se queda acá, se arregla e irá al próximo ejercicio’. No admito que un jefe de la Armada (ante la jueza Marta Yáñez) o un ministro de Defensa me digan que no sabían lo que estaba pasando. Si no sabían lo que estaba pasando, realmente son muy inútiles, porque su misión es saber lo que está pasando y buscar las soluciones a los problemas. Debieron haber destinado el presupuesto necesario para el mantenimiento del submarino. Si pudimos hacer la reparación de media vida, que es más difícil y costosa, como no vamos a poder hacer el mantenimiento, que es más simple y más barato. Es difícil de admitir. Hay que ser cuidadosos, pero muy severos con las responsabilidades que los funcionarios puedan haber incurrido.

La diputada nacional Nilda Garré.

-¿Debería renunciar el ministro Aguad?

-La renuncia es una decisión política del presidente (Mauricio Macri) o personal del ministro. Nosotros, como comisión bicameral que tiene la misión de investigar lo qué sucedió en este hecho, tenemos que establecer las responsabilidades; lo mismo la jueza (Marta Yáñez) que está actuando. La verdad, que sin saber eso, no puedo arriesgarme a decir qué debe suceder con el ministro de Defensa. Pese a ello, entiendo que desde ya hay una ausencia del ministro en el desarrollo de este episodio y una falta de toma decisiones, como esto de seguir buscando al submarino. Dejó ir al buque ruso Yantar. No hizo nada para impedir que se fuera, para prolongar su estadía. Los rusos estaban dispuestos, tenían la mejor disposición. Algunos dicen que hubo presión inglesa, porque los ingleses no quieren un buque ruso en el Mar Argentino. Me parece inadmisible que se hayan aceptado esas presiones si existieron y no descarto que hayan existido. Y también que se hayan limitado los movimiento del Yantar por esas presiones.

El ministro Aguad dejó ir al buque ruso Yantar. No hizo nada para impedir que se fuera, para prolongar su estadía. Los rusos estaban dispuestos, tenían la mejor disposición. Algunos dicen que hubo presión inglesa, porque los ingleses no quieren un buque ruso en el Mar Argentino.

-¿El submarino estaba haciendo tareas de espionaje en aguas de Malvinas o a submarinos ingleses?

-No es probable. La política exterior del gobierno es de absoluto acercamiento a Gran Bretaña. No creo que el submarino estuviera haciendo alguna tarea cercana. Descarto por esta política general y porque el submarino no tenía condiciones de funcionamiento para ir a la zona cercana a Malvinas. También porque no hay ninguna intención de generar algún conflicto con alguna derivación militar cuando hay un mandato de recuperar la soberanía de Malvinas, pero por medios diplomáticos. Ahora, obviamente que tenía orden de observación de todos los movimientos de buques pesqueros y no pesqueros que hubiera en la zona. Esa es una misión del submarino observar lo que pasa y quiénes navegan en el mar Austral.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com